Fundaciones Empresariales

El negocio prendario y las fundaciones

profeco empeño

“Si quieres conocer el valor del dinero,
trata de pedirlo prestado”.
Benjamín Franklin

Por Emilio Guerra Díaz

Recién la Procuraduría Federal de Consumidor clausuró diversas instalaciones de instituciones de asistencia privada que se dedican a la actividad prendaria. La Profeco en comunicado oficial señaló que el motivo se debe a que éstas violaron normas oficiales mexicanas y por violar disposiciones que contempla la Ley Federal de Protección al consumidor como por ejemplo, carecer de un contrato de adhesión (que por supuesto estuviese registrado en la Profeco), donde se informe al pignorante las condiciones de los préstamos otorgados.

Las IAP afectadas son nada más y nada menos que Nacional Monte de Piedad, fundado por Don Pedro Romero de Terreros hace 238 años, el Montepío Luz Saviñón fundada en 1902 (por negarse a la verificación) y la Fundación Rafael Dondé fundada en 1905. Algunas de sus sucursales en tres delegaciones (Cuauhtémoc, Benito Juárez y Miguel Hidalgo) fueron cerradas. Dichas acciones se enmarcan en el Programa Nacional de Verificación de Casas de Empeño 2014 y que se lleva a cabo justo cuando los servicios prendarios son más demandados por la famosa “cuesta de enero”.

A primera vista se pensaría que la actividad prendaria está asociada a una actividad lucrativa solamente, sin embargo, es necesario señalar que aquella fluye por dos opciones, la que se realiza sin fines de lucro y que está representada por estas tres instituciones (Nacional Monte de Piedad, Fundación Dondé y Montepío Luz Saviñón) además de otras centenas de organizaciones en el país, pero también existen organizaciones que reciben empeños de forma lucrativa, es decir, empresas. Existen también cientos de ellas y algunas están afiliadas a la Asociación Nacional de Casas de Empeño (Anace). Una de las más importantes empresas de este tipo es Prendamex.

Prendamex tiene una presencia en el mercado desde hace poco más de tres lustros y opera mediante el sistema de franquicias. Según el periódico La Jornada, cuenta con 870 sucursales y se ha expandido a Estados Unidos y Centroamérica (Jornada 6 de enero).

No obstante en la actividad prendaria también se “han colado” diversos particulares que son conocidos como agiotistas y vienen “trabajando” desde hace ya varias décadas sin ser regulados, controlados e incluso llevan su negocio al margen de la ley. Se caracteriza por establecer préstamos entre particulares con gran desventaja para el solicitante de dinero. De tal manera que el sistema prendario en México tiene tres actores: Instituciones no lucrativas, lucrativas formales y lucrativas no formales.

En el caso de la Fundación Dondé por el hecho de llevar en su nombre la denominación “fundación” compromete ante el público en general la creencia de que está lucrando cuando su espíritu es apoyar a pignorantes de la rapiña y del vil agiotaje. Las IAP brindan servicios defendiéndolos de la usura y del libre arbitrio de los particulares no formales. En el caso de las empresas prendarias también están sujetas a la ley correspondiente.

Pero es necesario señalar que gran parte de las “utilidades” que obtienen las organizaciones no lucrativas por propia disposición legal, no pueden distribuir ese remanente entre particulares sino tienen que invertirlo en su misma causa. Esto explica que tanto Nacional Monte de Piedad y la Fundación Dondé destinen importantes recursos para apoyar las actividades de organizaciones de la sociedad civil que prestan servicios asistenciales.

Es más, por práctica tradicional, el Nacional Monte de Piedad solo otorga donaciones a organizaciones que están constituidas bajo esa figura jurídica y han beneficiado a un amplio sector de necesitados con servicios de salud, educación, bienestar y asistencia.

Es más, el mismo día que se anunció la clausura de sucursales de IAP prendarias, el periódico Reforma publicaba una interesante nota donde señalaba que Rosa Icela Rodríguez, Secretaria de Desarrollo Social del Distrito Federal anunciaba que “El Gobierno del DF y organizaciones privadas financiarán proyectos de asistencia civil en el 2014 por un monto de 19 millones de pesos” mediante el Programa de Financiamiento para la Asistencia e Integración Social (Profais) que a diferencia del año anterior en este 2014 creció en un 71% (Reforma 6 de enero).

Dicho monto millonario para asistencia social en la capital del país está constituido por una contribución de la Fundación Luz Saviñón y Nacional Monte de Piedad de 16 millones de pesos, mientras que el Gobierno de Miguel Ángel Mancera sólo aportará 3 millones.

Ello atestigua la dimensión de la aportación de recursos que provienen de ese tipo de organizaciones no lucrativas dedicadas al servicio prendario y que a la larga tiene beneficios para fines públicos.

Desde el Consejo Directivo

El Presidente del Consejo Directivo señaló que es una pena que la cantante Lucero esté atravesando nuevamente por un escándalo donde no tiene control de daños. Pero señaló que la vida privada de la actriz es asunto suyo pero cuando una imagen como la de ella está asociada a causas sociales, ya toma interés público. Comentó que Rafael Amador y Víctor Gordoa quienes en Radio Fórmula analizaron dentro del programa de Eduardo Ruiz Healy el hecho, tuvieron razón en indicar que el problema es que los artistas de la televisora de Chapultepec no han comprendido el nuevo papel que juegan las redes sociales que se han convertido en el espacio de linchamiento público.

Gordoa dijo que antes eran días de “crea fama y échate a dormir” y hoy son jornadas de “crea fama y ponte a trabajar cotidianamente” para cuidar esa imagen pública. Lucero encabeza la idílica cara altruista de Teletón, es capaz de conmoverse y llorar ante el canto de “Las Mañanitas” a la Virgen de Guadalupe y salir sonriendo ante la caza de un animal (que a pesar de que sea una caza controlada la opinión pública no se detiene a meditarlo y lo asocia fácilmente a la imagen del Rey Juan Carlos matando elefantes). Vaya contradicción, el público la condena por la incongruencia y por ello se anda diciendo que Lucero “no tiene el valor y sí le vale”.

Por otra parte señaló que hay que dar seguimiento a las acciones de la Profeco respecto al cierre de sucursales de Nacional Monte de Piedad, de la Fundación Rafael Dondé y de otras organizaciones prendarias. Se sabe que Profeco está cumpliendo con su mandato y se deben observar los requisitos que estipula para que aquellas operen. Sin embargo quienes conocen cómo trabaja el sistema prendario en sus dos versiones: 1) servicios prestados por el sector filantrópico (no lucrativo) y 2) servicios lucrativos; en realidad distinguen que gran parte de los prestamistas son privados y que hay mucho mercado del agiotaje que está creciendo al margen de la ley, cobrando desorbitantes intereses por empeñar bienes. Ahí se necesita mucha regulación y control.

La Secretaria del Directorio señaló que en Sonora será reconocida la trayectoria profesional del tenor Fernando de la Mora, orgullo de México y voz privilegiada para el mundo. Ya son 30 años de incansable trabajo. Sin embargo se hace necesario recordar que a esa maravillosa carrera operística e intérprete de diversos temas populares tanto de temas clásicos como de canciones populares, le acompaña también una ininterrumpida labor filantrópica que debe destacarse, pues el tenor practica la generosidad al apoyar con sus conciertos distintas causas sociales. El dar se ha vuelto en Fernando un hábito ejemplar.


Emilio Guerra Díaz

Emilio Guerra cuenta con amplia experiencia en la Gestión de la RSC, destacando su trabajo en el área de vinculación con la comunidad que potenciar la inversión social empresarial. Ha gerenciado fundaciones empresariales.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario