Ambiental Noticias RSE

El material más sostenible del mundo para construir es…

El material más sostenible del mundo para construir es…
Escrito por ExpokNews

El material más sostenible del mundo es una prueba más de que podemos luchar contra el calentamiento global… pero va a requerir trabajo.

Nuestra Tierra se está calentando por culpa de todo el dióxido de carbono que hay en el aire. Pero incluso si pudiéramos aspirar tanto CO2 de la atmósfera, sigue habiendo un problema: ¿qué hacemos con todo ello una vez recapturado?

De acuerdo con Fast Company, la respuesta corta es, ponerlo en productos. La respuesta más larga es, ponerlo en los productos adecuados. Concretamente, en hormigón.

Esta sustancia aparentemente inocua que sostiene nuestros edificios es en realidad el material más utilizado de la era moderna. Cada año se producen más de 10,000 millones de toneladas de hormigón. Y por suerte, los científicos están demostrando que también es el lugar más prometedor para meter todo ese CO2.

El material más sostenible del mundo

El hallazgo procede de una nueva investigación de la Universidad de Michigan, que analizó más de 20 tecnologías distintas para la utilización del CO2. De ese total, los investigadores descubrieron que solo cuatro tecnologías tenían más del 50% de posibilidades de beneficiar al medio ambiente. Y las dos más prometedoras eran las del hormigón.

Pero, ¿por qué el hormigón? Por supuesto, es un material popular en términos de escala, pero ¿qué tiene el hormigón que lo convierte en un buen lugar para almacenar el CO2? Como explica Greg Keoleian, director del Centro de Sistemas Sostenibles de la Universidad de Michigan, todo se reduce a la propia molécula de CO2.

El CO2 entra en la atmósfera cada vez que quemamos combustibles fósiles, como el gas y el carbón. Una vez fabricado, se queda ahí porque el CO2 tiene una estructura estable que requiere energía para cambiar. Dependiendo de en qué se quiera convertir el CO2, se necesitará más o menos energía.

Si se pone demasiada energía para convertir el CO2 en otra cosa, simplemente no vale la pena. ¿Por qué? Porque la mayor parte de la energía que generamos hoy en día provoca emisiones de CO2. Y no tiene sentido gastar más CO2 para capturar CO2.

“En muchos casos, se obtendrá un mayor beneficio si se toma esa… energía y se alimenta a la red”, dice Keoleian. Incluso si se utiliza la energía verde para reutilizar el antiguo CO2, hay que tener en cuenta cuáles serían los beneficios de utilizar esa energía verde para calentar las casas o encender las luces.

Pero las tecnologías concretas más prometedoras utilizan muy poca energía para incorporar el CO2. Esto se debe a que cuando el CO2 se incorpora al hormigón, se introduce literalmente en la mezcla. El movimiento natural de batido del hormigón es toda la energía que se necesita para transformar el CO2 en carbonato de calcio, una sustancia que no sólo actúa como relleno sino que refuerza activamente la mezcla de hormigón.

Todo este carbonato cálcico resistente significa que el hormigón necesita menos cemento en su mezcla, lo que supone otro ahorro medioambiental, ya que el cemento es el componente más contaminante del hormigón.

El material más sostenible del mundo para construir es…

“Es una doble ganancia”, dice Dwarak Ravikumar, investigador del Centro de Sistemas Sostenibles, que ha contribuido al trabajo.

Construcción, un proceso muy contaminante

Ahora bien, esto no quiere decir que el hormigón con CO2 sea una cura milagrosa inmediata para nuestro medio ambiente. Puede que solo en ciertos casos sea el material más sostenible del mundo, ya que aunque se comercializan algunos hormigones con CO2, los investigadores de la Universidad de Michigan subrayan que cada método de fabricación debe ser validado.

Además, la construcción es un proceso muy contaminante. Los edificios son responsables de la mayor parte de las emisiones de gases de efecto invernadero. Y el propio hormigón se considera cada vez más una sustancia problemática para nuestras infraestructuras. Aunque es un material común, el hormigón ha sido criticado por su naturaleza a veces impredecible a medida que envejece, lo que ha provocado el derrumbe de varios edificios en los últimos años, incluido un condominio de gran altura cerca de Miami en junio.

Tenemos otros medios más directos para capturar el carbono, dice Keoleian, señalando que la madera cultivada de forma responsable, que se replanta después de la cosecha, es también un material de construcción que secuestra el carbono de nuestra atmósfera. (Una empresa incluso está diseñando “superárboles” para extraer más CO2 del aire). Pero aún así, es difícil ignorar el potencial que esconde el hormigón, una de las muchas herramientas que tendremos que explotar para salvar nuestro planeta.

En términos de materiales, el hormigón es el más utilizado del planeta. Cuando se amplía con CO2, puede tener un beneficio importante.

Greg Keoleian, director del Centro de Sistemas Sostenibles de la Universidad de Michigan.

¿Optarías por usar este, el que podría ser el material más sostenible del mundo?

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario