Ambiental RSE

“El cambio climático no existe”, afirman anuncios de petróleo olvidados

cambio climático no existe petroleras
Escrito por Arianne Lira

En 1982 empresas afirmaron que el cambio climático no existe por medio de su publicidad, ¿es posible que esto persista a la fecha?

En la actualidad, el cambio climático se ha posicionado como una de las problemáticas más graves para el planeta. De hecho, António Guterres, Secretario General de Naciones Unidas, ha afirmado respecto al tema:

Estamos viendo señales de alarma en todos los continentes y regiones, las altas temperaturas, es impactante la pérdida de biodiversidad, la contaminación del aire y del agua, los desastres relacionados con el clima son evidentes.

António Guterres, Secretario General de Naciones Unidas.

En este contexto, se han generado conferencias e iniciativas globales como la conferencia de la ONU sobre el clima y el Acuerdo de París, en donde se busca con empeño mitigar el problema y mantener el objetivo de temperatura de 1,5 grados.

Entre toda esta revolución y problemática, las empresas han aportado no solo por falta de acciones socialmente responsables, sino por propagar desinformación. Y ante ello podría parecer imposible imaginar que un día existió publicidad promocionando mensajes de negación climática.

Sin embargo, de acuerdo con The Guardian así fue. Desde 1980 las empresas de combustibles fósiles han publicado anuncios promocionando de este tipo, y hoy son un lastre que quieren dejemos atrás. Y peor aún: continúa existiendo y propagándose.

La desinformación tiene poder: El cambio climático no existe

Si en la actualidad pensamos que la desinformación y fake news que circulan en las redes sociales es algo nuevo, estamos totalmente equivocados. Es cierto que la difusión de mensajes ha incrementado por al facilidad que nos otorga el Internet, pero la realidad es que esto existe desde años atrás.

Muestra de ello es lo que ha impulsado la industria de los combustibles fósiles, la cual ha invertido en campañas multimillonarias para retrasar la acción climática y sobre todo para confundir a la sociedad en general sobre esta problema y posibles soluciones. Pero la parte más grave es que dicha campaña continúa hasta nuestros días…

Por esta razón, te compartiremos un pequeño recorrido histórico publicitario engañoso desde 1984 hasta… sí, 2021. ¿Imposible de creer? No tanto.

1962: ExxonMobil

¡Cada día, Humble suministra suficiente energía para derretir 7 millones de toneladas de glaciares!

El cambio climático no existe
Life Magazine, 1962.

Conocida anteriormente como Humble y hoy como ExxonMobil, esta empresa petrolera estadounidense no dudó en publicar tal declaración después de que en 1959 se les advirtiera a los jefes del petróleo de ese mismo país que existía la posibilidad de que la quema de combustibles fósiles podría provocar que el calentamiento global fuera tan grave que tendría la capacidad de derretir y sumergir a la ciudad de Nueva York.

1991: Informed Citizens for the Environment

¿Quién te dijo que la tierra se estaba calentando… Chicken Little?”

Informed Citizens for the Environment se caracterizaba por ser un grupo de fachada de empresas de carbón y servicios públicos que tuvo la osadía de quejarse sobre pruebas inexistentes y modelos climáticos inexactos, además de posicionarse como “abierto al debate” respecto al tema.

El cambio climático no existe publicidad
Informed Citizens for the Environment, 1991.

1984-1993: Mobil y ExxonMobil

Estos son los publirreportajes climáticos.

Mobil, anteriormente conocida como Socony-Vacuum Oil Company, fue una de las mayores petroleras de los Estados Unidos hasta su fusión con Exxon. Juntas realizaron una de las campañas de negación climática más completa de todos los tiempos.

El cambio climático no existe petroleras
Izquierda: New York Times, 1984. Derecha: New York Times, 1993.

Desde 1980 hasta el año 2000, crearon ‘publirreportajes’ climáticos (anuncios disfrazados de editoriales) que solían aparecer en The New York Times y otros periódicos. Estos han sido calificados como “el uso más prolongado y regular (semanal) de los medios de comunicación para influir en el público y la élite”.

1997: Coalición Global por el Clima

No arriesgue nuestro futuro económico.

Este grupo fungió como una tapadera para las empresas de servicios públicos, petróleo, carbón, minería, ferrocarriles y automóviles; además apuntó a las negociaciones de Kioto y fue parte de una campaña de 13MDD, con un éxito tal que la Casa Blanca le dijo a GCC: El presidente Bush “rechazó Kioto, en parte, basándose en sus aportes”.

El cambio climático no existe calentamiento global
Global Climate Coalition, 1997

La industria de los combustibles fósiles financió a científicos contrarios para negar la ciencia climática, también promocionó los análisis económicos defectuosos de los economistas financiados por la industria.

2004: BP

No es culpa nuestra, es tuya.

BP plc, anteriormente British Petroleum, es una compañía de energía, dedicada principalmente al petróleo y al gas natural con sede en Londres, Reino Unido. Y entre 2004 y 2006 una de sus campañas de MKT que tuvo un costo de más de 100 MDD al año, introdujo la idea de la huella de carbono.

Y se enfocó en hablar sobre las “actividades humanas de rutina” y las “elecciones de estilo de vida” de “individuos” y el “hogar estadounidense promedio”. Esto con el propósito de transferir la responsabilidad de las empresas a los consumidores. En 2019, BP lanzó una nueva campaña “Conoce tu huella de carbono” en las redes sociales.

2007: Chevron

Esta es la la próxima generación de biocombustibles.

De acuerdo con la empresa petrolera estadounidense, en 2007 esta se estaba asociando con las principales universidades para desarrollar “la próxima generación de biocombustibles”. Y hasta el año pasado, ha pregonado su investigación sobre biocombustibles de algas por medio de anuncios impresos en blanco y negro (2009) hasta comerciales digitales (2018-21). Ejemplo de Greenwashing: hablar limpio pero actuar sucio.

Greenwashing confiere a las empresas un aura de credibilidad ambiental al mismo tiempo que las distrae de su desinformación, cabildeo e inversiones anti-ciencia, anti-energía limpia. El objetivo es defender lo que BP llama la “licencia social para operar” de una empresa.

Una forma en que las empresas de combustibles fósiles se dan un brillo ecológico es establecer, y luego jactarse, de lo que un memorando de estrategia API de 1998 denominó “relaciones de cooperación” con instituciones académicas de renombre.

2006-2008: BP

“¡Somos parte de la solución!”

Según el líder de relaciones públicas de BP, la empresa “desarrolló una estrategia de” todo lo anterior “para comercializar la energía entre 2006 y 2008,” antes de que cualquier candidato presidencial hablara de lo mismo”.

El cambio climático no existe bp
Uno de los muchos anuncios de BP “todos los anteriores” que agrupa el petróleo y el gas natural con fuentes renovables.

Las grandes petroleras continúan impulsando esta narrativa de “solucionismo de combustibles fósiles”, incluido su lenguaje de “todo lo anterior”. Para hacer que este giro funcione, las compañías de combustibles fósiles han estado llamando al metano “limpio” desde al menos la década de 1980.

“El gas natural ya es limpio”, dijeron los anuncios y vallas publicitarias de API en Facebook el año pasado.

La verdad detrás de los anuncios: en contradicción con la ciencia de detener el calentamiento global, las grandes petroleras afirman que los combustibles fósiles serán esenciales para el futuro previsible. El mantra energético de “todo lo anterior” fue, como lo expresó el creativo publicitario de BP, “cooptado por los políticos en 2008” y se convirtió en una pieza central de las políticas energéticas de la administración Obama. La campaña también posicionó al metano como un combustible de “puente limpio”.

2000 a la fecha: Shell

Hacemos el futuro mucho más limpio y mucho mejor para nuestros niños.

Un anuncio de Shell —una empresa de hidrocarburos anglo-neerlandesa que tiene intereses en los sectores petrolífero y del gas natural—, mostró un anuncio el año pasado en el cual aparecían aves en el cielo, campos de granjas eólicas y solares.

La directora ejecutiva de una subsidiaria de energías renovables de Shell dijo que la empresa “hizo el futuro mucho más limpio y mucho mejor para nuestros niños”, y ni una sola referencia a los combustibles fósiles.

Entre 2010 y 2018, el 98,7% de las inversiones de Shell se realizaron en petróleo y gas. Tales tergiversaciones afectan a toda la industria.

En pasado la publicidad afirmó que el cambio climático no existe, y en la actualidad, aunque ya hay conciencia al respecto, no se ha dejado de intentar disminuir la gravedad de la problemática, así como la urgencia para poner una solución por parte de la iniciativa privada.

La falta de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) por parte de las compañías petroleras y de otro tipo, están marcando no solo la actualidad, sino el futuro del bienestar social, ambiental y hasta económico, y la publicidad ha llegado sumamente lejos al respecto, siendo esta un arma superficialmente inofensiva pero con la capacidad de mover masas.

Acerca del autor

Arianne Lira

Licenciada en Letras Latinoamericanas por la UAEMex. Amante de la literatura, cine, teatro y admiradora de Beauvoir, Castellanos y Nin. Interesada en temas de género y cultura en general. Correctora de estilo y redactora en expoknews.

Dejar un comentario