Debes leer... Gobierno Noticias RSE

La gran renuncia en México… poco probable; a diferencia de EE.UU.

La gran renuncia en México
Escrito por Arianne Lira

Mientras en otros países no solo es una opción sino un fenómeno, la gran renuncia en México se considera una posibilidad lejana.

En nuestro país, tener un “trabajo estable” se ha considerado como uno de los mayores privilegios que se pueden disfrutar. Cuidar la fuente de ingresos determina para cantidad de familias una delgada línea entre tener techo y alimento al día siguiente o el próximo mes.

Sin embargo, la realidad es que esto no es así en el resto del mundo y mucho menos en el país vecino. Tras la pandemia, según datos de El Economista, se ha generado una fenómeno de renuncias inimaginables en Estados Unidos. Esto se deriva de las condiciones que han impuesto las empresas y que no van acorde a las necesidades de los colaboradores.

Dicha falta de aceptación también existe en México, pero simplemente es invisible porque los colaboradores guardan silencio y toleran circunstancias que no les son del todo convenientes, por lo que la gran renuncia en México es poco probable. Analicemos este fenómeno del cual no podemos darnos el lujo de formar parte y descubramos por qué.

La gran renuncia en México es poco probable

Siguiendo información de Statista, la tasa de desocupación en México alcanzó el 4,08% de la población económicamente activa en julio de 2021. Mientras el número de personas desocupadas en el país registró un aumento importante en la segunda mitad de 2020, tras el brote de COVID-19.

México no fue el único país que padeció el duro golpe en la emergencia sanitaria en cuestiones laborales, pero esta situación incrustó aún más la idea que ya se tenía de cuidar “a capa y espada” el trabajo.

La gran renuncia en México

Hoy, tras una recuperación considerable de las actividades detenidas por la contingencia, se ha presentado un fenómeno particular: 4.5 millones de colaboradores estadounidenses han presentado sus renuncias por circunstancias como las siguientes:

  • Regreso presencial a los centros de trabajo.
  • Horarios.
  • Condiciones sanitarias.
  • Pérdida del home office.
  • Relación con compañeros tóxicos.
  • Relación presencial con el jefe inmediato.

Tales circunstancias también se han vivido en México, sin embargo, una de las tantas desventajas que tenemos en el ámbito, es que nosotros, por ejemplo, no contamos con los mismos beneficios que tienen en otros países, como un seguro por desempleo.

Tan solo en EE.UU., el gobierno ha puesto a disposición de la población programas para recibir las ayudas del seguro de desempleo y también para encontrar un trabajo, mientras que en nuestro país los habitantes se sienten afortunados por tener empleo, a pesar de que este no sea el mejor por las condiciones de trabajo.

Las circunstancias laborales en México

Amplias jornadas

México se mantiene como el país con las jornadas más extensas, incluso durante la pandemia. En promedio, los mexicanos laboran 2,124 horas al año, esta proporción es de 1,687 entre los países de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE).

La gran renuncia en México jornadas laborales

Ante esto, Roberto Martínez, director del Centro de la OCDE en Mexico comparte:

“En México se trabaja, de manera muy notable, más horas que el promedio de los países de la OCDE y, al mismo tiempo, la productividad durante esas horas de trabajo no es igual de alta. Parece que hay un bono cultural que reconoce o da mayor valor al trabajo de las personas por el número de horas que destina al trabajo más allá del valor que generan durante ese tiempo”.

Salarios poco competitivos

Datos de el economista afirman que tomando en cuenta los 57.1 millones de mexicanos que tienen un trabajo remunerado, solo 2 de cada 100 perciben más de 18,483 pesos al mes, un equivalente a cinco salarios mínimos, mientras que el 31% gana de 0 a 3,697 pesos mensuales, apenas un salario mínimo.

Los hogares mexicanos gastan en promedio 15,799 pesos mensuales para el mantenimiento del hogar y el pago de deudas, lo que significa que un hogar necesita más de una fuente de ingresos.

La gran renuncia en México sueldos

Una canasta básica alimentaria representa 3,383 pesos mensuales en zonas urbanas, de acuerdo con el Coneval. 57% del gasto de los hogares se destina sólo a la alimentación y el transporte.

Falta de prestaciones

En nuestro país, al menos 6 de cada 10 personas con una actividad productiva en el país carece de la condición de protección social, y la realidad no cambia si se contemplan otras características. El 34% de los asalariados en México labora sin prestaciones.

La ocupación informal

Ante la falta de oportunidades, la ocupación informal en septiembre de 2021 en México, de acuerdo al Inegi, ascendió a 31 millones y situó la tasa en el 56.2%, cifra superior en 1.3 puntos porcentuales comparada con el noveno mes de 2020.

Esto trae grandes desventajas para quienes la practican, ya que cuentan con bajo salarios, poca estabilidad laboral, escasa cobertura de la seguridad social e incumplimiento de los derechos laborales.

No obstante, cabe destacar que si bien gran parte de esta problemática tiene un trasfondo gubernamental y de falta de regulaciones e iniciativas, la situación desfavorable para los mexicanos también radica —en gran parte— por la falta de responsabilidad social de las empresas.

La gran renuncia en México comercio

Ejemplo de ello es la poca añadidura de las empresas a la NOM-35, la cual tiene como objetivo establecer los elementos para identificar, analizar y prevenir los factores de riesgo psicosocial, así como promover un entorno organizacional favorable en los centros de trabajo.

¿En dónde quedó la RSE?

La Responsabilidad Social Empresarial (RSE) es una visión de negocios que integra el respeto por las personas, los valores éticos, la comunidad y el medio ambiente con la gestión misma de la empresa, independientemente de los productos o servicios que esta ofrece, del sector al que pertenece, de su tamaño o nacionalidad.

Si analizamos a fondo lo que implica ser una empresa socialmente responsable podremos encontrar que trae consigo no solo ventajas para los colaboradores sino para la corporación misma.

Un estudio publicado por Cone Communications y realizado en EE.UU. reveló que 93% de los trabajadores desea trabajar para una empresa que se preocupe por ellos como individuos, y no es distinto en otros lugares del mundo como lo es en México.

La gran renuncia en México RSE

Además, los profesionales actuales están en busca de beneficios como:

  • Seguro de salud (94%).
  • Paquete financiero competitivo (92%).
  • Apoyo a causas ambientales y sociales importantes (64%).
  • Oportunidades para participar activamente en mejorar las prácticas de RSE en su organización (78%).

Esto resulta relevante si de retención de talento se trata, ya que si bien en México aún un porcentaje significativo como en EE.UU. no tiene la posibilidad de renunciar, esto no significa que no existan renuncias. De hecho la contratación de un nuevo talento suele costar entre un 30 y 40% anual más de lo presupuestado a las empresas.

Hoy en día la gran renuncia en México es poco probable, sin embargo, las compañías deben abusar de la necesidad económica que los colaboradores tienen y ofrecer circunstancias laborales poco responsables.

Acerca del autor

Arianne Lira

Licenciada en Letras Latinoamericanas por la UAEMex. Amante de la literatura, cine, teatro y admiradora de Beauvoir, Castellanos y Nin. Interesada en temas de género y cultura en general. Correctora de estilo y redactora en expoknews.

Dejar un comentario