RSE

La cadena estadunidense de farmacias CVS anunció que dejará de vender productos de tabaco, incluidos cigarrillos, a partir de este miércoles, un mes antes de lo previsto, como parte de su decisión de cambiar su nombre corporativo.

CVS, la segunda cadena de farmacias más grande de Estados Unidos, pasará ahora a ser conocida como CVS Health, a fin de reflejar su “amplio compromiso con la salud”, indicó en un comunicado el corporativo, que tiene su sede en Rhode Island.

En enero pasado CVS dio a conocer su intención de dejar de vender productos de tabaco a partir de octubre próximo en sus más de 7,600 establecimientos en todo el país.

El anuncio, aplaudido por el presidente estadunidense Barack Obama, resultará en la pérdida de ingresos por dos mil millones de dólares, apenas poco más del 1.0% de sus ventas de 120,000 millones de dólares anuales.

“Al eliminar la venta de cigarrillos y productos de tabaco de nuestras tiendas, nosotros podemos hacer la diferencia en la salud de todos los estadunidenses”, refirió el presidente de la empresa, Larry Merlo.

Troyen A. Brenan, jefe médico de CVS, mencionó por su parte que la venta de estos productos contraviene el objetivo de la empresa de ofrecer servicios de cuidado médico a los consumidores estadunidenses.

“Aún más importante, evidencia en desarrollo señala que el retiro de productos de tabaco de las farmacias, resultará en sustanciales bajos índices de fumadores, con implicaciones en una reducción en las muertes relacionadas al tabaco”, señaló.

Meses atrás la Administración Federal de Drogas y Alimentos (FDA) puso en marcha una campaña de educación para prevenir y reducir el consumo de tabaco entre los adolescentes.

La campaña de la FDA, a un costo de 115 millones de dólares está enfocada en los 10 millones de jóvenes de entre 13 y 17 años que son considerados como potenciales consumidores de tabaco o que han empezado a experimentar con esta sustancia.

Fuente: El Economista

Acerca del autor

ExpokNews