RSE

¿Qué hizo el CEO de esta empresa para generar gran lealtad?

Imagen: marketbasketfoods.com

Imagen: marketbasketfoods.com

Cuando un CEO se pregunte qué tanto influyen los colaboradores en su éxito en el puesto tendrá que ver el caso de la cadena de supermercados Market Basket, su CEO Arthur T. Demoulas y las personas que arriesgaron sus empleos por apoyar a su líder.

La historia empezó en junio, cuando el consejo de esta empresa familiar de Nueva Inglaterra, Estados Unidos, decidió despedir al CEO. Entonces los trabajadores de todos los niveles (desde el almacén hasta la gerencia de tiendas) dejaron sus puestos para empezar una huelga. Las tiendas quedaron vacías y sin poder vender, y muchos clientes se pusieron del lado de los huelguistas.

Lo único que querían estos colaboradores, que no están protegidos por ningún sindicato, era que Demoulas regresara a liderar la compañía, y después de dos meses lo lograron. ¿Por qué esta insistencia? Al parecer, el llamado «buen Arthur» (para diferenciarlo de su primo, Arthur S. Demoulas, quien también trabaja en la empresa) tiene un especial interés en repartir las ganancias del Market Basket con sus empleados, además de que conoce a muchos por su nombre, les llama personalmente cuando su familia sufría de algún problema y con frecuencia dona parte de su dinero a proyectos de la comunidad. Por supuesto, esto generó un gran afecto hacia su persona por parte de las 25 mil personas que trabajan en la empresa.

Por su parte, Arthur S. Demoulas, a pesar de que no es un villano, favorecía a los accionistas familiares más que a los trabajadores. Por medio de una serie de acciones legales, el «el Arthur malo» ganó el control de la empresa y decidió despedir a su primo, pero gracias a las protestas se le permitió a Arthur T. comprar el 50.5% de manos de su homónimo y regresar a su posición como CEO.

Como se dijo anteriormente, el «Arthur malo» no es en realidad malo, pero no se puede negar que Arthur T., el ganador de la batalla, comprendió algo que su primo no: la lealtad tiene que ganarse, y puede lograrse mediante la responsabilidad social. Al compensar con sueldos justos a sus colaboradores y tratarlos como personas, el CEO logró generar una cultura ética dentro de la empresa, que a la larga beneficia a todos, ya que hay menos rotación de personal, mejor atención al cliente y al final tiene un impacto positivo en las ganancias.

Con información de:
FastCompany

Acerca del autor

María José Evia H

Comunicadora especializada en medios digitales, literatura y equidad de género. Coordina, escribe y edita contenidos de ExpokNews y la Síntesis diaria, además de colaborar en medios como Letroactivos, Letras Libres, Lee + y Equilibrio. Aquí sus redes sociales.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Caballocalco No. 42 Int 28, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact