RSE

Crean tela “inteligente” con bacterias, té y levadura

El Fashion Lab trabaja en un “espejo mágico” que permita a los clientes ver una imagen virtual de sí mismos con distinta ropa.

La diseñadora Suzanne Lee creó una tela inteligente que crece sola tras ser cultivada con la ayuda de bacterias, tés y levaduras, y que permite producir ropa biodegradable.

“Tuve una conversación con un biólogo que me dio la idea de cultivar ropa en un laboratorio”, explicó la modista y eso es precisamente lo que hizo recientemente en un taller ubicado en el centro de Londres.

Lee empleó una mezcla de té verde, azúcar, bacterias y levadura, para cultivar un material que ella describe como “cuero vegetal”.

La tela necesita dos semanas para crecer y después se coloca en un molde con el que se confeccionó un vestido. En un futuro intentarán producir bolsos y muebles con estilos de vanguardia.

Sin embargo, el material presenta algunos problemas dado que es biodegradable, por lo que pasados cinco años la ropa se pudre.

“Llegados a ese punto puedes usarla como compostaje junto con el resto de residuos vegetales”, explicó Lee.

Las ventajas más importantes de este material son sus bajos costos de producción y su forma amigable de interactuar con el medio ambiente.

“La industria textil de la moda está buscando desesperadamente reducir sus emisiones de dióxido de carbono y quiere materiales más sustentables”, afirma la diseñadora.

El siguiente paso del proceso será hallar un modo de conservar el tejido por más tiempo.

“Para llegar a ello se necesita ciencia avanzada, pero con los fondos adecuados tiene el potencial de ser una alternativa radical a las telas convencionales”, aseguró.

Aunque diseñar ropa con el uso de computadoras no es algo nuevo, esta técnica se está extendido en el mundo de la moda, algo que el diseñador francés Julien Fournie quiere cambiar.

Fournie empezó a trabajar en la industria de la moda con Jean-Paul Gaultier, pero ahora está más en contacto con ingenieros que con fashionistas.

Los ingenieros trabajan en programas de diseño que puedan convertir los bocetos de Fournier en una nueva colección.

“Al principio era como una rata de laboratorio, muchos ingenieros e informáticos a mi alrededor. Pero ellos me escucharon, querían hallar soluciones para mí. Grabaron mis hábitos de trabajo, querían saber cómo hago mis creaciones”, dijo.

Recientemente, Fournie ha experimentado con la confección de prendas de neopreno, un tipo de goma. Es un material muy difícil de trabajar y, según Fournie, la única forma de hacerlo sería uniendo las piezas con pegamento.

Por su parte, FashionLab trabaja en un “espejo mágico”, que podría usarse en las tiendas para que los clientes puedan ver una imagen virtual de sí mismos con distinta ropa.

“La tienda podría tener un espejo mágico con un avatar personal con las medidas exactas de tu cuerpo para mostrarte cómo te verías con la ropa nueva”, explicó Jerome Bergeret, director de FashionLab.

Admite que al proyecto le faltan tres o cinco años de investigación antes de que se haga realidad.

Fuente: milenio.com
Publicada: 09 de Junio de 2012

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]