Toks te comparte cinco consejos para que puedas ser parte de la cadena de valor de una empresa.

Actualmente son pocas las personas que se atreven a emprender un negocio para convertirse en pequeños productores. Muchos de estos emprendedores fabrican cientos de los artículos que ofrecen en bazares, mercados y exposiciones con el objetivo de que conozcas su trabajo.

La mayoría de estos productos se consideran como artesanales, y no cuentan con una producción tan grande como la que estás acostumbrado a encontrar en supermercados o centros comerciales, ¿pero cómo un pequeño productor podría ser parte de la cadena de suministro de una gran empresa?

Una parte fundamental de las empresas es su cadena de valor, ya que sin esta no se podrían llevar acabo las actividades de la empresa de forma correcta.

Actualmente la cadena restaurantera Toks, es un ejemplo de cómo se pueden impulsar las habilidades de pequeños productores de algunas comunidades de México para incluirlas a la cadena de valor. Esto lo hace a través de su estrategia de responsabilidad social llamada Proyectos Productivos, con la cual impulsa productos como miel, granola, mole, chocolate y el caso de éxito de mermeladas Santa Rosa.

Gracias a este último proyecto, cinco mujeres de la comunidad de Santa Rosa, en Guanajuato, se han convertido en microempresarias que ahora forman parte de la cadena de valor de los restaurantes Toks de la República Mexicana. Lo que significa un verdadero ejemplo para las mujeres y hombres de la comunidad donde fabrican las mermeladas.

En una plática con Gustavo Pérez Berlanga, director de Responsabilidad Social de Restaurantes Toks, nos compartió cinco consejos clave de para saber cómo puedes ser un proveedor de una gran empresa.

Guía para convertirte en un proveedor de una gran empresa

1. Vende calidad

Como pequeño productor debes enfocarte a la calidad, ya que esta define la responsabilidad y la seriedad de tu producto, de acuerdo con Gustavo Pérez no es negociable; cuando tu producto cuenta con esta característica, la permanencia será a largo plazo y tendrá estabilidad en el mercado.

2. Busca capacitación

Debes reafirmar tus habilidades como emprendedor y estar dispuesto a seguir aprendiendo y actualizándote acerca de estrategias de emprendimiento.

Para hacer posible esta preparación puedes acercarte a fundaciones, instituciones, organismos internacionales o locales e incluso al mismo gobierno; ya que ellos tienen el expertise para brindarte capacitación en este tema.

3. Ofrece valor

Más allá de vender un producto la clave está en brindar soluciones, de esta manera el cliente valorará más el trabajo, le sirva a la empresa para su modelo de negocio.

4. Considera un producto con futuro en el mercado

Debes tomar en cuenta lo que pueden demandar los consumidores y sobre eso basar tu esquema de negocio; siempre recuerda que el producto debe tener salida al mercado, ya que de no ser así tus esfuerzos como pequeño productor serán un desperdicio.

5. Elige un lugar

De acuerdo a la demografía de un lugar puedes encontrar la región más adecuada para comercializar tus productos y así integrarlos a la cadena de valor de una compañía.

Con estos cinco consejos la cadena restaurantera planea que hombres y mujeres con espíritu emprendedor, se preparen para ser parte de la cadena de valor de una empresa e impacten de forma positiva con sus productos.

infog-toks-proovedor

Acerca del autor

Marisol López

Comunicóloga titulada por la Universidad del Valle de México, apasionada por la web y otras herramientas que están en la red, amante de la radio y la tecnología.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Caballocalco No. 42 Int 28, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact