La atmósfera ya está sobrecargada  de carbono y los océanos de ácido…¿se podrá revertir?

El cambio climático es uno de los problemas que en la actualidad estamos enfrentando día con día. Ante ello, varias empresas se han unido con el fin de limitar y disminuir las emisiones de carbono, y que -aunque casi no se note- esto sí está funcionando.

La atmósfera ya está sobrecargada  de carbono, los océanos se están haciendo ácidos;  los bosques se están reduciendo, y las reservas subterráneas de combustible fósil se están vaciando.

Científicos y campesinos creen que la productividad agrícola provocará un cambio de paradigma en la agricultura y detonará el abandono de prácticas convencionales como la labranza, remoción de residuos de cosechas, monocultivos, pastoreo excesivo y el uso generalizado de fertilizante químico y pesticida.

Cabe mencionar que las vacas que se encuentran en todo el mundo, son causantes del 14.5% del efecto invernadero ¿puedes creerlo?

La ganadería intensiva provoca una gran emisión de metano que finalmente es expulsado por los mamíferos a modo de gases durante su proceso de digestión.

El ganado, emana por lo menos 25 galones de metano al día, es por eso que actualmente está siendo estudiando como una parte potencial de la solución al cambio climático por su papel en la fertilización natural del suelo y en los ciclos de los nutrientes.

¿Cómo mitigar el cambio climático?

Lamentablemente, recortar las emisiones de gases de efecto invernadero no evitará un futuro desolador: la cantidad de gases de efecto invernadero que ya está en la atmósfera asegura que habrá graves problemas en el futuro.

Para quitar el carbono de la atmósfera, una opción podría ser capturare carbono del suelo y de la vegetación

El proceso comenzó con la llegada de la agricultura hace 10.000 años y se aceleró a lo largo del último siglo conforme se expandieron rápidamente la agricultura industrial y la ganadería.

Rattan Lal,  director del Centro de Manejo y Secuestro de Carbono de la Universidad de Ohio, calcula que el suelo tiene el potencial de capturar carbón a una tasa de entre 0,9 y 2,6 gigatoneladas al año.

De acuerdo con NY Times, esa es una pequeña parte de las 10 gigatoneladas al año de las emisiones de carbón actuales.

“Poner el carbono de regreso en el suelo no solo implicar mitigar el cambio climático, sino también mejorar la salud humana, la productividad, la seguridad alimenticia, la calidad del agua y la calidad del aire… todo”, me dijo Lal por teléfono. “Es una opción con la que todos ganamos”.

Así como el mandatario de Estados Unidos, Donald Trump, hay algunos científicos que se siguen mostrando escépticos respecto a la agricultura regenerativa y argumentan que su impacto será pequeño o solo funcionará con ciertos tipos de suelo.

Acerca del autor

Janneth Del Real

Licenciada en Periodismo por la Escuela de Periodismo Carlos Septién. Ha trabajado en el periódico Mas por Más, revista SuperMujer, Pulso Pyme, Linio y en el Periódico AM de Querétaro. Actualmente desarrolla contenidos para Expoknews.

Mujer positiva que siempre busca el para qué de las cosas.