Comunicados de Prensa

¿Cómo está apoyando el sector financiero la reducción de carbono?

Escrito por ExpokNews

Para disminuir las emisiones de efecto invernadero únicamente en México, se requiere una inversión de… ¡más de 2 billones de pesos!

Las consecuencias del cambio climático en la economía del país son preocupantes, ya que los daños del comienzan a impactar los ecosistemas naturales y el desarrollo de la humanidad.

Ejemplo de ello es la sequía, la cual se encuentra afectando a la agricultura mexicana, ya que al no haber agua y otros recursos naturales para la producción de alimentos, es muy probable que los precios de los alimentos provenientes de dicha actividad se eleven. Además, este sector emplea a más del 15% de la población, por lo que también afecta el sustento de miles de familias.

Para afrontar el cambio climático, es necesaria una transformación en la estructura de nuestra sociedad, así como en nuestra relación con la naturaleza y el medio ambiente, por lo tanto, también se debe modificarse la manera en la que se desarrolla nuestra economía.

Para llevar a cabo los cambios necesarios y afrontar la crisis climática se requiere de inversión para la construcción de infraestructura y tecnología, así como para la investigación. En ese sentido, el sector financiero juega un papel muy importante respecto al financiamiento de este tipo de proyectos que ayuden a disminuir el impacto ambiental y contribuyan al desarrollo económico del país.

Para tener un panorama de la situación actual del país, en cuanto al financiamiento en distintos sectores dirigido a la disminución de su impacto ambiental, la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) dio a conocer los resultados del estudio El Mercado Bursátil mexicano y las contribuciones nacionalmente determinadas.

Estudio en colaboración con el gobierno británico

El estudio se realizó en colaboración con la plataforma mexicana de carbono de la BMV MEXICO2, junto con el gobierno británico. El objetivo fue tener una primera aproximación para estimar las aportaciones del mercado bursátil en la lucha contra el cambio climático, así como evaluar qué sectores económicos están recibiendo mayor apoyo para reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero y cuáles presentan menores aportaciones.

Lo que buscamos es acompañar al sector privado y al sector público en este proceso porque para nosotros es central impulsar el financiamiento necesario para cumplir con los compromisos climáticos de México.

José Oriol Bosch Par, director general de la Bolsa Mexicana de Valores.

El estudio está cofinanciado por el programa del reino unido UK PACT, el cual trabaja en 8 países, entre ellos México, con el objetivo de apoyar a los socios a implementar sus acciones de reducción de emisiones de carbono (GEI) de acuerdo con sus Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional (CDN).

Las CDN representan los compromisos asumidos por los países para la reducción de los GEI y la adaptación al cambio climático, de acuerdo con la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y el Acuerdo de París de 2015.

Como saben, las acciones a favor del medio ambiente de la presidencia del Reino Unido no acabaron con la COP26, sino que dura todo el año. El compromiso con acción climática no tiene fecha límite, nuestra intención es seguir apoyando a países como México, de la mano de nuestros colegas, para hacerle frente a la lucha contra el cambio climático.

Gabriela Rodríguez, directora de Políticas Climáticas, Energía y Ciudades del Futuro de la Embajada Británica en CDMX.

Metodología del estudio

Para este estudio se tomó como punto de partida los resultados del informe realizado por el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC) del 2018, en el cual se afirma que para llegar a la meta de la reducción de GEI para el 2030, en México es necesaria una inversión de 126 mil millones de dólares, es decir 2 billones 400 mil millones de pesos en un periodo del 2015 al 2030.

El estudio permite visualizar las aportaciones del mercado bursátil en la lucha contra el cambio climático, además de conocer qué sectores tienen mayor representación en el mercado de valores y en cuáles hace falta apoyarlos más para canalizar mayor cantidad de aportaciones.

Asimismo, permite identificar cuáles son las áreas en las que los participantes del sistema financiero tienen mejor oportunidad de incorporar las aportaciones financieras, y obtener una mejor información ambiental, social y de gobierno corporativo en los reportes de sustentabilidad.

Para el estudio se hizo un análisis de las contribuciones del mercado bursátil a cada uno de los siguientes sectores:

  • Energía.
  • Transporte.
  • Residuos.
  • Agricultura y ganado.
  • Petróleo y gas.
  • Residencial y comercial.
  • Forestación e industrias relacionadas.

Resultados del estudio

Primero se analizó el mercado deuda, el cual se refiere a los diversos bonos dados por la BMV a los distintos sectores que son ocupados para financiar los proyectos verdes y sustentables. En total, los recursos canalizados ascienden a 134 mil millones de pesos, este monto representa aproximadamente el 5.5% de inversión requerida según el estudio del INECC.

En ese sentido se encontró que los sectores con mayor número de aportación son:

  • Energía con 68 mil millones de dólares
  • Transporte con 28 mil millones de dólares
  • Forestación e industrias relacionadas con más de 11 mil millones

Sin embargo, la inversión en los sectores de transporte y energía que es requerida para disminuir las emisiones de acuerdo al INECC, solo representa menos del 10%. En cambio, el sector residencial y comercial cuenta con más del 49% de financiamiento, y el sector de agricultura y ganadería con el 34%, es decir que estos sectores ya tienen un tercio de la inversión necesaria.

Por otro lado, se revisó el reporte de sustentabilidad de las empresas de estos sectores. En total fueron 31 empresas registradas en la bolsa con más de 1,500 contribuciones.

Además, se analizaron instrumentos alternativos de inversión, los cuales son parte central del documento porque son una herramienta para canalizar recursos desde el mercado bursátil hasta proyectos ambientales, estos son:

  • Fideicomisos bursátiles de bienes raíces.
  • Fideicomisos bursátiles dedicados a infraestructura o energía.
  • Certificados bursátiles para proyectos en desarrollo.
  • Certificados bursátiles de inversión.

En general, en un periodo del 2015 al 2019, se destinaron 529 millones de pesos a iniciativas energéticas y 114 millones a iniciativas para el ahorro de agua. El estudio demuestra que existen pocos informes de sustentabilidad públicos, se estima que solo el 36% de los fideicomisos contaron con un reporte ambiental por lo que es importante aumentar la cantidad de información.

De igual forma, existe un rezago en cuanto a la información ambiental, social y de gobierno corporativo en las empresas analizadas, además se encuentra poca estandarización en el reporteo, lo que obstaculiza una correcta evaluación de las contribuciones de las empresas.

Como se puede apreciar, el trabajo del sector financiero para afrontar los daños ocasionados por el cambio climático es enorme, se necesita una gran cantidad de inversión para apoyar a los distintos sectores industriales a disminuir su impacto ambiental.

Aunque, según a las metas del Acuerdo de París tenemos muy poco tiempo, este estudio es de gran relevancia para poder dar los primeros pasos ante esta crisis climática desde el ámbito financiero.

José Alberto Sánchez Nava.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario