Cambiando el paradigma responsable – ExpokNews

En un artículo publicado en la revista Harvard Business Review en 2011, Michael Porter y Mark Kramer definieron un nuevo paradigma para los negocios con las palabras «valor compartido«. La idea es que el futuro de las marcas estará en la alineación natural de sus negocios con el impacto positivo para las personas y el planeta. Esta es una nueva forma de ver la ciudadanía corporativa, clausurando las acciones filantrópicas y orientando el objetivo del negocio a provocar un mundo mejor a través de las operaciones naturales de la compañía.

En otras palabras, el diario actuar de las empresas debe no solo beneficiar a los accionistas sino a la sociedad y el entorno en general. Es el fin de la RSE como un añadido y un cambio de paradigma. No es una transición sencilla y aún a muchas empresas con fuertes programas asistencialistas les costará trabajo entender y virar en ese sentido. Para explicarlo mejor podríamos mencionar como ejemplo a la empresa Symantec.

En el mundo conectado de hoy, la circulación libre y segura de la información lleva a la sociedad, las empresas y los gobiernos a lograr nuevas y mejores cosas. Los dispositivos digitales han transformado la forma en que los datos se consumen y se guardan, por lo que la tarea de protección de la información es una prioridad para las organizaciones grandes y pequeñas. El riesgo de que este activo se extravíe o caiga en malas manos, nunca había sido tan grande. Symantec, como parte natural de sus operaciones, hace del mundo un lugar más seguro mediante la protección y gestión de la información. De acuerdo a la compañía, la responsabilidad empresarial y la creación de un impacto social positivo son fundamentales para su éxito empresarial. En ese contexto, al tiempo en que están empujando constantemente los límites de la ingeniería para desarrollar tecnologías más innovadoras y avanzadas, invierten continuamente en el bienestar de sus clientes, empleados y la reducción de su impacto ambiental.

La operación de Symantec por naturaleza conlleva beneficios sociales y la estrategia de los próximos años deberá relacionarse en ampliar el impacto positivo de su negocio ¿Cómo pueden llevarlo a más personas? ¿A qué organizaciones pueden auxiliar? ¿Qué problemáticas sociales se pueden resolver? ¿Qué amenazas se pueden evitar? Estas son las preguntas que vale la pena plantearse.

Symantec apoya a personas, empresas y gobiernos a proteger y administrar su información como su prioridad de negocio. En su informe 2014 Symantec Internet Security sobre amenazas, informó de un aumento del 62% en el número total de de estos sucesos de seguridad respecto al año anterior. Titulares recientes sólo subrayan el impacto que un solo incidente de seguridad puede tener. Su antivirus líder en el mercado sigue siendo una referencia contra el cambiante panorama de amenazas. Dado que los delincuentes de internet amenazan a diario al sector, a la administración pública y al público, la ciberseguridad es uno de los desafíos más importantes a los que la sociedad se enfrenta hoy en día. Aquí es donde la compañía tiene una gran fortaleza y esta se podría extender naturalmente para beneficiar a millones de personas.

Adicionalmente, uno de los mayores desafíos que enfrenta la industria de la seguridad cibernética es la falta de profesionales capacitados en el tema. En ese marco, Symantec lanzó recientemente su nuevo programa de Symantec Cyber Careers Connection (SC3) para abordar esta preocupación en la reunión de la Clinton Global Initiative que convoca a los líderes mundiales para crear e implementar soluciones innovadoras a los desafíos más apremiantes del mundo.

La responsabilidad social necesita un cambio de paradigma, de lo asistencial a lo operativo, de los añadidos a lo interiorizado y de lo filantrópico al valor compartido. Las empresas que entiendan este cambio de paradigma y puedan extender sus impactos positivos a la sociedad a través de su operación natural serán quienes cosechen antes los beneficios.

Acerca del autor

ExpokNews