Cuando se trata de evaluarse en sustentabilidad, ¿qué empresas se perciben mejor y cuáles se juzgan más duramente? En los extremos están Kimberly-Clark y ALFA, ¿adivinas cuál es la más vanidosa y cuál la más modesta?

En colaboración con Marisol López

En materia de sustentabilidad, ¿cómo se perciben las empresas que, en teoría, son las más sustentables? ¿Qué empresa se autoevalúa como la más madura en este tema? ¿Es esto realidad o vanidad? En contraste, ¿cuáles son más duras en sus autodiagnósticos?

En Expok revisamos las “Autoevaluaciones del nivel de madurez en sustentabilidad” de las 30 emisoras que integran el IPC Sustentable, y esto fue lo que encontramos.

Autoevaluaciones de sustentabilidad

Para empezar, hay que decir que las autoevaluaciones de sustentabilidad permiten a las empresas que cotizan en la Bolsa mexicana identificar su nivel de madurez en seis ámbitos distintos:

  • Gobierno corporativo
  • Grupos de interés
  • Gestión de riesgos financieros, ambientales, sociales y de gobernanza (FASG)
  • Materialidad y estrategia de sustentabilidad
  • Gestión de la sustentabilidad
  • Comunicación y reporte

La evaluación incluye en total 44 reactivos en los seis ámbitos. Gestión de la sustentabilidad, por ejemplo, es el ámbito con más reactivos, 17, mientras que Comunicación y reporte tiene únicamente dos reactivos.

Las respuestas de las empresas se hacen públicas a través de la página de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), en el apartado reportes anuales de la información periódica de cada emisora.

En agosto de 2014, la BMV firmó su adhesión a la iniciativa de Bolsas de Valores Sustentables, comprometiéndose a impulsar la rendición de cuentas de las emisoras en materia ambiental, social y de gobernanza (ASG).

Aunque hasta el momento las autoevaluaciones de sustentabilidad se mantienen como voluntarias, la Bolsa sugiere llevarlas a cabo e incluso lanzó el año pasado una Guía de sustentabilidad para facilitar el entendimiento de los indicadores y niveles de madurez que se evalúan.

Niveles de madurez

Cada uno de los seis ámbitos revisados en las autoevaluaciones de sustentabilidad incluyen una serie de indicadores que pueden responderse en cinco niveles de madurez, iniciando por un nivel básico de cumplimiento hasta un nivel integrado en el que la sustentabilidad está alineada a la estrategia, operaciones y resultados financieros de la organización.

De acuerdo con la Bolsa, estos son los cinco niveles de madurez de la sustentabilidad y lo que significa cada uno:

  1. Cumplimiento: la organización tiene políticas y procesos de gestión de la sustentabilidad, pero no forman parte de una planeación integral.
  2. Táctico: la organización tiene estructuras formales con roles y responsabilidades en sustentabilidad. Documenta y mide procesos. Identifica grupos de interés.
  3. Estratégico: la organización involucra a niveles operativos y alta dirección en proyectos de sustentabilidad. Utiliza métricas de desempeño comparables. Consulta a los grupos de interés y comparte sus iniciativas con su cadena de valor.
  4. Utiliza métricas de calidad y productividad en la toma de decisiones y gestión de riesgo. La estrategia de sustentabilidad incorpora elementos surgidos del diálogo con los grupos de interés y los resultados de sustentabilidad tienen un impacto en el negocio.
  5. Integrado: la organización se enfoca en la mejora continua de todos los procesos; utiliza métricas de forma consistente en la toma de decisiones. Los resultados financieros y no financieros tienen la misma importancia. Fomenta la innovación y el cambio. Es líder en su sector e influye en las políticas públicas, su cadena de valor y grupos de interés.

Autoevaluaciones de sustentabilidad: quién es quién

Para realizar el siguiente ejercicio comparativo, Expok asignó valores de 1 a 5 a los niveles de madurez, correspondiendo 1 al nivel básico de cumplimiento y 5 al nivel más avanzado, que es el integrado. Es importante señalar que la BMV no asigna valores numéricos ni calificaciones a las autoevaluaciones de sustentabilidad; esta asignación fue realizada por Expok con fines comparativos.

Con estos valores, fue posible identificar los puntajes en que cada una de las emisoras se percibe en cada ámbito y compararlos entre sí.

Por ejemplo, en el ámbito de Contexto y grupos de interés se evalúan tres indicadores, cada uno de los cuales se responde en un nivel de cumplimiento a integrado. Así, el menor puntaje a obtener en ese ámbito es 3 (en caso de que las tres preguntas se responden en nivel de cumplimiento: 1) mientras que el máximo posible es 15 (respondiendo las tres preguntas en nivel integrado: 5).

Si revisamos el siguiente ejemplo, que corresponde a Arca Continental, podemos identificar que la empresa responde dos de las tres preguntas del ámbito “Contexto y grupos de interés” en nivel integrado y una en nivel optimizado. Por ello, en Expok asignamos un total de 14 (5+5+4) a esa empresa en ese ámbito. (Ver tabla)

Es importante destacar que de las 30 emisoras que conforman la muestra del IPC Sustentable, nueve no informan sus autoevaluaciones de sustentabilidad a la Bolsa.

Alsea,  América Móvil, Asur,  Bimbo, Cemex, Compartamos Banco, Elektra y la propia Bolsa mexicana no tienen su evaluación pública, como lo hacen las restantes 21 emisoras que conforman la muestra revisada.

De esas emisoras que sí ofrecen sus autoevaluaciones de sustentabilidad, dos de ellas mantienen la correspondiente a 2016 (Arca Continental y Lala), mientras que el resto (19) tienen la de 2017.

Modestia aparte

En sus autoevaluaciones de sustentabilidad, la mayoría de las emisoras analizadas se ubican en niveles de madurez altos, por lo general optimizado e integrado.

En términos comparativos, a través del puntaje asignado por Expok, la emisora del IPC Sustentable que mejor se percibe en sustentabilidad es Kimberly-Clark de México, con 98 por ciento.

Se trataría, por lo que nos dice, de una empresa que da igual importancia a los resultados financieros que a los no financieros y que ha involucrado a sus grupos de interés en el diseño y desarrollo de su estrategia de sustentabilidad.

La empresa se autoevalúa en nivel integrado en todos los reactivos de tres ámbitos de la evaluación, mientras en otros dos ámbitos sólo reconoce nivel optimizado en uno de los indicadores incluidos.

Sólo en Gobierno corporativo se queda a tres puntos de la calificación perfecta, en la puntuación realizada por Expok.

Le sigue Hoteles City Express, con 97 por ciento. En cuatro de los seis ámbitos revisados, la empresa alcanza puntajes perfectos (al ubicarse en nivel integrado en todos los reactivos), mientras que en un ámbito más responde integrado en todos los reactivos, a excepción de uno donde se ubica en optimizado.

Sólo en el ámbito Gestión de la sustentabilidad reconoce menor madurez en algunos indicadores.

En tercer lugar se ubican Arca Continental, Coca-Cola FEMSA y Walmart de México y Centroamérica, cuyas respuestas las llevan a alcanzar porcentajes de 94% de cumplimiento percibido.

Más abajo se quedan Banorte (89%), Televisa (86%), Axtel (85%), Mexichem (81%) OMA (80%), Grupo México (79%), Genomma Lab (78%), FEMSA y Santander (75%) y Vesta (73% por ciento).

En una escala más modesta se reconocen Peñoles (66%), IENOVA (65%), Lala (64%), Herdez (61%), Volaris (54%) y ALFA (50 por ciento).

En qué se perciben mejor

Si revisamos los seis ámbitos incluidos en las autoevaluaciones de sustentabilidad, las emisoras se ubican en mejores niveles de madurez en tres de ellos: grupos de interés, materialidad y comunicación.

En contraste, los ámbitos en que reconocen menor avance son gobierno corporativo, donde alcanzan un puntaje promedio de 49 (de 65 puntos posibles) y gestión de riesgos (con puntaje promedio de 15 sobre 20 posibles).

Al identificar el puntaje más bajo obtenido en cada ámbito, resultan también cosas interesantes.

ALFA se ubica como la más corta en cuatro de los seis ámbitos evaluados. Estos ámbitos son: Gobierno corporativo, donde obtiene 32 de 65 puntos; Grupos de interés, donde alcanza 6 de 15 puntos, y Comunicación, en que obtiene 4 de 10.

En Gestión de la sustentabilidad, ALFA junto con Volaris se reconocen con las mayores áreas de oportunidad, con 43 de 85 puntos.

En el ámbito Gestión de riesgos, la emisora con la menor puntuación es Lala (9 de 20 puntos); mientras que en Materialidad el puntaje más bajo es para Peñoles (10 de 25 puntos).

En conjunto, las emisoras se evalúan en un nivel de madurez de sustentabilidad que, traducido al puntaje asignado por Expok, corresponde a 78% de cumplimiento de la evaluación.

¿Crees que en realidad están en ese nivel? ¿Tu percepción de las empresas coincide con la que ellas tienen de sí mismas? Déjanos tus comentarios.

 

 

Acerca del autor

Alejandra Aguilar

Periodista especializada en responsabilidad social y sustentabilidad. Ha colaborado en medios como El Universal, El Economista y Mundo Ejecutivo; así como participado en publicaciones y pláticas de RSE.
Desde 2015 desarrolla investigación y contenido en Expok. #OrgullosamenteUNAM