RSE

Así es como Starbucks quiere ayudar a luchar contra el hambre

Escrito por Expok

Starbucks donará el 100% de los productos que no vendan a comunidades vulnerables.

NorGal / Shutterstock.com

NorGal / Shutterstock.com

Desde su origen Starbucks ha creado programas que contribuyan al progreso de las comunidades. El 22 de septiembre del 2014 el experto del café donó el 100% de la utilidad que se generó con su café del día, con el fin de apoyar a los productores de café de Chiapas.

En esta ocasión la compañía donará el 100% de los productos que no venda a Feeding America, la organización que lidera una cadena nacional de bancos de comida.

El departamento de agricultura de Estados Unidos estima que entre el 30% y 40% de la comida a nivel mundial se desperdicia. Los desechos de comida a nivel del consumidor es casi tan alto como la producción total de alimentos en el sub-Sahara de África que equivale a 230 millones de toneladas.

La idea vino de los baristas quienes se percataron del desperdicio de alimentos. “Nuestra gente se sentía muy mal. Y esto se ha pasado durante algún tiempo. Entonces empezamos a hacer nuestra tarea, barrio por barrio”, dijo el CEO de la compañía, Howard Schultz.

“El reto fue encontrar una manera para agregar comida fresca o perecedera como sándwiches de desayuno y ensaladas para que fuera transportada mientras se mantenía la calidad de los alimentos durante el proceso”, comentó Erin Schaeffer, gerente de comunicación. La compañía ha invertido en investigación para encontrar la fórmula de mantener la comida  fresca y a salvo durante más tiempo.

Aunque anteriormente Starbucks había intentado donar esta comida, no había logrado contar con procesos que garantizaran la constancia de la iniciativa. Ahora además de llevarla a las comunidades que lo necesitan, planean donar más de 5 millones de productos para finales de 2016.

Acerca del autor

Expok

Expok es una consultora y medio en responsabilidad corporativa. En este portal, creamos y curamos contenidos para el nicho interesado en la RSE y la sustentabilidad.

Dejar un comentario