Ambiental Noticias RSE

5 oportunidades de la economía circular

5 oportunidades de la economía circular

Cada año se producen 300 millones de toneladas de residuos plásticos, casi el equivalente al peso de toda la humanidad. ¿Cómo puede la economía circular cambiar esto y más?

¡Hablemos de economía circular! Cada año entran a la economía más de 100,000 millones de toneladas de recursos, desde metales, minerales y combustibles fósiles hasta materiales orgánicos procedentes de plantas y animales. Y solo el 8.6% se recicla y se vuelve a utilizar.

El uso de los recursos se ha triplicado desde 1970 y podría volver a duplicarse en 2050 si la actividad continúa como hasta ahora. En tal caso, necesitaríamos 1.5 Tierras para soportar de forma sostenible nuestro actual uso de recursos.

Este consumo desenfrenado tiene efectos devastadores para los seres humanos, la fauna y el planeta. Es más urgente que nunca pasar de los modelos lineales de usar y tirar a una economía circular, en la que los residuos y la contaminación se eliminen, los productos y materiales se mantengan en uso durante más tiempo y los sistemas naturales puedan regenerarse.

economía circular

Sin embargo, la economía circular no se limita a solucionar los problemas medioambientales: Los datos demuestran que puede ofrecer grandes oportunidades e impactos positivos en todas las industrias, sectores y vidas.

Impulsando la economía circular

Un número creciente de empresas, gobiernos y organizaciones de la sociedad civil se están uniendo para impulsar el cambio a través de la Plataforma para Acelerar la Economía Circular (PACE).

Más de 200 expertos de 100 organizaciones ayudaron a desarrollar la Agenda de Acción de la Economía Circular, un conjunto de publicaciones que analizan el impacto potencial y hacen un llamamiento a la acción en cinco sectores clave:

  1. Plásticos.
  2. Textiles.
  3. Electrónica.
  4. Alimentos.
  5. Bienes de equipo (maquinaria y grandes herramientas como escáneres médicos, equipos agrícolas e infraestructuras de fabricación).
textiles economia circular

La Agenda de Acción muestra cinco oportunidades asociadas al cambio hacia una economía circular.

5 oportunidades asociadas al cambio hacia una economía circular

1. Aprovechar mejor los recursos finitos

El concepto de economía circular consiste en hacer un mejor uso de los recursos naturales, como los bosques, el suelo, el agua, el aire, los metales y los minerales.

Tomemos el ejemplo de la industria textil. Cada año se utilizan enormes cantidades de combustibles fósiles para producir ropa de fibras sintéticas. La producción textil (incluido el cultivo del algodón) utiliza casi 100,000 millones de metros cúbicos de agua al año, aproximadamente el 4% de la extracción mundial de agua dulce. Al mismo tiempo, la gente tira cada año ropa aún utilizable por un valor estimado de 460,000 millones de dólares.

Crear una economía circular para el sector textil significa cambiar a materiales reciclados y reciclables para reducir la cantidad de tierra, agua y combustibles fósiles utilizados para producir nuevas prendas.

Significa cambiar los patrones de consumo para reducir las nuevas compras y mantener la ropa en uso durante más tiempo, por ejemplo, desarrollando los mercados de segunda mano y de alquiler, así como cambiando la cultura de la moda rápida.

moda rapida economia circular

La investigación sugiere que la compra de 100 prendas de segunda mano puede desplazar la producción de 85 prendas nuevas. Y, por último, significa garantizar que la ropa al final de su vida útil se recoja y se recicle o se reutilice en nuevas prendas, reduciendo aún más el uso de recursos.

2. Reducir las emisiones

Alrededor del 45% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero provienen del uso y la fabricación de productos, así como de la producción de alimentos.

Las estrategias de economía circular que reducen nuestro uso de recursos pueden reducir las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero en un 39% (22,800 millones de toneladas) y desempeñan un papel crucial para evitar los peligrosos efectos del cambio climático.

contaminacion economia circular

Por ejemplo, el cambio hacia materiales reciclados aliviaría la necesidad de producir plásticos vírgenes y fibras sintéticas, lo que reduciría significativamente el uso de combustibles fósiles y las emisiones asociadas. También es crucial cambiar los patrones de consumo. Si se duplicara el número medio de veces que se usa una prenda, las emisiones de gases de efecto invernadero de la industria textil serían un 44% menores.

La creación de una economía circular para los alimentos mediante la reducción de la pérdida y el desperdicio es especialmente crucial para reducir las emisiones- Si la pérdida y el desperdicio de alimentos fueran un país, sería el tercer mayor emisor después de Estados Unidos y China.

3.Proteger la salud humana y la biodiversidad

Cada año se producen más de 9 millones de muertes debido a la contaminación del aire, el agua y el suelo. Esta contaminación también amenaza la biodiversidad.

Trabajar hacia una economía circular ayuda a proteger la salud humana y la biodiversidad de muchas maneras, entre ellas haciendo un mejor uso de los recursos naturales (protegiendo el agua y la tierra), y mitigando la crisis climática.

Una de las repercusiones más claras y directas del cambio a una economía circular vendrá de cómo tratamos los productos al final de su vida útil.

biodiversidad economia circular

El mundo produce cada año unos 300 millones de toneladas de residuos plásticos, casi el equivalente al peso de toda la población humana. Esto se suma a los 54 millones de toneladas de residuos electrónicos (e-waste), de los cuales sólo el 17.4% se recoge y recicla. Estos residuos se vuelven peligrosos para la salud humana y para la biodiversidad cuando se gestionan mal, ya que se filtran al medio natural o se eliminan mediante la quema a cielo abierto, los vertederos o el reciclaje deficiente.

Diseñar los productos para que se mantengan en uso durante más tiempo reduce la cantidad de residuos producidos.

La creación de sistemas de recolección y procesamiento adecuados protege a los trabajadores y al medio ambiente de los materiales peligrosos.

Por ejemplo, el uso de las soluciones existentes, como la sustitución de los plásticos por otros materiales, el diseño de los plásticos para que puedan reciclarse más fácilmente y el aumento de la recolección y el reciclaje, podría reducir el flujo de residuos plásticos en el océano en un 80% en 20 años, un cambio que sería enormemente beneficioso para la salud humana y la biodiversidad.

4. Impulsar las economías

Las investigaciones muestran que la economía circular ofrece una oportunidad económica de 4.5 billones de dólares al reducir los residuos, estimular la innovación y crear empleo.

Los nuevos modelos de negocio centrados en la reutilización, la reparación, la refabricación y los modelos de intercambio ofrecen importantes oportunidades de innovación.

Por ejemplo, una economía circular para los plásticos ofrece considerables beneficios económicos. Una menor cantidad de residuos plásticos en el océano beneficiaría a sectores como la pesca y el turismo, ya que la contaminación por plásticos genera 13,000 millones de dólares en costes y pérdidas económicas al año.

dinero economia circular

La reducción de la contaminación y de las emisiones tóxicas derivadas de la quema a cielo abierto de residuos plásticos reduciría los costes sanitarios, mientras que la reducción del uso de combustibles fósiles para la producción de plásticos ayudaría a mitigar el cambio climático y sus costes asociados.

Muchos de estos beneficios y oportunidades económicas son a largo plazo, indirectos y requieren una inversión importante; una visión a largo plazo es clave, al igual que los incentivos a corto plazo para impulsar el cambio. Esto puede incluir políticas que creen incentivos financieros más inmediatos para que las empresas desarrollen nuevos modelos de negocio innovadores y permitan el flujo eficiente de materiales reutilizados y reciclados a través de las cadenas de valor globales.

5. Crear más y mejores empleos

La transición a una economía circular podría crear un aumento neto de 6 millones de puestos de trabajo para 2030. Para aprovechar al máximo esta oportunidad será necesario centrarse claramente en la justicia social y medioambiental.

Es posible que se pierdan puestos de trabajo en las empresas más lineales; sin embargo, se crearán nuevos empleos en campos como el reciclaje, los servicios como la reparación y el alquiler, o en nuevas empresas que surjan para hacer un uso innovador de los materiales secundarios.

empleo economia circular

Estos nuevos puestos de trabajo no pueden considerarse sustituciones directas, ya que pueden estar en lugares diferentes y requerir competencias distintas. Por ejemplo, hay que tener en cuenta a los millones de trabajadores de la confección, en su mayoría mujeres, cuyo empleo depende de la continuidad de la industria de la moda rápida. Es fundamental invertir en una transición justa a través del diálogo social, la protección social y los programas de recualificación.

Aunque el aumento neto de los puestos de trabajo es importante, otro valor añadido de la circularidad es la oportunidad de proporcionar trabajo formal y mejorar las condiciones laborales de los trabajadores informales. Alrededor de 15 millones de personas en todo el mundo trabajan como “recicladores”, recuperando materiales reutilizables o reciclables de la basura. Incorporar a estos recicladores informales al trabajo formal de recogida o reciclaje es una gran oportunidad para ofrecer un empleo más seguro y protegido.

Maximizar el impacto de la economía circular

Por supuesto, siempre hay que tener en cuenta y gestionar las compensaciones cuando se trabaja para lograr un cambio sistémico a gran escala. Por ejemplo, el cambio a los plásticos de base biológica y a los textiles naturales y reciclables, como el algodón, utilizará menos combustibles fósiles que los plásticos tradicionales o las fibras sintéticas, pero puede aumentar la demanda de tierra y agua para cultivar esos materiales. El cambio a materiales naturales es una parte crucial de la solución, pero sólo si esos materiales se producen de forma sostenible, y sólo si los hábitos de consumo también cambian.

reciclaje economia circular

También es importante reconocer la naturaleza interconectada de la economía mundial. Muchos de los minerales y metales utilizados en la electrónica son subproductos de la minería del aluminio, el cobre, el plomo y el zinc, que se utilizan en todas las industrias. La adopción de un enfoque circular en la industria de la electrónica por sí sola no contribuiría a reducir la dependencia de estos recursos. Para crear un cambio sistémico es necesario que cambien varias industrias.

Por último, será fundamental tener en cuenta el bienestar social y la equidad. Por ejemplo, pasar a una economía circular puede hacer que la inversión y el empleo se alejen de la producción y la fabricación (lo que suele ocurrir en los países con menores ingresos) y se dirijan a las últimas fases de la cadena de valor, como la reparación, la reventa, la clasificación y el reciclaje (que suelen concentrarse en los países más ricos).

Tendremos que asegurarnos de que los beneficios económicos se distribuyen de forma equitativa para maximizar la oportunidad de una economía circular.

Un papel para todos

Las cinco áreas de impacto mencionadas anteriormente muestran algunos de los beneficios sociales, medioambientales y económicos de una economía circular, pero la realización de estos beneficios requerirá una acción ambiciosa. Los gobiernos, las empresas, la sociedad civil, las instituciones financieras y las organizaciones de investigación: todos tienen un papel que desempeñar. La nueva Agenda de Acción para la Economía Circular es un buen punto de partida.

Acerca del autor

Corinna Acosta

Comunicóloga, Mercadóloga y Especialista en Marcas Humanas. Colabora en este espacio desde 2012.

Generadora de estrategias y contenidos digitales. Defensora de la comunicación corporativa con enfoque humano. @coryacr en Twitter.

Dejar un comentario