23 datos que prueban que la brecha salarial no es un mito – ExpokNews

Que no te mientan, las mujeres sí ganan menos que los hombres por el mismo trabajo. Si no nos crees ¡Echa un vistazo a esto!

La equidad de género no existe. Aún cuando muchas personas puedan mirar a su alrededor y pensar que estamos en una era en la que hombres y mujeres pueden gozar de las mismas oportunidades, la verdad es que existen múltiples sesgos que continúan colocando a la mujer en situación de vulnerabilidad. Sí, en pleno siglo XXI; sí, aún en los países más desarrollados; sí, aún cuando en la mayoría de los casos tengan acceso a la educación y aún cuando sean admitidas en casi todas las industrias y espacios de trabajo.

Encontrarse con escepticos de la inequidad no es poco común; hay muchos en las aulas universitarias y algunos de ellos se ubican también en el sector empresarial. Sus ideas no siempre son contrarias a la igualdad de derechos entre hombres y mujeres, pero a menudo carecen de información sobre los hechos que hacen necesaria la lucha por la equidad.

Es esta falta de información la que con frecuencia puede poner en riesgo la implementación de medidas para cerrar la brecha salarial o impulsar el liderazgo femenino. La adopción de políticas adecuadas de paternidad que promuevan el equilibrio entre la vida laboral y familiar de forma igualitaria para hombres y mujeres; la implementación de procesos éticos de reclutamiento que eliminen los sesgos inconscientes basados en género, edad o estado civil y otras acciones se ven obstaculizadas por aquellos que están convencidos que el lugar en el que estamos es suficiente.

La brecha salarial entre hombres y mujeres es una realidad presente, en mayor o menor grado, en todo el mundo y constituye uno de los problemas más grandes en materia de equidad de género. La responsabilidad de cerrar esta diferencia desde luego concierne al sector empresarial, sin embargo el camino para lograr la igualdad aún es largo, por lo que tanto individuos como organizaciones han tenido que poner en marcha esfuerzos para contribuir a esta causa.

23 datos que prueban que la brecha salarial existe

En Expok nos hemos dado a la tarea de reunir algunos datos que prueban que la brecha salarial no es un mito. ¿Te atreves a echar un vistazo?

1. La desigualdad en su ciudad corresponde a un 76/100, es decir, las mujeres ganan 76 centavos por cada dólar que obtienen sus colegas masculinos.

2. Las mujeres necesitan trabajar en promedio 459 días para ganar el dinero que un colega masculino gana en un año.

3. Se estima que las mujeres pierden aproximadamente $419,000 dólares a lo largo de su vida como consecuencia de la desigualdad de retribución.

4. En 2015, Elana Schlenker, una diseñadora gráfica originaria de Pittsburgh, abrió una pop up store a la que llamó Less Than Hundred para tratar el tema de la brecha salarial. En ella las mujeres debían pagar 76 centavos por cada dólar que pagaba un hombre.

5. La actriz Robin Wright, quien da vida a Claire Underwood en la serie House of Cards, tuvo que negociar un salario igual al de su co-protagonista Kevin Spacey luego de verificar que su paga era menor a pesar de que su papel era incluso más popular que el de su colega masculino en 2016.

6. En México sólo dos de 100 empresas son propiedad de mujeres y 45% de estas empresas son micronegocios.

7. Las mujeres de la generación del milenio afirman que son más propensas a apoyar a los políticos que luchan por la igualdad de remuneración.

8. Las buenas noticias son que la brecha salarial se está cerrando, las malas son que no estaremos vivos para ver un mundo en el que eso ya no exista, y posiblemente nuestros hijos tampoco, ya que se estima que ésta se cerrará por completo en 2152.

9. De acuerdo con un informe de Trade Union Asociation, los padres que trabajan ganan hasta 20% más que sus pares sin hijos, mientras que las madres trabajadoras, por el contrario, enfrentan una reducción salarial de un 7% con relación a las mujeres que todavía no tienen pequeños en casa.

10. Según el informe, la brecha salarial entre hombres y mujeres puede alcanzar hasta el 34% cuando los trabajadores se acercan a la edad de 42 años en gran parte debido a los efectos de la paternidad sobre el ingreso de cada colaborador.

11. Irlanda es el país más avanzado en materia de equidad de género y ni siquiera esta nación está libre de brecha salarial.

12. El promedio de desigualdad de ingresos entre hombres y mujeres alrededor del mundo alcanza el 23%.

13. Las mujeres en Suecia y Francia ganan 31% menos que los hombres. En Alemania esa diferencia es del 49% y en Turquía del 75%.

Brecha salarial de genero

14. En un ensayo para Lenny Letter en 2015, Jennifer Lawerence habló sobre la desigualdad salarial y escribió:

Es difícil para mí hablar sobre mi experiencia como mujer trabajadora porque puedo decir con seguridad que mis problemas no son exactamente comunes. Cuando sucedió el ataque a Sony y me enteré de que gané mucho menos que las suertudas personas con pene, no me molesté con Sony. Me molesté conmigo misma. Fallé como negociadora porque me di por vencida demasiado pronto. No quería seguir peleando por millones de dólares que, francamente, gracias a dos franquicias, no necesito. (Les dije que no eran problemas comunes, no me odien) (…) Estaría mintiendo si dijera que hubo un elemento de querer agradar influyendo en mi decisión de cerrar el trato sin una verdadera pelea. No quería parecer difícil o mimada.

15. Las mujeres tienden a tener menor acceso a las instituciones financieras y mecanismos de ahorro formales. Mientras el 55 por ciento de los hombres informa tener una cuenta en una institución financiera formal, esa proporción es de sólo el 47 por ciento en el caso de las mujeres en todo el mundo. Esta disparidad es mayor en las economías de ingresos medios bajos, así como en Asia meridional y en Oriente Medio y África del Norte.

16. Además del género muchas mujeres están sometidas a sesgos relacionados con su origen étnico, su apariencia física o su condición médica.

17. Sigue siendo desigual la participación de las mujeres en el mercado de trabajo con respecto a la de los hombres. En 2013, la relación entre hombres con empleo y población se ubicó en un 72,2 por ciento, mientras que esa relación entre las mujeres fue del 47,1 por ciento.

18. En 2016 las mujeres de Islandia protestaron contra la brecha salarial y fueron a huelga. En respuesta los legisladores dieron a conocer un plan de cinco años para erradicar la desigualdad de ingresos en ese país.

19. Se estima que en todo el mundo las mujeres podrían aumentar sus ingresos hasta en un 76 por ciento si se superara la brecha en la participación en el empleo y la brecha salarial entre mujeres y hombres. Se calcula que esto tiene un valor global de 17 billones de dólares estadounidenses.

20. Para las mujeres, las probabilidades de trabajar en el sector del empleo informal son más altas que las de los hombres, de acuerdo con la ONU.

21. Son más las mujeres que los hombres con empleos vulnerables, de baja remuneración o subvalorados. Hasta 2013, el 49,1 por ciento de las mujeres trabajadoras del mundo se encontraba en situación de empleo vulnerable, a menudo sin protección de las leyes laborales, frente al 46,9 por ciento de los hombres.

22. Se estima que las compañías donde tres o más mujeres ejercen funciones ejecutivas superiores registran un desempeño más alto en todos los aspectos de la eficacia organizacional.

23. Según ONU Mujeres, datos empíricos procedentes de diversos países muestran que incrementar la proporción de los ingresos del hogar controlados por las mujeres, procedentes de lo que ganan ellas mismas o de transferencias de dinero, modifica los patrones de gasto en formas que benefician a hijas e hijos.

Acerca del autor

Corinna Acosta

Comunicóloga por la Universidad del Valle de México, especialista en marketing y RSE. Colabora en este espacio desde 2012 y es la encargada de planear el contenido de Expoknews para hacer llegar a tus manos información útil y entretenida.

Actualmente es estudiante de la Maestría en Mercadotecnia por la Universidad de la Comunicación.