Género RSE

Quienes tienen hijos ganan más… excepto si son mujeres

Los hombres con hijos ganan hasta un 20% más, ¿qué pasa con el salario de las madres que trabajan?

paternidad y salarios

Es bien sabido que para alcanzar la equidad de género en el mundo corporativo nos falta mucho camino por recorrer; la brecha salarial, los acantilados y los techos de cristal son fenómenos que se encuentran aún muy presentes en la gran mayoría de las organizaciones del mundo.

A pesar de los esfuerzos constantes por promover la implementación de mejores prácticas que permitan a mujeres y hombres desarrollarse en igualdad de condiciones en el mundo laboral, ningún país ha conseguido librarse por completo de la inequidad. De acuerdo con estimaciones del Gender Gap Index creado por el World Economic Forum hace 10 años, tardaremos al menos un siglo para cerrar por completo la brecha salarial de género. ¿Será que el mundo puede esperar tanto tiempo?

Aun enfrentando este panorama hay quienes aseguran que la inequidad es producto de la imaginación de un grupo de mujeres que se aferra a pelear una batalla de generaciones pasadas, ya que actualmente tienen la oportunidad de prepararse y trabajar en una gran diversidad de industrias, lo que nos lleva a pensar que la falta de conocimiento sobre el alcance de este terrible problema juega un papel fundamental en la ausencia de soluciones que nos ayuden a avanzar por ese camino que todavía es largo.

Por desgracia, la brecha salarial parece no limitarse a pagar menos a las mujeres por realizar el mismo trabajo que sus colegas masculinos. De acuerdo con un informe de Trade Union Asociation, los padres que trabajan ganan hasta 20% más que sus pares sin hijos, mientras que las madres trabajadoras, por el contrario, enfrentan una reducción salarial de un 7% con relación a las mujeres que todavía no tienen pequeños en casa.

Esto, sumado al hecho de que por lo general las mujeres que trabajan tiempo completo ganan menos que sus colegas masculinos por trabajos similares, nos habla de la urgencia de atacar el problema de la desigualdad no sólo desde la superficie salarial, sino a través de políticas de paternidad que promuevan la equidad.

Según el informe, la brecha salarial entre hombres y mujeres puede alcanzar hasta el 34% cuando los trabajadores se acercan a la edad de 42 años en gran parte debido a los efectos de la paternidad sobre el ingreso de cada colaborador.

Ya que las madres son todavía las cuidadoras primarias más probables de los hijos, son a su vez más propensas a reducir sus periodos laborales a tiempo parcial y a ser percibidas como profesionales poco comprometidas. Mientras tanto, los beneficios salariales de los padres avanzan incluso en función del número de hijos que tienen: aquellos con dos o más pueden ganas hasta un 8% más que sus colegas con un sólo descendiente.

Acerca del autor

Corinna Acosta

Comunicóloga por la Universidad del Valle de México, especialista en marketing y RSE. Colabora en este espacio desde 2012 y es la encargada de planear el contenido de Expoknews para hacer llegar a tus manos información útil y entretenida.

Actualmente es estudiante de la Maestría en Mercadotecnia por la Universidad de la Comunicación.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Caballocalco No. 42 Int 28, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact