Wooln, la start up que contrata mujeres mayores – ExpokNews

Esta start up en la ciudad de Nueva York solo emplea abuelas para tejer gorros a mano.

Wooln reúne a abuelas talentosas de Nueva York para tejer gorros y otros accesorios. Conoce la startup que contrata mujeres mayores.

Cada pieza de Wooln está tejida a mano con mucho cariño por mujeres senior de Nueva York, utilizando un lujoso hilo.

Las fundadoras del negocio Faustine Badrichani y Margaux Rousseau crearon una comunidad de tejedores sénior, dando la bienvenida a los jubilados a la fuerza laboral activa y otorgando a su artesanía el reconocimiento que merece. Este año Wooln colabora con nueve abuelas tejedoras. Todas las piezas están etiquetadas con el nombre de la tejedora y cada abuela tiene biografía en el sitio web, haciendo que la experiencia de compra en general sea más personal y que los clientes sepan quien hizo su ropa. Badrichani y Rousseau son dos madres francesas que viven en los Estados Unidos. Han comprendido el deseo de los compradores por una experiencia de compra más personal, rastreable y socialmente ética, y se les ocurrió esta idea innovadora.

Los accesorios de Wooln incluyen gorros para hombres y mujeres, cintas para la cabeza, una especie de calentador de cuello y cobijas. Todos están hechos de pura lana pura: alpaca, merino, cachemira o una mezcla.

¿Cómo comenzó?

Las mujeres francesas sentían que los adultos mayores podrían desempeñar un papel más importante en la comunidad y ser más valorados, y en Europa honrar a los ancianos es importante en la forma de vida. Querían incorporar ese mismo sentimiento en su proyecto.

Cuando se conocieron Faustine y Margaux, querían iniciar un negocio. Tenían una gran conexión y confianza instantánea. Hicieron una lluvia de ideas y crearon un concepto original: involucraba el talento creativo de Faustine, la experiencia de Margaux en el tejido y un fuerte aspecto social.

Realmente quieren que las mujeres jubiladas con las que trabajan se sientan valoradas y necesarias. Formar parte de un proyecto al que contribuyen y asegurarse de que su talento se ponga en primer plano cumple con el aspecto tan importante del negocio. Para la mayor parte de la colección, las tejedoras ganan al menos 1/3 del precio al por mayor.

¿Cómo conocieron a todas estas abuelas increíblemente talentosas?

Encontraron a las tejedoras yendo a centros para personas de la tercera edad. Cuando empezaros a Wooln, recorrieron la ciudad yendo a 40 centros para personas de la tercera edad en diferentes vecindarios de la ciudad de Nueva York, colocando volantes, hablando con maestros de tejer en esos centros, etc. Comenzaron con solo 4 tejedoras, y cuando se corrió la voz sobre lo que estaban haciendo, más tejedoras empezaron a buscarlas. Después de aparecer en periódicos y artículos en línea, recibieron muchos mensajes de señoras que querían tejer.

Conoce a las abuelas que hicieron tu gorro:

Las mujeres mayores son la razón por la que existe la empresa, y los que hacen que cada colección sea un éxito mayor que la última. La start up colabora con nueve tejedoras mayores, todas jubilados, todas mujeres, todas viviendo en Nueva York.

Más allá de crear una lujosa moda hecha a mano, el objetivo de Wooln es crear una comunidad sólida con las tejedoras, darles la bienvenida de nuevo a la fuerza laboral activa, valorar su increíble talento y hacer que se sientan orgullosos de ser parte de este innovador proyecto de tejido.

Sus historias personales detrás de cada producto hacen que cada prenda de vestir que vende Wooln sea única. Todos los gorros vienen con una etiqueta que te permite saber cuál de las abuelas la hicieron. Estas son las estas mujeres que son parte importante de Wooln:

La start up ha contratado a nueve abuelitas locales altamente calificadas para tejer bufandas y gorros hechos de materiales lujosos, incluyendo cachemira y alpaca, que son todos de origen ético.

  • Hollis Hillhouse anda en una bicicleta cubierta con hilo. Su bicicleta es increíble; Tiene una cubierta de verano y una de invierno, mostrando todo tipo de colores y puntadas.
  • La primera vez que las dueñas vieron los tejidos de Tomoe Sato, se quedaron impresionadas por su calidad. Nunca habían visto artículos tejidos a ese nivel de perfección.
  • Gloria Herman es la abuela más elegante con bolsos y chaquetas que dan envidia. Siempre sonriente y agradecida por la vida.
  • Velma Bascome usa herramientas de tejer, que ni siquiera sabían que podían existir.

Las dos fundadoras tienen una prueba simple para las abuelas que las inundan con fotos de prendas tejidas para ser parte del equipo. Badrichani dijo que les dan un artículo para hacer para saber si va a funcionar. A veces, funciona mejor de lo que ella podría imaginar. Annie Ganter, abuela de cinco niños, que es “mayor de 60 años pero menor de 90”, teje para Wooln y también llegó a un acuerdo con Cutchogue, Nueva York, la tienda Phoebe & Belle para llevar los productos de Wooln. Eso es bueno para el negocio, pero tal vez sea secundario a algo aún más grande, hacer que “una abuela se sienta importante y feliz”.

Acerca del autor

Daniela Lazovska

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]