Te damos cinco formas de ahorrar agua en las empresas… ¡Atrévete a integrar una o todas !

Ahorrar agua en las empresas no es una práctica difícil de integrar; hacerlo no solo permitirá una mejor gestión de este recurso, también ayudará a cuidar el medio ambiente e impulsar que en futuro la población mundial tenga acceso a este recurso.

Agua no te acabes…

La mayoría de las marcas e industrias centran sus prácticas de sostenibilidad ambiental en otras áreas menos en cuidar y conservar el agua.

Sin embargo, proteger este recurso debe convertirse en otra de las prioridades, sobre todo porque estamos agotando este elemento y próximamente Ciudad del Cabo no será el único sitio amenazado con quedarse sin él.

Es importante que tanto las empresas como la población mundial, comprenda que el agua es un recurso limitado y que mientras que el 70 por ciento de la superficie de la tierra es agua, solo el 2.5 por ciento es dulce.

El Proyecto de Agua, señala que tenemos la mala costumbre de creer que el agua es un recurso que tendremos todos los días pero si continuamos por este mismo camino, los científicos predicen que la escasez mundial de agua será cada vez más frecuente.

Afortunadamente existen medidas de sostenibilidad y cambios simples que pueden tener un impacto significativo en el uso diario del agua.

¿Cómo ahorrar agua en las empresas?

Todas las empresas utilizan el agua de diferentes maneras, por supuesto, y algunas usan mucha más agua que otras pero incluso hacer un pequeño cambio, como instalar inodoros de baja descarga, puede ayudar a su empresa a ahorrar agua.

A continuación, te decimos cómo ahorrar agua en las empresas y cómo integrar la conservación del agua en el modelo de sostenibilidad ambiental de su empresa.

1-. Auditoría

Muchas empresas que usan una cantidad significativa de agua subestiman el porcentaje que gastan. Una auditoría comercial de agua podrá evaluar cuánta utiliza su empresa cada día y puede ayudar a identificar las oportunidades para cuidar este recurso.

Con las auditorías, también se pueden descubrir fugas, donde las reparaciones de bajo costo podrían ayudar a detener la pérdida innecesaria de agua y ahorrar dinero a su negocio.

También debes hablar con una compañía de servicios públicos sobre las opciones de auditoría de agua que existe.


2-. Educar y capacitar

Nadie desperdicia el agua intencionalmente pero sin educación de conservación, puede ser difícil para su personal saber qué están haciendo mal o ser conscientes sobre la mala gestión que hacen diariamente.

Involucrar a los colaboradores en una iniciativa para cuidar el agua en el lugar de trabajo los puede hacer más conscientes dentro y fuera de la compañía.

 width=

Inicia un desafío, publica las actualizaciones en el blog de su empresa o en el boletín interno, y anime a todo el equipo a participar.


3-.Conoce los problemas de tu ciudad

Mantente informado sobre los principales problemas de agua que enfrenta tu comunidad. Si bien la crisis del agua en California es bien conocida, ¿sabías que todos los estados de Estados Unidos enfrentan sus propios desafíos relacionados con el agua?

Este mapa interactivo de la calidad del agua de Pelican Water agrega los problemas de agua más importantes que enfrenta cada sitio en Estados Unidos… quizá sería importante que cada país contara con uno propio.

Al conocer los problemas que enfrenta tu comunidad y lo que su empresa puede hacer para proteger mejor a los colaboradores se impulsarán mejores medidas.


4-. Ir de bajo flujo

Haz equipo con la administración de su edificio y propón que se instalen limitadores de flujo bajo. Por ejemplo, la diferencia entre los inodoros más antiguos y los inodoros nuevos de bajo flujo es bastante significativa.

Los inodoros más viejos usan hasta 5 galones para descargar, en comparación con los inodoros de bajo flujo que solo usan 1.6 galones.

Aunque… ¡No te detengas en los baños! Los aireadores de bajo flujo pueden reducir el flujo de agua de 2.2 galones por minuto a 1.5 galones.

Las válvulas de rociado de enjuague previo reducen el consumo de agua de 4 galones a 1.5 galones. ¡Comparte con la gerencia de edificios que el flujo bajo es una prioridad para su inversión!


5-. Repensar el paisajismo

Elegir plantas resistentes a la sequía, como las suculentas y los cactus, en lugar de arbustos o arbustos que requieren agua significativa para florecer.

Otra opción es eliminar la hierba. Considera la posibilidad de reemplazar el jardín y la decoración de su espacio laboral con piedras y escalones de piedra.

ahorrar agua en las empresas.gif 2

Esto no solo reducirá significativamente las necesidades de agua del paisaje, sino que también ahorrará un montón en los costos de mantenimiento.

¡Solo piensa, ya no será más cortar el césped, desherbar o fertilizar! Además, los paisajes tolerantes a la sequía envían un mensaje importante a sus clientes y a usted de que valora la sostenibilidad ambiental.

También procura inspirarte en otros proyectos para integrar mejores prácticas internas y externas que motiven a tus colaboradores a cuidar cada gota que se utilice.

Como el playlist del gobierno africano que quiere motivar a su población en bañarse en tan solo dos minutos. ¡Dale play!

Otra iniciativa que las compañías pueden integrar es la alianza con organizaciones y otros proyectos que estén enfocados en mejorar la gestión del agua en las empresas y en el mundo e incluso luche contra conflictos como el plástico

Para el Fondo Mundial para la Naturaleza, mejor conocido como WWF, abordar la gestión del agua en las empresas, es un paso que no nos podemos saltar así que asegúrate que tu compañía este cubriendo, también este problema mundial.

Acerca del autor

Kenya Giovanini

Comunicóloga en formación por la UTEL. Melómana, cinéfila y amante de la cultura pop. Ha desarrollado contenido para Revista Kuadro y actualmente trabaja como Asistente Editorial en Expokews, donde se encarga de curar el contenido más relevante sobre responsabilidad social, diseñar la síntesis diaria y crear contenido entretenido acerca de estos temas.