Noticias Organizaciones internacionales

Wikipedia y la OMS se unen para combatir la desinformación de COVID-19

Wikipedia y la OMS se unen para combatir la desinformación de Covid

La agencia de salud licenciará gran parte de su material a la enciclopedia en línea, lo que permitirá que la información sea reposicionada ampliamente en casi 200 idiomas.

Donald G. McNeil Jr., reportero de ciencia y salud, comentó en The New York Times que a fin de detener la propagación de información falsa sobre la pandemia de COVID-19, Wikipedia y la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunciaron una colaboración el jueves: La agencia de salud concederá a la enciclopedia online el uso libre de su información publicada, gráficos y videos.

La colaboración es la primera entre Wikipedia y una agencia de salud.

El papel de Wikipedia

Desde su inicio en 2001, Wikipedia se ha convertido en uno de los 10 sitios más consultados del mundo y de los más visitados para obtener información sobre salud.

El acuerdo pone gran parte del material de la OMS en el “patrimonio común” de Wikimedia, lo que significa que puede ser reproducido o retraducido en cualquier lugar, sin necesidad de pedir permiso, siempre y cuando el material se identifique como procedente de la O.M.S. y se incluya un enlace al original.

El acceso equitativo a información sanitaria de confianza es fundamental para mantener a la gente segura e informada.

Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la Organización Mundial de la Salud.

Su agencia traduce su trabajo a seis idiomas oficiales, que no incluyen, por ejemplo, el hindi, el bengalí, el alemán o el portugués, por lo que miles de millones de personas no pueden leer sus documentos en su idioma nativo o incluso en un segundo idioma.

Los artículos de Wikipedia, por el contrario, están traducidos a unos 175 idiomas.

Los primeros artículos de la OMS usados bajo el acuerdo son sus infografías “Cazadores de Mitos”, que desacreditan más de dos docenas de nociones falsas sobre COVID-19. Las futuras adiciones podrían incluir, por ejemplo, pautas de tratamiento para los médicos.

Si el acuerdo funciona, podría extenderse para contrarrestar la información errónea sobre el SIDA, el Ébola, la gripe, la poliomielitis y docenas de otras enfermedades.

Ryan Merkley, jefe de personal de la Fundación Wikimedia que produce Wikipedia.

Por su parte, el Sr. Pattison, afirma que eventualmente, se establecerán enlaces en vivo que, por ejemplo, actualizarán los números de casos y muertes mundiales en Wikipedia tan pronto como la Organización Mundial de la Salud los publique.

La agencia mantiene su propio sitio web en www.who.int y tiene cuentas en Twitter, Facebook, Instagram, LinkedIn, TikTok, Pinterest, Snapchat, YouTube y Twitch.

La importancia de tener información precisa

Tanto la OMS como Wikipedia dijeron que quieren que el mundo tenga información precisa sobre la enfermedad.

Desde que se descubrió el virus en enero, el Sr. Pattison ha dirigido los esfuerzos de la O.M.S. para trabajar con plataformas en línea para combatir lo que llamó una “infodemia” de rumores.

El organismo de salud colabora con paneles de moderadores de cada sitio web, y también imparte cursos breves sobre la cobertura de la información médica a periodistas de diversos países, entre ellos los Estados Unidos.

Algunos rumores, como la creencia de que la COVID-19 se produce por comer sopa de murciélago o que se puede curar comiendo ajo o pimientos picantes, son bastante inofensivos o simplemente tontos.

Sr. Pattison.

Pero otras, como la afirmación de que la enfermedad puede combatirse bebiendo lejía o alcohol de alta graduación, pueden ser letales.”Más de 700 personas en Irán murieron por ese rumor de que se debe beber alcohol de alta graduación“, dijo el Sr. Pattison.

El esfuerzo por desacreditarlo se ha hecho más difícil ya que personas influyentes han repetido rumores infundados. Los invitados al programa de Laura Ingraham en Fox News han promocionado al menos siete tratamientos COVID-19 no probados, incluyendo hidroxicloroquina, antibióticos, vitaminas, zinc y anticuerpos monoclonales dirigidos contra otras enfermedades.

El presidente Trump apoyó la hidroxicloroquina durante semanas y preguntó públicamente si los estadounidenses deberían inyectarse desinfectantes o ponerse luces ultravioletas —que pueden causar quemaduras y romper el ADN humano, lo que conduce al cáncer— dentro de sus cuerpos.

El Sr. Pattison dijo que sólo contaba con cinco empleados, aunque la agencia está suscrita a NewsGuard, un servicio que busca nuevos rumores que surgen en Internet. Su personal examina las alertas de NewsGuard, consulta a expertos médicos, publica información precisa en el sitio web de la Organización Mundial de la Salud y luego llama a sus contactos en las agencias de medios de comunicación social y les pide que se conecten a él.

Por el contrario, colaborar con Wikipedia “es como tener un ejército con el que trabajar“, afirmó. También comentó que Wikipedia tiene alrededor de 5,200 artículos relacionados con COVID-19 en 174 idiomas, y más de 82,000 colaboradores los han escrito o editado, incluyendo 3,000 que trabajaron en el artículo principal de la Wikipedia en inglés.

Debido a que algunos colaboradores insertan errores o “hacen cambios maliciosos”, dijo, hay varios niveles de salvaguardias. Algunas páginas pueden ser “bloqueadas” y no pueden ser cambiadas hasta que uno de los más de 200 editores voluntarios del WikiProyecto Covid-19, muchos de los cuales son médicos o académicos, lo revisen.

Más de 1,100 voluntarios han establecido alertas para notificarles cuando cualquier página en la que estén interesados sea cambiada. Y, si es necesario, se pueden bloquear los cambios de cualquier cuenta.

El trabajo de OMS y Google

La OMS también trabaja con Google, pero de una manera diferente, dijo el Sr. Pattison. Por ejemplo, los analistas de Google alertaron a su equipo que las búsquedas de un producto desconocido como una cura COVID-19 estaban llegando a su punto máximo en Perú. La Organización Mundial de la Salud miró el producto, se dio cuenta de que era un tipo de blanqueador y alertó a Google.

Nos dieron 50 millones de dólares en anuncios gratis en Google“, dijo.

La agencia publicó anuncios de servicio público que decían: “Aprenda la verdad sobre el COVID-19 y el cloro“.

Los usuarios los colocaron en la parte superior de sus listas de resultados de búsqueda, y pudimos ver que las búsquedas bajaban mucho.

Sr. Pattison.

Se ha consultado a la Organización Mundial de la Salud sobre los rumores que afirman falsamente que las máscaras hacen que la gente se desmaye, y sobre si un “producto de la selva tropical” vendido por el gobierno de Madagascar realmente funcionó.

Dado que la OMS debe tener cuidado de no insultar nunca a un gobierno miembro, el Sr. Pattison emitió una respuesta cuidadosamente redactada diciendo que no había pruebas de la eficacia del producto.

Los epidemiólogos internos de la O.M.S. “se están molestando un poco conmigo“, dijo el Sr. Pattison, debido a sus constantes peticiones de explicaciones detalladas por escrito de, por ejemplo, por qué los termómetros no causan daños cerebrales o por qué una red inalámbrica 5G no puede transmitir un virus de murciélago.

“Me temo que mi lista de tarjetas de Navidad se está acortando”, comentó finalmente.

Acerca del autor

Corinna Acosta

Comunicóloga, Mercadóloga y Especialista en Marcas Humanas. Colabora en este espacio desde 2012.

Generadora de estrategias y contenidos digitales. Defensora de la comunicación corporativa con enfoque humano. @coryacr en Twitter.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]