Responsabilidad gota a gota

Waterpebble: El aparato que cambió la forma de ducharse, ahorra agua y energía

Esta columna es patrocinada por Cuauhtémoc Moctezuma

La ducha está calificada por los expertos como el ejercicio de casa donde más agua se desperdicia, por ello desde el 2010, el británico Paul Priestman creó un dispositivo para consumir menos del vital líquido en la regader; el nombrado Waterpebble es un aparato ecológico que ofrece la posibilidad de controlar el tiempo y la cantidad de agua que se utiliza en la regadera, permitiendo el ahorro energético y de H2O.

Debido al auge que ha tenido este aparato en el mercado, Expoknews retoma los datos principales de este “invento verde”, donde se destaca que para su uso solo es necesario colocar el aparato en el piso de la ducha para que registre la cantidad de agua que utiliza el usuario.

waterpebble ahorro aguaDespués de una serie de duchas, el aparato calcula la cantidad promedio de agua que usa la persona que se baña y en las siguientes duchas, le informa a través de un sistema de luces parecido a un semáforo (de verde a rojo, pasando por amarillo), cuándo es hora de cerrar la llave.

Si parpadea una luz roja significa que el usuario se ha excedido y debe reducir el consumo, si la luz permanece en verde significa que el usuario se mantiene dentro de las mediciones correctas en comparación con la primera medición y si la luz parpadea en amarillo significa que el usuario está a punto de cruzar el umbral y de excederse en la cantidad de agua a utilizar.

Posteriormente, y una vez guardada la estadística en su memoria, Waterpebble va reduciendo el límite de tiempo en dos terceras partes. Es una forma de ayudar a los consumidores, sin que siquiera se den cuenta de ello, a que puedan ir acortando el tiempo y el agua que utilizan en el momento de la ducha.

El agua no se corta automáticamente, pero la señal roja da a entender que llegó el momento de terminar.

Por ser un aparato “amable” que no genera sonidos sino una luz, se piensa que puede ser muy adaptable en los hoteles o en las grandes compañías encargadas del suministro del agua. Paul Priestman

El aparato también conocido como “piedra de agua”, está diseñado para su posterior reciclaje, por lo que al cumplir su ciclo de vida útil es posible reintegrárselo a Priestman, funciona con una pequeña batería y viene además junto con un sobre para que el usuario pueda retornar el dispositivo.

Acerca del autor

ExpokNews

Comentarios

Dejar un comentario