Amazon eligió vender sus productos a los consumidores a un precio más barato que Walmart.

¿Por qué leer esta nota?

Amazon revolucionó la forma en que los consumidores compran por internet. Nadie lo discute. Ahora, con la llegada de su servicio de compra de alimentos, el minorista comienza a lucir como una amenaza para gigantes que se consolidaron en el modelo offline. Walmart, por ejemplo.

Viendose amenazado, el minorista ha presionado a algunos de sus proveedores para retirar sus productos de la plataforma digital. No contaba con que el tema se haría público, evidenciando una práctica evidentemente orientada a monopolizar el mercado.

Así, en un esfuerzo por mantener una sólida relación con sus proveedores y una enorme participación de mercado, Walmart ha puesto en riesgo un activo mucho más valioso. Su reputación como empresa socialmente responsable. ¿Tendrá algo que decir CEMEFI, respecto a estas prácticas?

A continuación transcribimos toda la información reportada originalmente por Forbes respecto al tema. Echa ojo, vale la pena.

Walmart en México ha penalizado a empresas de alimentos que suministran comestibles a su rival Amazon, una presión que ha obligado a algunas firmas a retirar productos en línea de la minorista más grande del mundo, dijeron cuatro fuentes con conocimiento del tema.

Las tácticas se producen cuando los dos gigantes luchan por la supremacía en uno de sus mercados extranjeros más importantes, que actualmente domina Walmart de México. La segunda mayor economía de América Latina es el mercado en el exterior más grande para Walmart Inc por número de tiendas.

El año pasado, Walmart exigió descuentos a las empresas de alimentos cuyos productos estaban a precios más bajos en el sitio web mexicano de Amazon.com Inc, dijeron las fuentes, aunque los proveedores no tuvieron voz en la decisión del minorista de Seattle para rebajar el precio de Walmart.

Dos proveedores dijeron a Reuters que rápidamente retiraron sus marcas de Amazon para no poner en peligro su relación con Walmart. Las compañías, que venden productos de despensa comunes, dijeron que Walmart representa más de la mitad de sus ventas de supermercados en México.

Walmart declinó hablar de su competencia con Amazon en México o de alegatos con proveedores. La empresa dijo a Reuters que no tiene injerencia sobre los clientes con quien pueden hacer negocios con sus proveedores, pero reconoció que siempre presiona por precios más bajos, particularmente si los competidores están dando a los compradores un mejor trato.

En un reciente comunicado, la empresa afirmó que su política es “no subsidiar pérdidas en unos productos con ganancias en otros”.

“Jamás podemos decirle a nadie que no le puede vender a otra persona”, dijo a Reuters Ignacio Caride, jefe de comercio electrónico de Walmart México. “Si creemos que hay una oportunidad para mejorar nuestros precios, porque vemos mejores precios en otros minoristas, vamos a negociar para acceder a esto”, agregó.

Amazon declinó hacer comentarios sobre el tema.

Walmart es el minorista más grande de México, con casi el 60% de las ventas de supermercados en el país a través de más de 2,400 tiendas de Walmart, Superama, Sam’s Club y Bodega Aurrera. Su negocio en línea en México está creciendo rápidamente, pero representó solo el 1.4% de los ingresos el año pasado.

Amazon lanzó su sitio web mexicano en 2015 y ahora es uno de los minoristas en línea más grandes del país. Comenzó a vender comestibles a través de su página en agosto.

El analista de supermercados Bill Bishop dijo que Walmart quiere evitar que se repita la experiencia que tuvo en Estados Unidos, donde Amazon tomó rápidamente el liderazgo en las ventas de comestibles en línea. La unidad de Walmart en México es su segundo mercado extranjero más grande en ventas después del Reino Unido, a la par con Canadá.

“Están preocupados de que Amazon crezca en México”, dijo Bishop, cofundador de la firma de asesoría minorista Brick Meets Click en Barrington, Illinois. “Están diciendo: sé consciente de que no vamos a dejar que te sea fácil crecer aquí”, dijo.

Los dos proveedores mexicanos que hablaron con Reuters dijeron que habían quedado atrapados en el fuego cruzado pues aunque sus precios al por mayor eran los mismos para ambos minoristas, Amazon eligió vender sus productos a los consumidores a un precio más barato que Walmart.

En lugar de bajar los precios de minoristas para que coincidan con los de Amazon, Walmart los penalizó, dijeron las mismas fuentes.

Walmart ajustó sus pagos por la diferencia del precio minorista, multiplicado por la cantidad de existencias en su inventario, una medida que les costó decenas de miles de dólares colectivamente, sostuvieron las fuentes.

Ambos comentaron que iniciaron conversaciones con Amazon poco después para retirar sus productos. Dijeron que no podían pagar demandas financieras de Walmart ni arriesgarse a perder a su mayor cliente, a pesar del enorme potencial de ventas que ofrece la plataforma de Amazon.

“Es una amenaza y es una extorsión”, dijo una de las fuentes sobre la estrategia de Walmart.

Los correos electrónicos entre Amazon y una de las compañías de alimentos, vistos por Reuters, respaldan la versión descrita por los proveedores. Otras dos fuentes con conocimiento del tema y con experiencia en comercio electrónico en México ofrecieron relatos similares.

Un mensaje de celular por otro proveedor a uno de los especialistas en comercio electrónico que discutía sus problemas con Walmart, revisado por Reuters, también confirmó la situación.

Jugando al diablo

Expertos dicen que es poco probable que la presión de Walmart sobre sus proveedores en México tenga repercusiones legales. Miguel Flores, exintegrante de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), dijo que una investigación gubernamental sobre el abuso del poder del mercado dominante sería compleja, larga y difícil de probar.

El regulador de competencia de México declinó hacer comentarios.

Tanto Walmart como Amazon han estado presionando a los proveedores para obtener los precios más bajos en productos desde camisetas hasta bicicletas. Y Walmart ha gastado mucho para catapultar su sitio web de compras, sistema de entrega e infraestructura en la red para competir con Amazon.

Aún así, Amazon va adelante en la compra de alimentos en línea. El año pasado registró 3,400 millones de dólares en ventas de comestibles en Estados Unidos en comparación a los 2,000 millones de Walmart en el mismo rubro en ese país, según la firma de investigación con sede en Boston Edge by Ascential.

La selección de comestibles de Amazon en México actualmente se limita a productos no perecederos como: café, cerveza, pasta y conservas vegetales. Walmart ofrece una selección más amplia, que incluye alimentos frescos como lechugas y pollo.

Walmart se quejó por los precios más bajos de su rival con varios proveedores de alimentos en México, incluidas firmas multinacionales, en la época en que Amazon lanzó su web de alimentos y bebidas, dijeron dos de las fuentes en la industria del comercio electrónico de México que solicitaron el anonimato debido a la sensibilidad de las relaciones comerciales.

Añadieron que algunas de las firmas más grandes descubrieron formas de apaciguar a Walmart, como empaquetar sus productos para Amazon en tamaños diferentes a los que se venden en Walmart. Pero muchas de las compañías más pequeñas carecían de conocimientos necesarios para negociar, aseguraron.

Bishop agregó que los proveedores mexicanos sienten una enorme presión por seguir con Walmart, al menos por ahora. “El dilema es que Amazon es un canal de rápido crecimiento”, afirmó.

Fuente: Forbes

Acerca del autor

ExpokNews