Noticias

Visiones de Esperanza: Phil Lane Jr

UN VIEJO SABIO ME DIJO UNA VEZ: “NIETO, NO HABRÁ camino más largo que tengas que recorrer, que el sagrado viaje, desde tu mente hasta tu corazón.” Otro viejo dijo: “Jamás esolveremos los grandes problemas que amenzan nuestra vida sólo con el intelecto, ya que por cada problema que resuelve el intelecto, crea diez más.” El intelecto es, por sí mismo, un regalo del Creador, pero de igual manera, sin un corazón abierto, visionario y creativo, no hay sabiduría. Ambos -la mente y el corazón- son sagrados y están conectados de manera que no se pueden separar.

Debemos volver a la Madre Tierra para ayudarnos a desarrollar la sabiduría del corazón, la sabiduría de la paz. Mi abuelo me dijo: “Sabes, el gran Espíritu, Wakan Tanka, dio sabiduría a toda la gente. A todos los seres vivos les dio algo especial. Algunas personas reciben el conocimiento y la comprensió a través de los libros. En tu vida, mi nieto, deberás leer y estudiar los libros, pero recuerda llevar en tu viaje sólo aquellas cosas que te den mayor unidad contigo mismo y con los demás, que te den honestidad y comprensión y que nos ayuden a servirnos mejor unos a otros.”

Continuó diciendo: “Wakan Tanka dio a nuestra gente y a toda la gente que vive cerca de la Madre Tierra, sabiduría y conocimiento mediante sueños, visiones, ayunos, oraciones y la habilidad de ver las lecciones que el Creador dejó en cada parte de la creación Mira esos árboles que se encuentran ahí: el aliso no le dice al pino que se mueva, el pino no le dice al abeto que se mueva.

Cada árbol se mantiene en unidad. Sus bocas, presionadas contra la misma Madre Tierra, se refrescan con la misma brisa, se calientan con el mismo sol, con sus brazos levantados en oración y agradecimiento. Se protegen unos a otros. Siq ueremos tener paz en el mundo, debemos aprender a vivir como esos árboles.”

Me dijo: “Mira, mi nieto, las bellas enseñanzas que el Creador nos dejó en este pequeño arroyo. Siente el agua y ve cómo toca tu mno gentilmente y con amor. El agua viaja por desiertos, montañas y muchos otros lugares, sin embargo, nunca da su espalda a nada ni anadie. Aunque da vida a todos los seres, es humilde, simpre busca el punto más bajo. Empero, tiene una gran fe, poder y paciencia. Por ejemplo, si una montaña se pone en su camino, se mueve y se mueve hasta que la montaña se pone en su camino, se mueve y se mueve hasta que la montaña se lava con el mar. Estos son los dones espirituales que el Creador nos dio a cada uno de nosotros. si queremos ser felices con nosotros mismos y con los demás, también nosotros debemos desarrollar estos dones sagrados.”

En todas nuestras acciones, debemos buscar ser ejemplos de vida, de los cambios que deseamos ver en el mundo. Si recorremos el camino, hacemos que éste sea visible. Debemos encontrar el valor y la dedicación para utilizar la sabiduría de nuestros antepasados a fin de trazar el camino de la paz y de un futuro equitativo. Si utilizamos la sabiduría, encontraremos que tenemos el poder de eliminar, con cuidado y amor, las barreras que limitan nuestro desarrollo como seres humanos y comunidades.

Cuanto mayor sea la dificultad en nuestro camino, mayor será la oportunidad de crecer y lograr la victoria. Siempre podremos llegar a ser más de los que hemos sido.

Gracias a las divinas enseñanzas, sabemos que el águila sagrada de la humanidad tiene dos alas en equilibrio y armonía: una representa a al mujer y otra al hombre. En nuestras relaciones como mujeres y hombres, hermanas y hermanos, madres y padres, debemos uninos para acabar con toda las formas de falta de respeto, maltrato o carencia de cooperación para combatir la responsabilidad de criar a los niños del mundo. Mi más profunda oración es para que con cada nueva salida del sol, seamos capaces de econocer que el regalo más sagrado y bendito de entre todos los regalos maravillosos que el Creador nos dio, es el nacimiento de un niño. Nuestro sagrado regalo y responsabilidad es hacer cuanto podamos para proporcionar a nuestros niños y nuestras comunidades el mejor futuro posible.

Entonces, mis queridos parientes, no hay momento demasiado largo ni demasiado retrasado, en el inagotable poder y amor de nuestro buen Creador, para que nos liberemos por completo de la herida tanto del pasado como del presente y podamos volar como las águilas majestuosas hacia las grandezas prometidas el sagrado destino y del futuro.

Obtenido del Libro: Arquitectos de la Paz
Publicado por: Michael Collopy, durante este año

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]