Noticias

Vehículos temporales, ¿la nueva tendencia?

2 mitos sobre autos eléctricos desmentidos

A lo largo de los años, y más acentuadamente desde el año pasado con motivo de la pandemia, los hábitos de transporte y movilidad, tanto en largas como en pequeñas distancias han sufrido cambios drásticos. El cambio sin duda debió ser bueno para la sustentabilidad, ¿pero se mantendrá así?

Hoy en día tener un trabajo ya no es sinónimo de tener que salir de casa. De hecho, según una encuesta desarrollada por KPMG, pareciera ser que el homeoffice llegó para quedarse:

6 de cada 10 empresas manifestaron intenciones de continuar con este tipo de modalidad de trabajo incluso una vez superada la pandemia.

Este aspecto, sumado a la amplísima oferta de productos y servicios que pueden solicitarse mediante internet – desde hacer las compras hasta una consulta médica- ha llevado que contar con auto propio no se considere como un bien fundamental como hace un par de años. Esto sin duda ha beneficiado a la sustentabilidad ya que la tasa de emisiones disminuyó considerablemente durante 2020.

Actualmente, quien necesita trasladarse de un lugar a otro en la ciudad puede optar por el transporte público, bicicleta -que ya lleva registrado un aumento en su uso del 221% desde la irrupción del Covid– o incluso alquilar un auto sólo para las ocasiones en que efectivamente será usado. Ahora bien, en este último caso, sea que la persona tenga el vehículo estacionado en su garage o sea que lo alquile por un par de días, es importante tener en cuenta que, desde el año pasado,  para circular por las carreteras de México es obligatorio contar con un seguro que, como mínimo, ofrezca una cobertura de responsabilidad civil frente a daños a terceros. En caso de que se detecte la falta de éste, el titular será penado con una multa.

La aseguradoras se adaptan ofreciendo nuevos productos

Frente a esta situación las compañías aseguradoras han desarrollado diversos productos adaptados a los panoramas que pueden requerir los clientes y que ofrecen alternativas en las formas de pagar el seguro de auto evitando abonar una tarifa mensual fija. Se trata de opciones como la del seguro de auto temporal con pólizas contratadas para brindar protección durante una cantidad predeterminada de kilometros o de tiempo.

Este producto es ideal tanto para quienes pasan mucho tiempo con su auto guardado, como para aquellas personas que ingresan al país con vehículos con placas extranjeras, para quienes no tiene sentido contratar un seguro regular.

Entre sus beneficios se destaca que el cliente puede seleccionar las coberturas que integrarán la protección (Ej.: granizo, robo, hurto, etc., siempre teniendo en cuenta que la cobertura mínima deberá incluir la responsabilidad civil por daños a terceros). Al contratar el servicio la compañía aseguradora instala un dispositivo electrónico en el interior del auto, que se encarga de monitorearlo para obtener información respecto del tiempo de uso, los kilómetros recorridos e incluso ciertos hábitos de conducción. Dicho control es el que finalmente permite el cobro por el efectivo uso que se haga del auto y de su seguro.

Tal vez sea una de las ofertas más atractivas y una buena opción para incrementar la cobertura de los vehículos que circulan en el país, en especial si se tiene en cuenta que, a pesar de la obligatoriedad, según datos de 2020 de la Comisión Nacional para la Protección de los Usuarios de Servicios Financieros, 7 de cada 10 coches mexicanos carecen de cualquier tipo de cobertura.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario