México forma parte de un grupo de países que está iniciando un programa piloto para construir un mercado de bonos de carbono a nivel nacional, y no sólo a un grado internacional como funcionaban hasta la fecha, según el Banco Mundial en el proyecto «Asociación para la preparación de mercado de bonos de carbono».

A nivel internacional, en el mercado de bonos de carbono, los países pueden ofertar mecanismos de desarrollo limpio que reduzcan sus emisiones y venden esa proporción de derechos para contaminar a otras economías.

En este proyecto de mercado doméstico de bonos de carbono, el Gobierno central incentivará al desarrollo de programas locales para la reducción de emisiones, por lo cual dará financiamiento a proyectos de mitigación.

«El País proyecta que nuevos mecanismos de mercado, como financiar acciones nacionales de mitigación, fortalecen la escala de actividades y permiten que una mayor cantidad de acciones y participantes, de diferentes esferas de la sociedad, desarrollen y puedan beneficiarse de estas capacidades», dice la presentación de México para el programa.

En este proyecto, donde también están otros 12 países como China, Chile y Costa Rica, pretende reducir de manera global las emisiones de carbono hasta en 40 por ciento en 2020 en comparación con 2005, a cambio de recibir financiamiento para proyectos «limpios».

En el caso de México, la obligación mínima de reducción para la fecha estipulada es de 30 por ciento, si bien el planteamiento del programa considera que se puede llegar a la meta ideal de 40 si se implementan los mecanismos de manera óptima.

«El País está actualmente desarrollando una nueva estrategia nacional contra el cambio climático, con una visión a largo plazo para la actual administración (2013-2018). Estos instrumentos se enfocarán en priorizar el crecimiento con bajas emisiones y el apoyo de infraestructura para proyectos de mitigación», señala el reporte.

Para el País, los objetivos de reducción se centran en reducir las emisiones mediante la mejora de aparatos domésticos, como refrigerador y estufa, la mejora de combustible para transporte urbano y la reducción de emisiones a nivel doméstico.

Fuente: Reforma

Acerca del autor

ExpokNews