Ambiental Noticias RSE

Uso de combustibles fósiles en el mundo no disminuye, pese a promesas

Uso de combustibles fósiles en el mundo no disminuye, pese a promesas
Escrito por ExpokNews

El informe publicado por REN21 demuestra que a pesar de todos los esfuerzos por cambiar hacía energía renovable, el uso de los combustibles fósiles es mayor.

El uso de combustibles fósiles en el mundo representó alrededor de un 80% del consumo mundial de energía final en 2019, la misma proporción de la combinación energética que hace una década, según reveló un importante informe nuevo.

De acuerdo con edie, publicado por REN21 —un grupo de expertos y un grupo de gobierno de múltiples partes interesadas que se centra en la política de energía renovable— el último Informe de estado global rastrea las tendencias en los campos de la política energética, la generación, el consumo y los mercados.

Uso de combustibles fósiles en el mundo no disminuye

El hallazgo principal del informe es que, si bien la capacidad global de generación de energía renovable aumentó en un 5% cada año entre 2009 y 2019, en comparación con un aumento promedio anual de la capacidad del 1,7% para los combustibles fósiles, las energías renovables no están penetrando en el mercado tan rápido como se esperaba.

Uso de combustibles fósiles en el mundo no disminuye, pese a promesas

La participación de los combustibles fósiles en la combinación total de consumo energético mundial se mantuvo estable. El carbón, el petróleo y el gas representaron el 80,3% de la mezcla en 2009 y el 80,2% de la mezcla en 2019.

Esto fue a pesar de un aumento en la proporción del consumo total de energía global con energías renovables, del 8,7% al 11,2%, en ese período de años.

REN21 está particularmente preocupado porque muchas naciones no están aprovechando la necesidad de lograr una recuperación económica de COVID-19 para aumentar la generación y el consumo de energía renovable.

En 2020, revela el informe, ningún país nuevo estableció marcos de políticas diseñados para apoyar el sector de las energías renovables, a pesar de que las energías renovables fueron más resistentes que los combustibles fósiles a los impactos de la pandemia. En todos los años anteriores desde 2010, más países han introducido este tipo de políticas.

Además, de la financiación de energía cubierta por los 31 paquetes nacionales de recuperación de COVID-19 cubiertos en el informe REN21, el 42% se destinó a la industria de los combustibles fósiles. En comparación, el 7% se destinó a energías renovables, y mucho menos a energía solar o eólica que a biocombustibles y energía a partir de residuos.

Uso de combustibles fósiles en el mundo no disminuye, pese a promesas

Una oportunidad desperdiciada

La Dr. Stephan Singer, asesor principal y colaborador del informe de CAN International compartió al respecto que:

Desafortunadamente, la dura lección de la pandemia es que la mayoría de los gobiernos no aprovecharon la oportunidad única para reducir aún más la contaminación por carbono y romper la resistencia de los operadores tradicionales de combustibles fósiles.

Lo que cuenta para ellos son las ganancias corporativas, ni el clima ni la salud de las personas.

Dr. Stephan Singer, asesor principal y colaborador del informe de CAN International.

Aunado a ello, Rana Adib, directora ejecutiva de REN21 comentó que los gobiernos no solo deben apoyar las energías renovables, sino también desmantelar rápidamente la capacidad de combustibles fósiles.

“Una buena forma de acelerar el desarrollo es hacer de la absorción de energía renovable un indicador de rendimiento clave para cada actividad económica, cada presupuesto y cada compra pública. Por lo tanto, cada ministerio debe tener objetivos y planes a corto y largo plazo para cambiar a la energía renovable junto con fechas de finalización claras para los combustibles fósiles”, agregó la directora.

La reciente hoja de ruta de la Agencia Internacional de Energía (AIE) hacia cero neto para 2050 advirtió que la inversión global en nuevas plantas de carbón sin medidas para reducir las emisiones, así como la extracción adicional de combustibles fósiles en el futuro, debería cesar de inmediato.

Este informe, al igual que el informe REN21, se ha enviado a los líderes mundiales y los ministros pertinentes antes de la COP26 en Glasgow este noviembre.

Además de proporcionar una política y una imagen globales así como una descripción general de la inversión gubernamental, el informe REN21 rastrea el papel del sector privado en la transición energética.

Revela que las empresas financiaron colectivamente 23,7 GW de nueva capacidad de generación de electricidad renovable en 2020 a través de acuerdos de compra de energía (PPA) con desarrolladores de proyectos.

Uso de combustibles fósiles en el mundo no disminuye, pese a promesas

Esta es la mayor adición de capacidad año tras año a través del modelo PPA desde 2015. En forma acumulada, el sector privado ha traído más de 90 GW de capacidad adicional en línea desde 2015.

Solo en 2020, los PPA representaron casi el 10% de las adiciones de capacidad global REN21 ha identificado a EE. UU. como el mercado líder, con la UE poniéndose al día rápidamente y naciones como India y China comenzando a escalar sus mercados de PPA más rápidamente.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario