Ambiental

Urgen a reciclar desechos para proteger al ambiente

Emplear los botes de plástico como en lapiceras, las latas de refresco, en saleros; cáscaras de plátano y restos de comida que ayuden al crecimiento de plantas del jardín, son algunas de las cosas que los capitalinos pueden hacer con los residuos que se generan todos los días en el hogar.

Claudia Hernández, líder coordinador de proyectos en el área de Residuos de Educación Ambiental de la Secretaría de Medio Ambiente del DF, dijo que la gente debe ver en la separación de desechos una segunda oportunidad que se da a los materiales que se utilizan.

Por ejemplo, los envases de vidrio pueden servir en la cocina como especieros. Las bolsas de plástico para los papeles del baño. Las cajas de cartón como envolturas de regalo. Los envases tetrapak como contenedores para depositar los residuos orgánicos.

“De lo que se trata es de aprovechar al máximo todo lo que tenemos”, explicó Hernández.

Juntar las latas, metales y el periódico para venderlo puede no ser un gran negocio si se hace en el domicilio, pero ayuda a ahorrar la propina a la hora de entregarlo en el camión recolector, expuso.

“Uno le puede decir a los señores yo sé que por el papel o el aluminio que separé le van a dar un dinero, esa es mi contribución”, sugirió Claudia Hernández.

Los desechos orgánicos que se producen en los hogares de la ciudad representan casi la mitad de las 12 mil 500 toneladas de los residuos que se generan cada día, por lo que reutilizarlos disminuye el volumen de lo que se deposita en el relleno sanitario del Bordo Poniente y se pueden obtener beneficios.

La forma, dijo, es simple: hacer composta, que es “una manera controlada del proceso de putrefacción”.

Existen diversas maneras de realizar el abono doméstico, según la cantidad de residuos que se generan en casa, pero todas ellas resultan altamente nutritivas para las plantas, por la variedad de residuos que se utilizan en su elaboración doméstica.

La especialista en educación ambiental consideró que las compostas que se hacen en recipientes que permiten la oxigenación son las más recomendables pues evitan malos olores y el proceso de putrefacción de los residuos se acelera.

Si se hace en un huacal se debe colocar primero tierra en suelo y paredes y después los restos de comida, cáscaras de frutas y verduras, un poco de agua y una vez más tierra, después tapar la mezcla, repetir el proceso hasta llenar el recipiente. Aplicar la composta a las plantas del jardín, macetas o de la calle fuera de las casas mejorará su textura y ayudará a su crecimiento de la flora.

El abono también puede fabricarse en costales o directamente en las macetas, otra opción es hacer un hoyo en el jardín de la casa, aunque esta forma de elaborar composta lleva más tiempo y es más complicada.

El consejo que debe tomarse en cuenta es que mientras más limpios se mantegan los residuos sólidos, mayores son las posibilidades de reutilizarlos y evitar el deterioro ambietal que significa obtener recursos naturales para su fabricación.

Fuente: El Universal

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario