Grupo Presidente sabe que la hospitalidad en un lugar es indispensable para sentirse como en tu propio hogar. ¡Checa este ejemplo!

Las personas de más de 60 años constituyen un sector particularmente vulnerable de la población. En México se estima que alrededor del 47% de ellos vive en pobreza. Entre un 20% y un 30% sufre abandono, violencia física, psicológica y patrimonial. Estos datos alarmantes los da a conocer la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), y ponen de manifiesto un problema social que es necesario atender.

Para que este sector de la población, deje de ser vulnerable se necesitan políticas públicas que contribuyan a brindarles atención integral. Esto quiere decir que es necesario atender sus necesidades económicas, pero también sociales, psicológicas y de salud física. Todo ello requiere del trabajo de un gran número de trabajadores sociales, enfermeras y personal médico orientado al cuidado de la salud del adulto mayor; así como especialistas en padecimientos crónicos, para aquellos que viven con este tipo de enfermedades.

En los últimos años organismos gubernamentales y no gubernamentales han trabajado arduamente en atender a este sector. En San Miguel de Allende, Guanajuato, por ejemplo, se encuentra el asilo ALMA, A.C., un espacio que atiende a adultos mayores que requieren asistencia y no pueden vivir solos. Este espacio es único y desde su creación sirve de ejemplo para la ciudad mágica en la que opera.

El día en que este asilo recuperó el ALMA…

La organización está liderada por una mesa directiva, quien de manera mensual se reúne con el objetivo de dar cumplimiento a su misión: brindar un hogar a los casi 50 adultos que más lo necesitan. 

Los adultos mayores que habitan en esta estancia cuentan con un consultorio para la atención médica, área de terapia física, capilla, circuito para caminar y comedor.

Para seguir manteniendo las sonrisas de los residentes, aquí se reciben apoyos de todo tipo; puede ser de manera monetaria y en especie. Incluso, aquí también muchos voluntarios han llevado a cabo actividades recreativas que ayudan a los adultos mayores ha mantener un estilo de vida activo, saludable y feliz.

Como una empresa líder en la industria hotelera y restaurantera, sumado a la reciente integración de su área de apoyo para el retiro, Grupo Presidente sabe que la hospitalidad en un lugar es indispensable para sentirse como en tu propio hogar. Es por ello que este 2019 la empresa se ha acercado a ALMA para apoyar de manera voluntaria en el mejoramiento del espacio, llevando un poco de la hospitalidad propia del grupo a estos adultos mayores y contribuyendo a que tengan un mejor hogar.

Un total de 60 voluntarios de Grupo Presidente visitaron ALMA con el objetivo de reacondicionar y pintar algunas áreas del asilo para dejarlas como nuevas.

En esta ocasión, los voluntarios fueron directivos de distintos restaurantes y hoteles del grupo quienes se pusieron la camiseta, tomaron las brochas y comenzaron a pintar las zonas que les correspondía para que este asilo recuperara el ALMA.

En Expok acompañamos a los voluntarios y atestiguamos cómo los directivos del grupo, además de dirigir con liderazgo hoteles y restaurantes, también se pueden involucrar con las comunidades.

Ellos, por su parte, se sintieron orgullosos de haber participado y haber ayudado a recuperar las instalaciones del asilo. También se llevaron la satisfacción de conocer un lugar que tiene una historia de bondad y amor hacia las personas de la tercera edad de San Miguel de Allende. 

Además de pintar bardas y la fachada de este lugar, el grupo también realizó una donación en especie de pañales y papel higiénico, artículos que son de gran ayuda en este tipo de lugares por las condiciones de los residentes.

“Este tipo de actividades están arraigadas a la empresa, siempre aprendes algo nuevo y cuando suceden resultados como los del día de hoy, te llevas una satisfacción enorme”. Braulio Arsuaga, director general de Grupo Presidente 

¿Qué hay detrás del asilo ALMA? 

Detrás de ALMA, se encuentra un nombre que va más allá de su significado, ya que las iniciales de este lugar, significa Apoyo a los Miguelenses Ancianos. Este lugar fue fundado en 1992, por Carmina Casas, de nacionalidad española y Margaret Galowey, canadiense. Ellas buscaron el apoyo del municipio para lograr la donación del terreno. Posteriormente, la construcción fue realizada gracias a donaciones de personas, después de dos años comenzaron a recibir a adultos en situación de calle. 

Actualmente, este lugar atiende a los Sanmiguelenses totalmente necesitados, adultos que tengan familia con limitaciones extremas y medianamente escasas. También a adultos con familia y recursos suficientes, pero con necesidad de atención, incluso en este lugar se atiende a extranjeros que por varios años hayan sido residentes de San Miguel de Allende.

En 2050, la población de los adultos mayores será del 30%, lo que significa un gran reto para seguir apoyando y protegiendo a este sector que en la mayoría de regiones se encuentra olvidado.

Acerca del autor

Marisol López

Comunicóloga titulada por la Universidad del Valle de México, apasionada por la web y otras herramientas que están en la red, amante de la radio y la tecnología.