La contradicción de la marca es mostrar a la mujer como objeto, ¡Te contamos detalles!

La nueva campaña publicitaria de Vicky Form ha sido criticada debido al doble sentido que tiene en sus anuncios. Según Patricia García Romero, gerente de Mercadotecnia de Vicky Form, Vicky Form quizo conservar la “calentura” y generar polémica.

“En nuestra campaña ‘Tengo mucho que enseñarte’ mostramos a una mujer consciente de lo que le gusta hacer, con un pudor diferente y que propone”, comenta la directiva. Agrega que Vicky Form se define por ser una marca franca, que genera controversia y “con una tradición de doble sentido”.

En la campaña se pueden leer mensajes como:  ‘Si quieres una muñeca, cómpratela’, ‘Mi tipo de rico no incluye dinero’ y ‘Yo digo cuando nos vamos o nos venimos’.

Tropieza Vicky Form con la RSE

Tropieza Vicky Form con la RSE

De acuerdo con Patricia, “usamos modelos internacionales, con mucha sensualidad y que llevan la chispa de nuestra marca”. Sin embargo, esta campaña no ha sido del todo positiva.

Tropieza Vicky Form con la RSE

Algunos especialistas dicen que la marca tuvo un error. Para Cecilia Sotres, integrante de la asociación civil La Cabaretiza y organizadora de Publivíboras, proyecto que detecta y evidencia la violencia de género en los contenidos publicitarios, éste es un gran error de Vicky Form:

“Sabemos que venden ropa íntima y que es difícil poner a una mujer con poco busto, pero sí deberían usar imágenes menos estereotipadas. Las modelos ni siquiera se ven mexicanas, yo no veo ese tipo de mujeres en la calle; tienen que dejar de ser clasistas, elitistas y racistas”. También asegura que presentar féminas que se apeguen a las características físicas de las mexicanas daría mayor credibilidad a la marca.

Anteriormente, Vicky Form ya lo había hecho con “Los 10 mandamiento de la mujer, creados por la mujer’, campaña en la que fotografías de “mujeres completamente normales” iban acompañadas de mensajes inspiradores.


Vicky Form cometió este error, según especialistas

Twittea esta frase.


La campaña fue aplaudida por Cecilia Sotres ya que sí se empodera a la mujer.

Sin embargo, “la contradicción se da cuando la marca muestra a la mujer como objeto. Cualquier persona que vaya por la calle y vea el espectacular seguramente observará los senos (de la modelo), jamás a va a leer el texto escrito”.

Para Ivonne Acuña, académica del departamento de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Iberoamericana, dice que  se está recurriendo a la sexualización comercial de las féminas, pero ni siquiera pensada en el placer de ellas, sino en el de los varones.

“Volvemos a caer en el estereotipo de la mujer bella, joven y delgada que se muestra como si solo sirviera para dar placer. Esto es un retroceso en la intención de cambiar la imagen de las féminas en la cultura mexicana”, explica Acuña.

Por su parte, la directora de Mercadotecnia de Vicky Form no coindice con esto, ya que dice que ha sido testigo de la evolución de la marca a lo largo de los 13 años que ha estado al frente del departamento:

“Hace muchos años había una campaña donde la mujer preguntaba ‘¿pecas?’ y en el que se entendía que ella todavía no estaba dispuesta a proponer, sino a esperar que su pareja fuera quien decidiera (…) Hoy ya hablamos de una mujer distinta, que se ha vuelto protagonista de su vida y que toma el control de su sexualidad”.

De acuerdo con datos de Expansión, en la campaña ‘Tengo mucho que enseñarte’, se encontró que el 48% de las seguidoras tienen entre 25 y 34 años y que son mujeres con actitud, económicamente productivas.

Acerca del autor

Janneth Del Real

Licenciada en Periodismo por la Escuela de Periodismo Carlos Septién. Ha trabajado en el periódico Mas por Más, revista SuperMujer, Pulso Pyme, Linio y en el Periódico AM de Querétaro. Actualmente desarrolla contenidos para Expoknews.

Mujer positiva que siempre busca el para qué de las cosas.