Gobierno

Tren Maya evitará que grandes empresarios “acaparen” contratos

Fonatur asegura que otorgará licitaciones y proveeduría a productores locales, de acuerdo con sus capacidades

En el sureste del país, desde la creación del puerto de Cancún en los 70, no se edifica una obra del tamaño e impacto como el que tendrá el Tren Maya, el cual fomentará el desarrollo social y urbano de las entidades del sureste mexicano. 

Rogelio Jiménez Pons, director general del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), informó que el proyecto del Tren Maya tendrá un alto impacto social porque las comunidades a su paso se beneficiarán por la reducción de costos en traslados hacia las ciudades, mayor llegada de turistas, crecimiento en infraestructura, amplió comercio ymovilización de mercancías para comunidades tierra adentro de la península de Yucatán.

El Tren Maya, al contar con estaciones clave como Mérida y Cancún, hará crecer el impacto social al trasladar a cientos de miles de pasajeros, trabajadores y turistas, mientras que las estaciones a ser edificadas impulsarán el desarrollo urbano ordenado con un modelo ecológico que tenga reglas claras, como respeto de 70% de zonas verdes con lo que sólo permitirá tener 30% de áreas urbanas.

Sobre priorizar contratos de insumos locales, detalló que “debemos medir bien las capacidades de la gente, se tiene fuerza de trabajo local que es capaz de atender las necesidades de la obra, sin embargo, a las grandes corporaciones se les contratará para atender los requerimientos que exigen los mayores contratos”.

Añadió que “no podemos soltarle un contrato grande de insumos a una mediana o pequeña empresa local, les meteríamos en un lio, porque sus capacidades podrían verse rebasadas. Tenemos que cuidar las escalas y dimensiones de este tipo de contrataciones”.

Enfatizó que “cada empresa debe tener contratos conforme a sus capacidades y darles preferencia conforme su tamaño, pero no buscar que los grandes empresarios acaparen, pues queremos que todos los proveedores tengan juego en este proyecto”.

El funcionario federal ha declarado que no se puede ser conservacionista a ultranza cuando existe tanta miseria; “tenemos que crear desarrollo y el desarrollo va a tener afectaciones al medio ambiente. Pero primero va la gente. No ganamos nada como país con tener jaguares gordos y niños famélicos; tiene que haber un equilibrio”. 

Puntualizó que aquellas personas u organizaciones no gubernamentales ambientalistas que se han proclamado en contra del Tren Maya deben abrirse más a la información, pues un tren contamina 100 veces menos que grandes autopistas terrestres.

Lamentó que muchas organizaciones de la sociedad civil tengan una agenda política más allá de sus programas de preservación ecológica.

“Las reservas de la Biosfera no se pierden por sí mismas, sino que se extinguen por la mano del hombre, ejemplo es Calakmul que pierde 1,400 hectáreas de bosque anualmente, por los taladores clandestinos como traficantes de especies”, dijo.  

Llevar el desarrollo social del Tren Maya permitirá sacar de la marginación a la población y nadie se vera tentado a seguir aprovechando la selva de forma incorrecta, consideró.

El proyecto del Tren Maya tendrá 18 estaciones y un recorrido de casi 1,500 kilómetros. El gobierno federal estima una inversión de entre 120 y 150 mil millones de pesos. Se busca que la iniciativa privada aporte 90% de los recursos. Para 2020, la Federación presupuestó 2,500 millones de pesos para la obra.

El Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), sin embargo, ha señalado que el costo de construcción del proyecto del Tren Maya podría aumentar hasta 10 veces.

El proyecto recorrerá una de las zonas con mayor riqueza ambiental del país, la zona de Calakmul y la reserva de Sian Kaán, hasta llegar a la laguna Bacalar, al sur de Quintana Roo.

El trazo del corredor ferroviario podría ser rediseñado para evitar cortar arterias ecológicas, por lo que se trabaja en un estudio de impacto ambiental que modele y compruebe la viabilidad de varias alternativas de ruta.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ha declarado que son “conservadores disfrazados de ambientalistas quienes pretender detener al Tren Maya”.

Recalcó que es un proyecto para beneficio del pueblo, por lo que no habrá afectaciones al medio ambiente ni a la riqueza cultural y no se impondrá nada por la fuerza.

Participación de ONU

La abogada Brenda Rogel Salgado, socia de la firma “Hogan Lovells” enfocada en aspectos ambientales, comentó que en la actualidad se tiene sólo un plan de infraestructurageneralizado del Tren Maya, con el gran faltante del plan maestro del mismo.

“Existe incertidumbre sobre la infraestructura del proyecto, sin embargo, se tienen avances con la inclusión de ONU Hábitat para transparentar licitaciones, respeto a comunidades regionales, planes urbanos, recursos a invertiry estudios ambientales”.

“Debemos aceptar que la autoridad federal sí busca dejar beneficios a empresas y proveedores locales, por ello, se invitó a ONU Hábitat para realizar este objetivo y que estas comunas acaben siendo regiones autosustentables. Ese es el proyecto, esperamos que se cumpla en la realidad y conlleve desarrollo comunitario”, indicó.

No descartó que tras la consulta ciudadana del Tren Maya se presenten amparos para frenar su construcción, pues ni siquiera se tiene un anteproyecto de Manifestación de Impacto Ambiental (MIA), “que esperamos no se politice y salga fast track en la Secretaría de Medio Ambiente”. 

Explicó que la ONU está invitada para calificar el Tren Maya como un proyecto sustentable y que mitigará la pobreza regional, sin embargo, este actor imparcial requerirá información completa y no sesgada para dar aval técnico y no parcial.

Consulta

López Obrador ha dicho que en caso de que gane el no en la consulta a las comunidades indígenas por el Tren Maya, se cancelará la obra. Aseguró que su administración no construirá obras que no pueda concluir en su sexenio, a pesar de que exista la posibilidad de que se dé continuidad a su gobierno. Esta consulta se realizará el 15 de diciembre en Chiapas, Campeche, Tabasco, Yucatán y Quintana Roo.

Acerca del autor

Juan Carlos Machorro

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]