Somos la última generación que podrá detener el cambio climático – ExpokNews

¿Es posible detener el cambio climático?

La cumbre del cambio climático de la ONU comenzó con una advertencia de que la generación de hoy es la última que puede prevenir el detener el cambio climático, y también la primera en sufrir sus impactos.

Casi 200 naciones se reunen en Polonia durante dos semanas, con el objetivo de forjar un acuerdo vital para convertir en realidad la visión de reducción de carbono establecida en París en 2015.

Las negociaciones se llevan a cabo en un contexto de noticias siniestras:

  • Los últimos cuatro años han sido los más calurosos de la historia y las emisiones globales aumentaron nuevamente, cuando deben reducirse a la mitad para 2030.
  • La acción climática debe multiplicarse por cinco para detener el cambio climático.

¿Se puede detener el cambio climático?

Twittea esta frase.


El contexto político también presenta desafíos, con la negativa al cambio climático del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, y los ataques al proceso de la ONU por parte de la administración de Bolsonaro de Brasil. Sin embargo, la nueva intención de la UE de volverse neutral para el clima y el costo de la energía renovable en picado han sido positivos, mientras que se anticipó un año de clima extremo.

detener el cambio climático

Según Kristalina Georgieva, CEO del Banco Mundial, claramente, somos la última generación que puede detener el cambio climático, pero también somos la primera generación con sus consecuencias. El banco anunció el lunes que su récord de 100 mil millones de dólares de financiamiento climático de 2021-2025 por primera vez se dividiría equitativamente entre proyectos para reducir las emisiones y aquellos que protegen a las personas de las inundaciones, tormentas y sequías que está haciendo el calentamiento global peor.

En los últimos años, solo el 5% de la financiación mundial ha sido protegida, pero 2018 ha sufrido fuertes impactos en el clima, con olas de calor e incendios forestales en Europa y California y grandes inundaciones en India, Japón y África oriental. Georgieva dijo que ya estamos viendo el impacto devastador del cambio climático y cree firmemente que la acción debe ir tanto en la mitigación como en la adaptación”.

El profesor Patrick Verkooijen, CEO del Centro Global para la Adaptación, en los Países Bajos dijo que los extremos del clima son la nueva normalidad. El debate sobre el clima ya no puede ser solo sobre las causas, sino que también debe centrarse en cómo se pueden adaptar rápidamente miles de millones de personas en riesgo.

Las naciones ricas han prometido 100 mil millones de dólares al año para 2020 para ayudar a los países más pobres a adaptarse al cambio climático y desarrollar energía limpia.

Gebru Jember Endalew, presidente del grupo de 47-strong Least Developed Countries, dijo: “Representamos a casi mil millones de personas, las personas que son las menos responsables del cambio climático pero que se encuentran entre las más vulnerables a sus efectos. Cuanto más tiempo tengan que esperar los países pobres para obtener financiación, mayor será el costo”.

Los negociadores en Polonia también deben producir un libro de reglas que regule la forma en que se realizó el seguimiento e informe de la acción prometida en virtud del acuerdo de París para garantizar que todas las naciones desempeñen su papel.

El profesor Johan Rockström, del Instituto Potsdam para la Investigación del Impacto Climático en Alemania dijo que deben establecerse reglas justas y efectivas para la contabilidad, con responsabilidades especiales para los grandes emisores, como EEUU y Europa, pero también China e India.

detener el cambio climático

El papel de los anfitriones polacos será crucial y el viceministro de energía, Michał Kurtyka, dijo que se centraría en utilizar los bosques para eliminar el dióxido de carbono de la atmósfera, los vehículos eléctricos y garantizar que los trabajadores de las industrias de combustibles fósiles recibieran nuevos empleos para detener el cambio climático.

Polonia genera el 80% de su electricidad del carbón y la cumbre de la ONU se llevará a cabo en una ciudad minera de carbón, Katowice. El gobierno polaco también ha permitido que dos compañías de carbón patrocinen la cumbre.

Robert Cyglicki, director de Greenpeace en Europa Central y Oriental dijo que tener a las principales compañías de carbón como patrocinadores de la cumbre del clima envía la peor señal posible en el peor momento posible.

Muchas naciones siguen firmemente comprometidas con la acción climática, particularmente Francia y China. Pero el secretario general de la ONU, António Guterres, advirtió que el aumento del populismo estaba socavando la voluntad política de algunos países para trabajar con otros.

Adriana Opromolla, de la ONG Caritas Internationalis dijo que todos los días, somos testigos de los efectos del cambio climático en las personas pobres y vulnerables de todo el mundo. La transformación es posible, pero se necesita voluntad política para que esto ocurra.

¿Crees que se puede detener el cambio climático? Te leemos en los comentarios.

Acerca del autor

Daniela Lazovska