Empresarios destacan el compromiso antes que los incentivos para promover la responsabilidad social

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) aseguró que México es una nación abierta a trabajar de la mano con las empresas en iniciativas sociales y ambientales que permitan el progreso del país.

A pregunta expresa de ExpokNews, el mandatario mexicano comentó que está trabajando de manera coordinada con el sector empresarial en todo lo que tiene que ver con impulsar el desarrollo económico y social de México.

“Existe una buena relación con el sector privado. Hemos tenido reuniones con las cabezas del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Carlos Salazar y Antonio del Valle, así como con otros representantes de organizaciones empresariales, porque nos están ayudando a resolver diversos problemas de infraestructura del país”, respondió durante la conferencia matutina del martes 20 de agosto.

De acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en México existen 4 millones 926 mil 61 de empresas de todo tamaño, siendo todo este universo el que de alguna manera debiera involucrarse en la responsabilidad social.

En el caso gubernamental, la responsabilidad social y el desempeño económico son de gran relevancia, pues se trata de la administración de los recursos de todos los mexicanos; ahondó que el sector empresarial colabora al realizar inversiones para el crecimiento del país, aunque subrayó que “en nuestro esquema de gobierno no todo el desarrollo depende de las grandes inversiones privadas. Nosotros como el Estado tenemos un plan de desarrollo con cuatro elementos fundamentales”.

El primer elemento, explicó, es la reactivación de la economía popular, ya sea dando empleo en el campo, construyendo caminos con mano de obra local, otorgando pequeños créditos, las Tandas para el Bienestar y manteniendo los apoyos oficiales para el bienestar social.

AMLO recordó que la gente del campo tiene tres formas de hacerse de ingresos: su producción de autoconsumo, la crianza de animales de patio y las remesas de migrantes que en este año se estima sean del orden de 35 mil millones de dólares.

Otro factor son los beneficios sociales que recibe la población por parte de los programas gubernamentales que tienen un presupuesto de 300 mil millones de pesos.

El segundo elemento del plan de desarrollo, dijo, es que el Estado promueve los programas sociales y de inversión, como el proyecto del Istmo, el Tren Maya, la construcción del nuevo Aeropuerto, la refinería de Dos Bocas, la rehabilitación de las refinerías, la extracción del petróleo y el impulso al sector energético, entre otros.

En tercer lugar está la inversión de la iniciativa privada, es decir, “los negocios que abre el empresario mexicano, que generan empleo y brindan la diversificación de la economía al contar con infinidad de corporativos, hoteles, industrias, servicios, etc”.

Finalmente están la inversión extranjera y el comercio exterior que se fomentan con base a la estabilidad económica nacional y que permiten la llegada de inversionistas de otros países, para que México continúe exportando bienes.

Cabe señalar que el Foro Económico Mundial detalla que ser socialmente responsable también contribuye a aumentar las ventas de una empresa hasta en 66%, ya que las tendencias de consumo consciente muestran que la gente está dispuesta a pagar precios más altos por productos comprados a empresas que son socialmente responsables.

Este impulso al diálogo sobre el tema de responsabilidad social en la agenda federal, fue un esfuerzo de casi tres meses realizado por Expok, con el objetivo de que el mandatario mexicano hablara de la importancia del tema durante su conferencia mañanera.

Estado, sigue siendo eje rector

A pesar de destacar la importancia de la responsabilidad social, el Presidente de México mantuvo la importancia del Estado como eje rector del desarrollo nacional.

“El Estado asume su papel de promotor del desarrollo, porque durante el periodo neoliberal se pensó que el gobierno no debía orientar el crecimiento económico, que no debía de intervenir”.

Lo anterior, dijo, derivó en la existencia de desequilibrios que hizo que el crecimiento del país no fuera de manera horizontal, sino con “islas de crecimiento”, es decir con regiones en donde hubo desarrollo mientras en otras no lo había.

Explicó que los pasados 36 años existió impulso a las ciudades fronterizas, en urbes costeras, en las metrópolis del centro y occidente, pero muchas otras regiones del sureste quedaron en el olvido y se despoblaron ante la falta de oportunidades.

“Queremos que el desarrollo sea parejo, por eso estamos impulsando mucho el desarrollo del sur y del sureste. Hoy se padecen de amplías paradojas pues creció el centro y norte del territorio donde no se tiene agua suficiente para sus empresas y población. Mientras que en el sureste del país se cuenta con el 70% del agua del país, pero el desarrollo industrial y agrícola ha sido nulo”, mencionó.

López Obrador puntualizó que “tenemos que buscar un desarrollo sustentable que aproveche de manera racional los recursos naturales; pero, insisto, depende de que el Estado lleve a cabo la planeación del desarrollo, como lo establece la Constitución”.

El tema de la sustentabilidad es un asunto de competitividad, pues en la medida que las empresas ahorren agua, energía, materias primas, obtienen más utilidad y al tener más utilidad, pueden invertir en más actividades, lo que las hace más competitivas.

De acuerdo con la Cámara de Comercio México-Estados Unidos, un corporativo que adopta medidas y estrategias de sustentabilidad puede generar un ahorro económico de entre el 10 y 18% de sus gastos.

Incentivos, convenientes aunque no necesarios

ExpokNews obtuvo diferentes respuestas de diversos actores sociales y empresariales en referencia a la importancia de contar con empresas socialmente responsables, en las cuales destacaron debe prevalecer el compromiso antes que el actuar a cambio de un incentivo.

Manuel Arango, filántropo y fundador del Centro Mexicano para la Filantropía (Cemefi), declaró que la responsabilidad social y la sustentabilidad no son un tema sólo de gobiernos, sino de las empresas y los ciudadanos.

Dijo que “la responsabilidad social bien puede coadyuvarse de una legislación que fomente este sector con ciertos incentivos, pero no es tan necesario, ya que mayormente es el tener el compromiso empresarial propio para alcanzar un mejor país”.

Andrea Brassel, directora de Responsabilidad Corporativa y Sustentabilidad de KPMG,  dijo que las empresas han avanzado mucho en la responsabilidad social, lo que permite ganar no sólo reputación, sino colaboradores más comprometidos y programas sociales que se vuelven un activo de retorno de beneficios para la sociedad y la empresa.

Francisco Mualim, director de Negocios de Nestlé Purina México, destacó la importancia de trabajar en conjunto con las atutoridades en los temas de responsabilidad social y sustentabilidad.

Tito Figueroa, presidente del Cluster nacional de Innovación y Desarrollo Tecnológico, indicó que el empresario tiene que pasar de ser un vendedor de productos a crear empresas del futuro con visión social y responsable.

El gobierno tiene sus planes y tiempos, pero las empresas deben actuar con base en la responsabilidad y generar las ganancias que detoné el progreso. Se debe evitar la simulación de sólo estarse certificando sin actuar en la realidad, explicó.

Beatriz Manrique Guevara, secretaría de Medio Ambiente del estado de Puebla, mencionó que los incentivos para ser una empresa socialmente responsable pueden ir desde aplicar determinados beneficios fiscales a plazos de gracia para efectuar pagos de deudas, aunque eso ya depende del ámbito legislativo y la autoridad hacendaria federal.

Urge tener mucha educación social y ambiental para cortar de la vida diaria el uso de productos que son contaminantes, sin olvidar que todos somos responsables de tener una sociedad sustentable y responsable socialmente, dijo. 

Eira Villagomez Pineda, gerente de Imagen y Comunicación de la cadena de electrónica Steren, describió que las empresas mexicanas deben realizar por iniciativa propia sus acciones de responsabilidad social, sin necesidad de una regulación al respecto.

Consideró que si bien pueden existir lineamientos al respecto, el compromiso del desarrollo social y la sustentabilidad debe ser adoptado como una obligación moral y propia.

Acerca del autor

Juan Carlos Machorro

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Caballocalco No. 42 Int 28, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact