Ambiental RSE

Residuos del coco… y no dan miedo

Esta marca encontró una manera sustentable de darle una nueva vida a las conchas de los cocos. Echa ojo.

El cocotero es una de las palmeras más cultivadas a nivel mundial. De él podemos obtener al coco, y no, no hablamos de aquel personaje de terror, sino de la fruta tropical que ha estado presente en mas de una ocasión en tu mesa o en tus visitas a la playa.

Sin duda el coco es uno de los frutos favoritos. Esto porque es una fuente rica en fibra y potasio, además de que también se puede utilizar para crear productos de belleza e higiene personal.

Josefina Llargués, licenciada en psicopedagogía y autora del libro Aceite de coco. Un regalo de la naturaleza (2016) señaló que el coco es una fruta esencial en la dieta tradicional de la población de muchas zonas del planeta y ha alimentado a millones de personas durante generaciones.

Desafortunadamente, el valor que tiene el coco para muchas comunidades, los pesticidas y la sobreexplotación de este fruto han puesto en riesgo su permanencia en esta tierra. Por esta razón, muchos emprendedores han buscado una manera de gestión adecuada y sostenible, así como fomentar una mejor gestión de él y sus residuos.

Este es el caso de Mariana Rodríguez que encontró una manera totalmente ecológica de reutilizar los cocos y protegerlos al darle vida a su empresa Oh my coco.

¡Queremos sus cocos!

La crisis climática y lo que se ha derivado de la llegada de la COVID-19, pusieron sobre la mesa la necesidad de vivir de una manera más sostenible. Esto ha fomentado que las empresas busquen alternativas para ofrecer productos y servicios amigables con el medio ambiente y que puedan ser reciclados, reutilizables y con ello reducir los desechos.

Al hacer esto, también se está impulsando un cambio en la sociedad, haciéndola más consciente sobre el valor y la importancia de ayudar a tirar menos basura, ahorrar y a ser un consumidor más responsable.

Como resultado tenemos marcas como Oh My Coco, que vieron en las conchas del coco una oportunidad para crear un negocio sostenible que ofrezca productos responsables como cuchillos, tenedores, cucharas; pajitas, cepillos de dientes y otros.

Esta empresa también se encarga de rescatar residuos de grandes empresas que utilizan como materia prima la comida de coco o el agua y desechan las cáscaras que se consideran residuos.

Ayudas al medio ambiente porque son conchas que se iban a descartar, que se iban a quemar y las rescatamos para un segundo uso.

Mariana Rodríguez, fundadora de Oh my coco.

De acuerdo con ella, la mercancía proviene principalmente de Vietnam. Esto se debe a que las fábricas con más residuos de esta planta están ubicadas en esa parte de Asia. Sin embargo, planea empezar a trabajar con residuos de empresas ubicadas en México.

También añadió que con un uso y cuidado adecuados sus artículos son duraderos, y aunque ya no quieras usarlos para comer, puedes colocar los cuencos, por ejemplo, en tu jardín y transformarlos en macetas y de esta manera se sigue buscando la forma de reutilizar.

Asimismo, asegura que sus productos estrella son el cuenco original que tiene un precio de 230 pesos mexicanos y el kit residuo cero con un precio de 550 pesos mexicanos: “Nos preocupamos de que todo sea sostenible, desde los utensilios hasta los bowls.

También ofrece una alternativa duradera para ir reemplazando aquellos artículos elaborados con plástico que hoy en día se ha convertido en uno de los peores enemigos del planeta y sus habitantes.

De hecho, se calcula, que en México se producen 300 millones de toneladas de plásticos al año, de las cuales solo se recicla 3%, así que contar con empresas como esta, es esencial hoy en día.

Inspirar a los demás

Con la apertura que le dio la creación de Oh my coco, Mariana decidió compartir diversos consejos para motivar a que las personas sigan sus sueños y se atrevan a emprender:

“Es difícil pero no imposible, no te rindas, siempre hay tiempo, las empresas crecerán a tu ritmo y no al de los demás, tómate tu tiempo”.

“No tengas miedo de emprender mientras trabajas, aquí la organización lo es todo “si se organizan lo pueden conseguir”. Deben tener en cuenta que tendrán más trabajo que nadie, pero la clave es empezar sin miedo”.

“Persigue siempre tus sueños, siempre puedes encontrar el momento del día, el momento para lograr tus metas y sueños que te propongas”.

Para fortalecer este proyecto, Mariana lo inscribió al programa de Shark Tank México y compartió cómo a través de una materia prima que fue rechazada por otras empresas, se pueden crear grandes cosas.

¡Te dejamos el video!

Actualmente, Oh My Coco se encuentra en más de 10 tiendas orgánicas a nivel nacional y en HEB, sus productos también se pueden comprar en su sitio web oficial, Amazon y Mercado Libre.

Esta empresa puede inspirar a otras personas a desarrollar marcas responsables que vean en los residuos una oportunidad para crear nuevos y útiles productos que ayuden a la sociedad a migrar a una vida más sostenible.

Acerca del autor

Kenya Giovanini

Comunicóloga en formación por la UTEL. Melómana, cinéfila y amante de la cultura pop. Ha desarrollado contenido para Revista Kuadro y actualmente trabaja como Asistente Editorial en Expokews, donde se encarga de curar el contenido más relevante sobre responsabilidad social, diseñar la síntesis diaria y crear contenido entretenido acerca de estos temas.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]