Ambiental

Repudia China meta obligatoria

China, el país más contaminante del mundo, dio la semana pasada un giro inesperado en su política ambiental al comprometerse a limitar sus emisiones de dióxido de carbono (CO2) y ofrecer, por primera vez, una cifra.

El Gobierno chino prometió reducir entre 40 y 45 por ciento su “intensidad energética” antes de 2020, un tipo de medición que liga las emisiones contaminantes al Producto Interno Bruto (PIB).

Esto no se traducirá, prevén los expertos, en una reducción neta de las emisiones, ya que se espera que la economía china crezca por encima del 6 por ciento anual hasta 2020.

En definitiva, China se compromete a crecer de una manera más sostenible, pero no renuncia a aumentar el CO2 que manda a la atmósfera, que actualmente es una quinta parte del total planetario.

“De todos modos el anuncio es positivo porque el Gobierno chino se había resistido siempre a un compromiso”, dijeron a REFORMA fuentes de WWF en China, matizando que Beijing podría negarse a poner por escrito su promesa. “Han insistido en que su oferta es la de un compromiso voluntario, no un acuerdo firmado.

Sería estupendo que las naciones en desarrollo sellasen también un tratado vinculante pero por el momento eso no parece posible”, agregó la misma fuente. “(Lo que nuestro Gobierno puede hacer) son actos voluntarios basados en los planes domésticos de desarrollo sostenible.

Todas esas acciones no pueden estar ligadas a un protocolo internacional porque son promesas voluntarias, no vinculantes”, dijo dos semanas antes Pan Jia Hua, director del Centro de Investigación Sostenible de la Academia de Ciencias Sociales de China. El anuncio tampoco cambia la postura central de China sobre el debate ambiental.

El país asiático reclama su derecho a continuar su fase de expansión económica y modernización. El Gobierno de Beijing considera que son los países industrializados los que tienen que dar ejemplo en el cuidado ambiental, ya que tienen una responsabilidad histórica.

Según expertos ambientales consultados en la capital china, para su país supondría un sacrificio gigantesco reducir la emisión de gases porque su economía aumenta y el año que viene espera volver a los dos dígitos de crecimiento.

Otro argumento de peso es que, a nivel individual, los chinos siguen contaminando mucho menos de la media. Y es que China produce 23 por ciento de los gases de efecto invernadero que se emiten a la atmósfera, pero ocupa el puesto 90 en cuanto a emisiones per capita.

Protestan contra el calentamiento
En varias ciudades de Europa, miles de personas salieron a exigir a las potencias un acuerdo climático en la cumbre de Copenhague.

Berlín Bajo el agua. Activistas alemanes disfrazados de líderes internacionales se sentaron dentro de un acuario lleno de agua, para resaltar el aumento en el nivel de los mares. Londres

Cerca de 20 mil personas marcharon en Londres usando ropa y pintura azul. Bruselas.

Unas 15 mil personas, algunos disfrazados, salieron a las calles.

Reforma, Internacional, p. 15
Click sobre la imagen para ampliar

repudia

Acerca del autor

ExpokNews

1 comentario

Dejar un comentario

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]