La marca Trident lanzó unos contenedores especiales para reciclar los chicles, ¡te contamos!

La goma de mascar es uno de los dulces favoritos en México, tanto que es el país que se mantiene en segundo lugar a nivel mundial en el consumo de dicho producto.

De acuerdo con un reporte de la empresa Mondelēz el consumo promedio per cápita anual de chicle en México es de medio kilo, y sólo es superado por Estados Unidos.

Es tanto el consumo de chicle por parte de los mexicanos que Trident, la marca de goma de mascar, lanzó unos contenedores especiales para reciclar los chicles, con el objetivo de transformar este producto en otros artículos, tales como cestos de basura.

Reciclar chicles para crear otros productos


Trident, la marca de goma de mascar, lanzó unos contenedores especiales para reciclar los chicles, con el objetivo de transformar este producto en otros artículos.

Twittea esta frase.


De acuerdo con datos de Excélsior, en México, siete de cada diez gomas de mascar que se consumen son de la marca Trident, productos que fácilmente que se pueden transformar en otras cosas.

TerraCycle, Trident y el Centro Histórico se asociaron para crear el programa de reciclaje gratuito, que se puede identificar en redes sociales con el hastag #TiraElChicleAlBote.

Con esto se espera lograr que los fanáticos de esta golosina participen activamente y lo depositen en los contenedores especiales.

Una vez recolectadas, las gomas de mascar se limpian y convierten en nuevos polímeros que serán utilizados para crear productos reciclados.

La idea es que después de tener los chicles reciclados, mezclarlos con otros polímeros para reciclarlos formando pellets, y con este nuevo material se formarán los nuevos botes de basura.

Cabe mencionar que Mondelēz también tiene otras marcas en su portafolio, tales como Bubbaloo y Clorets: inclusive, la planta de gomas de mascar más grande del planeta opera en la República Mexicana y 7.5 de cada diez chicles consumidos son elaborados allí.

En la actualidad, el 50% de la producción de esta fábrica se queda en el país y el resto se va a otros mercados.

Cada contenedor se puso a disposición de los consumidores y se pueden encontrar en varios puntos del Centro Histórico de la Ciudad de México.

Se eligió este lugar de la ciudad puesto que en la calle de Madero, los chicles pegados en el piso eran muy difíciles de quitar, tanto que el gobierno tuvo que comprar diez máquinas especiales para poder retirarlos.

¿Dónde tirar los chicles?

El mayor problema del chicle es que no se sabe dónde tirar, muchos creen que es un residuo invisible y por ello es arrojado en la calle. Sin embargo, lo adecuado es tirarlo en el cesto de la basura, para que sea desechado de manera correcta con el resto de los residuos.

Con esta iniciativa de Trident, se espera también que el problema de los chicles en las calles se comience a eliminar. Además, ahora se podrá reciclar este residuo y así se ayudará también a nuestro medioambiente.

Acerca del autor

Janneth Del Real

Licenciada en Periodismo por la Escuela de Periodismo Carlos Septién. Ha trabajado en el periódico Mas por Más, revista SuperMujer, Pulso Pyme, Linio y en el Periódico AM de Querétaro. Actualmente desarrolla contenidos para Expoknews.

Mujer positiva que siempre busca el para qué de las cosas.