Dos hombres fueron arrestados en Stabucks y la marca fue acusada de racismo. ¡Entérate!

El tercer lugar para estar. Así es como Starbucks ha buscado posicionarse dentro de Estados Unidos y en diferentes países del mundo. Un espacio de reunión en el que puedes estar tanto tiempo como en tu casa o tu trabajo y sentirte cómodo. Claro que esto último se ha puesto en duda luego del polémico arresto de dos hombres negros dentro de uno de sus puntos de venta en Filadelfia, Estados Unidos, cuando se negaron a abandonar el lugar.

Algunos consumidores presentes en el incidente reportaron que los hombres no habían ordenado nada aún, aparentemente porque esperaban a una tercera persona, quien arribó al lugar mientras los visitantes eran esposados por la policía. Los baristas presuntamente llamaron al 911 porque los clientes usaron el baño y esperaron dentro del lugar, sin consumir.

Un video grabado por uno de los comenzales durante el arresto, se viralizó rápidamente. En él, se muestra a varios policías hablando envoz baja con dos hombres negros sentados en una mesa. Después de unos minutos, los oficiales esposan a los hombres y los llevan afuera mientras otros clientes dicen que no estaban haciendo nada malo.

El incidente generó diversas reacciones en redes sociales, que condenaron el racismo mostrado por parte de los caboradores de la cadena. Los usuarios reportan que las personas blancas tienen un trato muy distinto en el establecimiento y que pueden utilizar el sanitario sin tener que consumir.

Por su parte Kevin Johnson, CEO de la marca, calificó los arrestos como reprochables y aseguró que desea disculparse personalmente con los hombres afectados. «Starbucks se opone firmemente a la discriminación y el racismo», declaró. Sin embargo eso no ha detenido a algunos manifestantes de reunirse afuera de la tienda de Filadelfia donde ocurrieron los arrestos.

Robert Passikoff, presidente de una firma consultora con sede en Nueva York que investiga la lealtad de marca, dijo que compañías como Starbucks están en una situación difícil ya que intentan operar tanto como centros comunitarios como lugares donde se espera que las personas realicen una compra.

“Las empresas se han dedicado a establecer el tipo de bonos emocionales y entrega de productos que creen que van a generar compromiso, lealtad y, en última instancia, beneficios”, dijo Passikoff, de Brand Keys Inc. “Pero hoy el consumidor decide qué es correcto. Se han convertido en imanes para experiencias sociales, en el sentido amplio de “social”, pero no en el sentido de “Oh, necesito comprar algo”.

Y es cierto. Los consumidores de hoy desean que sus marcas favoritas se alineen con sus valores. Starbucks ha tenido aciertos en numerosas áreas, pero el racismo parece no ser una de ellas. En 2015, su movimiento Race Together desató polémica y hoy no la pasa bien.

A través de su cuenta de Twitter, la empresa reiteró una disculpa a sus consumidores, especialmente a los afectados por el incidente; y destacó que revisa el asunto con las autoridades para asegurarse de que este tipo de acontecimientos no se repitan en sus tiendas.

Acerca del autor

Corinna Acosta

Comunicóloga por la Universidad del Valle de México, especialista en marketing y RSE. Colabora en este espacio desde 2012 y es la encargada de planear el contenido de Expoknews para hacer llegar a tus manos información útil y entretenida.

Actualmente es estudiante de la Maestría en Mercadotecnia por la Universidad de la Comunicación.