Grupos Vulnerables RSE

¿Quiénes tienen los peores salarios en México?

Estos grupos sufren condiciones de desigualdad no solo en el contexto social, sino en lo laboral…

En México, no solo la creación de empleos va a la baja, sino también el salario alcanza cada vez menos. Aunado a ello, en nuestro país ciertos grupos sufren condiciones de desigualdad en el contexto laboral.

Dichos grupos son: mujeres, personas con discapacidad, indígenas, integrantes de la comunidad LGBTI y los adultos mayores.

Todos ellos suelen tener salarios inferiores a los del resto de la población tan solo por su género, condición física, racial o de identidad.

De acuerdo con el estudio llamado Los peores salarios para los más discriminados, el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) plantea que las barreras que enfrentan los grupos antes mencionados para obtener un empleo digno, no tienen que ver con sus capacidades laborales sino con criterios de las empresas que discriminan ciertas cualidades.

EL IMCO dice que a pesar de estas dificultades, un gran número de personas de estos grupos optan por trabajar en el sector informal, donde no hay contratos laborales, prestaciones y protección social: salud, vivienda y pensión.

Dentro del mismo análisis, el IMCO se dio cuenta de que en México, las mujeres sufren una «marcada desigualdad» en el mercado laboral. La diferencia es notable desde el número de personas ocupadas.  

Población femenina

Únicamente el 46% de las mujeres de entre 15 y 64 años están empleadas frente al 79% de los hombres. Para nivelar esta cifra y alcanzar las estimaciones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), se tendría que dar empleo aproximadamente a 6 millones de mujeres en el corto plazo. 

Además, las mujeres perciben salarios entre 18% y 34% menos que los hombres a pesar de realizar las mismas actividades, según la Secretaría de Trabajo y Previsión Social.

Por ello, muchas de ellas optan por estar dentro del mercado informal.

En la informalidad las mujeres no cuentan con licencias pagadas de maternidad, esto tiene un doble impacto: repercusiones para las madres y para sus hijos recién nacidos”, resalta el IMCO. 

Otro punto a destacar es que una parte de las mujeres ocupadas se concentran en sectores con bajos salarios, como el de los servicios domésticos, donde labora el 11% de ellas en comparación al 1% de los hombres, según cifras del estudio “Igualdad Entre Mujeres y Hombres en Materia de Puestos y Salarios”, de la CNDH.

Datos de la STPS y del Consejo Nacional de la Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), el IMCO hizo una comparativa de los ingresos mensuales entre hombres y mujeres. En todos los casos, ellas ganan menos que el sexo opuesto. 

Población indígena

En nuestro país hay una alta diversidad étnica pero toda esa riqueza no se refleja en la calidad de vida de quienes la integran. Actualmente, las personas indígenas sufren de discriminación y exclusión social desde sus primeros años de vida hasta que se incorporan al sector laboral.

Según el Consejo Nacional de Población (Conapo), en nuestro país, el 21.5% de las personas se considera indígena, pero sólo el 6.5% habla alguna de las 68 lenguas que existen.

Del total de las personas indígenas más del 70% viven en condiciones de pobreza, de éstos el 32% de encuentran en pobreza extrema.

Y es que la primaria es el grado máximo de estudios para la mitad de la población indígena, lo cual merma sus posibilidades de desarrollo profesional. Con base en información de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, un hombre indígena que trabaja gana 4 mil 155 pesos mensuales, mientras que una mujer indígena recibe 3.84 mil pesos.

El IMCO también encontró que más del 77% de las población indígena no tiene seguridad social frente al 82% de la población no indígena que sí cuenta con ella.

Personas con discapacidad

Datos del INEGI, en el país hay 7.8 millones de personas con discapacidad, un 6.3% de la población.

El IMCO señala que este sector social, “es uno de los más marginados, pues padece más la exclusión social que las propias limitaciones físicas intrínsecas a una discapacidad”. 

Viviendas para personas con discapacidad

Cifras del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) señalan que el 50% de las personas con discapacidad viven en situación de pobreza y el 13% en pobreza extrema. Además de que una de cada dos personas con discapacidad es un adulto mayor, lo cual los hace aún más vulnerables. 

Dentro del estudio, el IMCO encontró que solo 4 de cada 10 personas con discapacidad realizan alguna actividad económica, una cifra muy inferior al resto de la población.

Adultos mayores

Son más de 9.6 millones de personas adultas mayores los que actualmente hay en nuestro país; 2.5 millones de ellos trabajan; la mayoría por necesidad y bajo condiciones deplorables.

Aunque a su edad, ya deberían tener un retiro laboral, muchos siguen buscando empleo para no depender de alguien económicamente o por falta de una pensión.

El Coneval dice que el 41.5% de los adultos mayores son pobres y entre ellos casi un 7% vive en pobreza extrema. Esto, en parte, se debe a que de las 9.6 millones de personas mayores de 65 años, 2.5 millones no recibe algún tipo de pensión, ni siquiera el programa federal “Pensión para Adultos Mayores”. 

Comunidad LGBTI

A pesar de que en la Ley Federal Federal para Prevenir y Eliminar la discriminación se establece que ningún mexicano debe de sufrir de segregación social por motivos de preferencia sexual, la realidad es muy distinta:

Datos del Conapred señalan que 7 de cada 10 personas de la comunidad se han sentido discriminadas, una de las razones por las que varios de ellos deciden abandonar los estudios y por consiguiente son propensos a tener menores ingresos.

Las mejores empresas para trabajar para la comunidad LGBT en México 2019

En el Diagnóstico nacional sobre la discriminación hacia personas LGBTI en México, elaborado por la Comisión de Atención a Víctimas y la Fundación Arcoiris, 6 de cada 10 miembros de esta comunidad dijeron que su orientación sexual es un obstáculo para acceder a un empleo, mientras que el 43% de quienes laboran dijeron haber recibido un trato discriminatorio en su lugar de trabajo.

Propuestas para mejorar el panorama

De acuerdo con el IMCO estas son algunas propuestas para mejorar el panorama de cada grupo:

  • Facilitar el acceso de las madres trabajadoras al mercado laboral mediante apoyos al cuidado infantil, horarios flexibles en el trabajo, facilidades para mantener la lactancia, aumentar y hacer efectivos los periodos de paternidad, entre otros.
  • Establecer mecanismos para garantizar que los empleadores paguen los mismos salarios a sus trabajadores sin discriminación de género. 
  • Promover los espacios laborales libres de segregación a grupos minoritarios mediante la concientización social. Se debe garantizar la correcta ejecución y vigilancia de la normatividad en materia de discriminación, brindando asesoría oportuna a quienes sufran esta situación. 
  • Simplificar el proceso para acceder a los incentivos fiscales a quienes dan empleo a adultos mayores y personas con discapacidad, además de verificar que el sueldo sea equivalente al resto de los trabajadores. 

Acerca del autor

Janneth Del Real

Licenciada en Periodismo por la Escuela de Periodismo Carlos Septién. Ha trabajado en el periódico Mas por Más, revista SuperMujer, Pulso Pyme, Linio y en el Periódico AM de Querétaro. Actualmente desarrolla contenidos para Expoknews.

Mujer positiva que siempre busca el para qué de las cosas.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Caballocalco No. 42 Int 28, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact