Contratar 1,500 refugiados en diversas sedes del mundo es la meta al 2023 que se ha planteado esta compañía

El corporativo WeWork, firma de espacios de coworking en México y Latinoamérica, se suma a la iniciativa global de la marca que pretende contratar a 1,500 refugiados y migrantes para el 2023 en sus diferentes sedes del mundo.

De esta manera, la marca responde a la diatriba de qué pueden hacer las empresas por los migrantes y se responde con su misión per se: brindando oportunidades de empleo para establecer una mejor perspectiva de desarrollo social y humano a estas personas, quienes por alguna razón abandonaron su nación de origen.

Cabe mencionar que el número de solicitudes de refugio aumento de forma drástica en México, pasando de 1,296 solicitudes en 2013 a 24,424 en lo que va del 2019.

Para los impulsores de esta iniciativa, el corporativo WeWork, la empresa de desarrollo social Tent, la organización civil “Casa Refugiados” y la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), la presencia de los refugiados representa una gran oportunidad para que las empresas nacionales los integren económicamente en sus equipos laborales.

El apoyo de Wework incluye una campaña de concientización y educación en sus edificios, la utilización de los espacios y la comunidad de miembros de estas instalaciones para apoyar a los refugiados a integrarse más rápido mediante ferias de empleo, talleres y contratación directa.

WeWork, ACNUR y la Incubadora de Trabajo de Refugiados y Retornados (INTRARE) capacitarán a refugiados y repatriados para acelerar su proceso de integración en el mercado laboral mexicano.

Carol Pérez, directora de Asuntos Públicos de WeWork en Latinoamérica, declaró que esta empresa busca ser un sitio de encuentro de colaboración de personas de todas las profesiones y nacionalidades, con el objetivo de enriquecer el mundo del emprendimiento multicultural.

Expuso que las empresas son un elemento clave para garantizar la dignidad de las personas y cuestionó qué pueden hacer las empresas por los migrantes, con la respuesta: abrir sus puertas para estas personas.

Explicó a ExpokNews que este programa de empleo y apoyo a refugiados se consolidó en 2018 con las alianzas que establecieron con otras empresas, organizaciones civiles y ACNUR, bajo la premisa de contratar a 1,500 refugiados para los siguientes cuatro años.

“La ubicación de estas plazas laborales y los refugiados será muy variado, dependerá de ellos mismos, su movilidad y la nación en donde se localicen”, dijo.

WeWork a nivel mundial hace cinco años sólo contaba con 2 mil empleados mientras que en la actualidad son más de 12 mil empleados, lo que refleja su crecimiento exponencial.

Recalcó que “las personas piensan que la crisis de refugiados es sólo responsabilidad del sector público, pero no es así, pues son una alarmante realidad que necesita de la injerencia de toda la sociedad y las empresas”.

“No es sólo sentarnos a ver las noticias, no tenemos que sólo pensar en el yo, sino en el nosotros, ya que la crisis de refugiados modifica la realidad y las economías de las naciones, esto ya lo apreciamos al terminar la Segunda Guerra Mundial”.

“La industria privada genera mejores oportunidades para los mexicanos y en algunos casos para los extranjeros, la cosa es qué pueden hacer las empresas por los migrantes y es no pensar de dónde eres, sino en el talento, la competencia del mercado y la calidad del individuo”, recalcó.

Grave, realidad de los refugiados en el mundo: ACNUR

Juan Pablo Álvarez, senior Durable Solutions Assistant de ACNUR en México, dijo que la situación de los refugiados es grave y soslayó que existen más de 70 millones de personas desplazadas en el mundo, de los cuales 25 millones han cruzado sus fronteras por diversas razones, desde violencia, condiciones climáticas, guerra civil, pobreza, dictaduras, etc.

Ejemplificó que en Líbano, uno de cada seis personas es refugiado, mientras en México ese porcentaje baja al 0.65 refugiado por cada mil mexicanos.

ACNUR estima que si se emplea a la totalidad de las personas que solicitan la condición de refugiados y que se encuentran en edad laboral en México, con un salario promedio de 6,500 pesos mensuales, el país recibiría en impuestos un total de 218 millones 607 mil 944 pesos en un periodo de seis meses.

Qué pueden hacer las empresas por los migrantes

Este programa de empleo de WeWork comenzó en sus sedes de Estados Unidos e Inglaterrea y les ha permitido conformar una red mundial de más de 100 empresas que apoyan a los refugiados. Ahora el proyecto se amplía a México, Brasil y Colombia.

Este programa de empleo a refugiados nació en 2017 en Estados Unidos, en la ciudad de Nueva York, y tras dos años de haberlo implementado permite que en la actualidad más de 80% de las 150 personas contratadas sea refugiado.

La compañía WeWork fue fundada por Miguel McKelvey y Adam Neumann, tiene un valor en el mercado global de 20 mil millones de dólares y cuenta con 178 ubicaciones en todo el mundo.

Wework tiene instalaciones en Estados Unidos, México, Alemania, Argentina, Australia, Brasil, Bélgica, Canadá, Chile, China, Colombia, Corea del Sur, Costa Rica, Dinamarca, Emiratos Árabes Unidos, Dubái, España, Filipinas, Francia, Holanda, Hong Kong, India, Indonesia, Irlanda, Israel, Italia, Japón, Malasia, Noruega, Perú, Polonia, Reino Unido, República Checa, Rusia, Singapur, Sudáfrica, Suecia, Tailandia, Taiwán y Vietnam.

Acerca del autor

Juan Carlos Machorro