Conoce la importancia de tener una política de Derechos Humanos

Si te cuestionaran acerca de la importancia de los Derechos Humanos, seguramente coincidirías en que son fundamentales para garantizar la seguridad y el bienestar de todas las personas, sin embargo ¿sabes cuántos son y en qué consiste cada uno?

Lo cierto es que la mayoría de la gente no sabe cuáles son, entonces cómo saber si estamos respetando algo que ni siquiera conocemos.

Si laboras en una empresa, es probable que al inicio de la relación hayas firmado un código de ética, junto a un contrato que muestra tus derechos y obligaciones como trabajador, pero qué hay con tus derechos como individuo, ¿sabes qué es una política de Derechos Humanos, o si tu compañía cuenta con una?

¿Qué es una política de Derechos Humanos?

Una política de Derechos Humanos es una declaración de principios, en la cual, la organización se compromete a respetar y proteger los Derechos Humanos reconocidos de forma internacional, y no ser cómplice de ningún tipo de abuso o vulneración a los mismos.

Dicha política busca proteger no solo a los colaboradores de la empresa, sino también a su cadena de valor, socios, contratistas, clientes y sociedad en general.

Protección Civil via Shutterstock

Para poder explicar qué es una política de Derechos Humanos y por qué es importante tenerla, es necesario hablar de una iniciativa de las Naciones Unidas llamada Pacto Mundial.

Pacto Mundial tiene el objetivo de impulsar diez principios universales para promover la responsabilidad social en las empresas en temas de Derechos Humanos, medio ambiente y lucha contra la corrupción.

Los primeros dos principios de este decálogo hablan de Derechos Humanos:

  • Principio 1: “Las empresas deben apoyar y respetar la protección de los Derechos Humanos fundamentales, reconocidos internacionalmente, dentro de su ámbito de influencia.”
  • Principio 2: “Las empresas deben asegurarse de que no son cómplices en la vulneración de los Derechos Humanos”.

Este último principio implica el cumplimiento por parte de otras empresas que formen parte de la cadena de suministro de la organización, más allá de su negocio directo.

Ambos, alientan a las organizaciones a tomar medidas para apoyar el tema, así como acciones voluntarias complementarias para hacer una contribución positiva a la protección y el cumplimiento de los derechos; esto lo pueden llevar a cabo por medio de alianzas u otras acciones colectivas.

Es importante que las empresas y sus diversos grupos de interés estén informados acerca de cuáles son todos los Derechos Humanos para que puedan respetarlos e identificar si en algún momento se ven comprometidos o se están vulnerando.

De la misma manera, vale la pena como empresa, contar con una política de Derechos Humanos que reafirme y demuestre el compromiso, y como prestador de servicios, asociado o colaborador, hacer negocios con una compañía con dichos principios.

A continuación te compartimos el caso de una empresa que integró la protección de los Derechos Humanos a su estrategia de responsabilidad social.

Monsanto cuenta con prácticas para asegurar que los derechos humanos fundamentales de cada trabajador sean respetados. En 2014 reforzó este compromiso a través de nuevos programas para mejorar las condiciones de trabajo de forma global y facilitar la comunicación abierta.

La empresa, desde 2006 cuenta con una Política sobre Derechos Humanos basado en las normas internacionales de trabajo que se aplica a sus locaciones y socios de negocios que proporcionan mano de obra para las pruebas de campo y la producción de semillas.

Su política se enfoca en nueve áreas clave: trabajo infantil, trabajo forzado, remuneración, horas de trabajo, acoso y violencia, discriminación, seguridad, libertad de asociación y cumplimiento legal.

Monsanto, en su informe del 2017 asegura que “en algunos casos, nuestra política va más allá de lo que es requerido por la ley o lo que es habitual en una región del mundo”.

¿Cómo dan a conocer esta política a sus colaboradores?

Para familiarizar a todos los colaboradores con este política, se les pidió que completaran un módulo de información por computadora para proporcionarles una visión general de todos los elementos de la Política de Monsanto en Derechos Humanos.

Además se trabajó de forma más profunda con los supervisores del trabajo de campo, sus directores y asistentes de recursos humanos por medio de un entrenamiento basado en los cuatro elementos de la política donde los trabajadores de campo pueden ser más vulnerables:

  • Horas de trabajo
  • Remuneración
  • Discriminación
  • Acoso y violencia

Los participantes del curso aprendieron a identificar posibles problemas potenciales temprano e implementar soluciones cuando surge algún problema.

En la misma materia, Monsanto ha establecido una red de Campeones de Derechos Humanos localizada alrededor del mundo para aumentar la conciencia en el tema y resolver de forma rápida problemáticas en sus respectivas regiones.

Además, la empresa patrocina foros comunitarios como el “De la granja a la moda” para explorar los problemas en derechos humanos en los diversos pasos de la jornada de algodón, desde la semilla hasta la tienda de ropa.

Finalmente en caso de identificar violaciones en la política se toman las acciones correctivas pertinentes: aunque la primera opción es trabajar con los socios para mejorar sus prácticas, en ocasiones se decide terminar la relación de negocios. De esta manera, la empresa asegura el cumplimiento de la política en todos los niveles.

Acerca del autor

Pamela Garcidueñas

Lic. en Ciencias de la Comunicación, egresada de la Universidad de La Salle Bajío, interesada en el conocimiento, la sociedad y el medio ambiente. Ha trabajado para distintas empresas formulando información de temas sociales; actualmente forma parte de Expok en el área de desarrollo de contenido.