- Advertisement -
NoticiasRSEQué es el Plan de Acción vs discurso de odio, de la...

Qué es el Plan de Acción vs discurso de odio, de la ONU

En los último años, el mundo ha presenciado un aumento en el discurso de odio, especialmente en las plataformas en línea, esta forma de violencia se ha agudizado aún más durante la pandemia por COVID-19, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

En respuesta a esta situación, la ONU lanzó, en 2019, la Estrategia y el Plan de Acción de las Naciones Unidas sobre el discurso de odio, que encarna el firme compromiso de la instancia por reforzar la acción coordinada para hacer frente al discurso del odio, tanto a nivel mundial como nacional.

Además de ser un llamado a los Estados, países y empresas de redes sociales para que se responsabilicen de garantizar a la ciudadanía y audiencia la protección, sin que ello ponga en peligro la libertad de expresión.

¿Qué hacer con el enojo de las mujeres?

¿Qué es el discurso de odio?

Aunque no existe una definición jurídica internacional del discurso de odio, la descripción
de lo que constituye resulta polémica y controvertida. La ONU lo considera como cualquier forma de comunicación de palabra, por escrito o a través del comportamiento, que sea un ataque o utilice lenguaje peyorativo o discriminatorio en relación con una persona o un grupo sobre la base de quiénes son —esto incluye su religión, origen étnico, nacionalidad, raza, color, ascendencia, género u otro factor de identidad—.

Asimismo, señala que en muchos casos, el discurso de odio tiene raíces en la intolerancia y el odio, o los genera y, en ciertos contextos, puede ser degradante y divisivo.

Discurso de odio amenaza la estabilidad social y la paz

Para el organismo resulta imperativo reconocer la necesidad de erradicar la discriminación y la xenofobia, por lo que llama a todos los actores relevantes, incluidos los Estados, a aumentar sus esfuerzos para abordar este fenómeno, de conformidad con el estatuto internacional de los derechos humanos.

E indica que el discurso de odio no solo es una negación los valores esenciales, sino que socava los esfuerzos y principios fundamentales de la Carta de las Naciones Unidas, como el respeto por la dignidad humana, la igualdad y la paz.

Y apunta que las redes sociales y otras formas de comunicación están siendo explotadas como medios para la intolerancia, haciendo que el discurso público se esté utilizando como un arma para obtener ganancias políticas con una retórica incendiaria que estigmatiza y deshumaniza a las minorías, los migrantes, los refugiados, las mujeres y cualquier llamado “otro”.

discurso de odio

En este contexto, según datos señalados de Statista, durante el primer trimestre de 2020, la red social Facebook —ahora Meta Platforms, Inc.— registró un aumento significativo de publicaciones categorizadas como discurso de odio.

Cabe mencionar que la red social define discurso de odio como aquella expresión violenta o deshumanizante, con afirmaciones de inferioridad, llamamientos a la exclusión y marginación o insultos basados en características como la etnia, religión u orientación sexual, entre otros.

Statista 2020

13 compromisos de la Estrategia y Plan de Acción sobre el Discurso del Odio

La iniciativa en conjunto de todo el sistema de las Naciones Unidas, diseñada para abordar el discurso de odio, proporciona un marco esencial sobre cómo apoyar y complementar los esfuerzos de los Estados.

«Abordar el discurso de odio no significa limitar o prohibir la libertad de expresión. Significa evitar que el discurso de odio se convierta en algo más peligroso, en particular la incitación a la discriminación, la hostilidad y la violencia, que está prohibido por el derecho internacional”.

António Guterres, Secretario General de las Naciones Unidas.

La estrategia ofrece una serie de ambiciosos objetivos para contrarrestar las narrativas de odio de manera integral y colectiva, con pleno respeto por la libertad de opinión y expresión, mientras se trabaja en colaboración con las partes interesadas relevantes —como las organizaciones de la sociedad civil, los medios de comunicación, las empresas tecnológicas y las plataformas de redes sociales—, y estos son:

1. Vigilancia y análisis del discurso de odio

Las entidades pertinentes de las Naciones Unidas deben estar en condiciones de reconocer, vigilar y analizar las tendencias relativas al problema aquí abordado y recopilar datos sobre ellas.

2. Hacer frente a las causas profundas

Adoptar un entendimiento común de las causas profundas y los factores del problema, a fin de tomar las medidas pertinentes para afrontarlo o mitigar sus efectos de la manera más eficaz posible.

3. Aliento y apoyo a las víctimas

Mostrar solidaridad con las víctimas del discurso de odio y aplicar medidas centradas en los derechos humanos, destinadas a combatir la escalada de la violencia. También se deben promover estrategias para garantizar que se respete la integridad de las víctimas y se atiendan sus necesidades, por ejemplo, con la promoción de las reparaciones, el acceso a la justicia y los servicios de orientación psicológica.

indefensos ante greenwashing

4. Reunión de los agentes pertinentes 

Cuando sea pertinente para el contexto, las Naciones Unidas deben prestar apoyo para reunir a los principales agentes. Lo anterior con el fin de abordar los problemas de manera que resulte posible encontrar soluciones, acudir a mediadores y expertos independientes y crear coaliciones.

5. Colaboración con medios de comunicación nuevos y tradicionales 

La instancia debe establecer y fortalecer alianzas con medios de comunicación nuevos y tradicionales para promover los valores de la tolerancia, la no discriminación, el pluralismo y la libertad de opinión y de expresión.

6. Uso de la tecnología

La entidad internacional debe adaptarse a las innovaciones tecnológicas y alentar la realización de más investigaciones sobre la relación entre el uso indebido de Internet y las redes sociales para debilitar el discurso de odio y los factores que impulsan a las personas a cometer actos de violencia.

Asimismo, quienes pertenezcan a la ONU tienen que colaborar con agentes del sector privado, incluidas las empresas de medios sociales, en relación con las medidas que puedan adoptar para apoyar los principios de las Naciones Unidas y afrontar y contrarrestar las narrativas negativas, fomentando las alianzas entre los gobiernos, la industria y la sociedad civil.

finanzas estratégicas en la RSE principios

7. Uso de la educación como instrumento para afrontar y contrarrestar la incitación al odio

Todas las instancias de la ONU tendrán que implementar medidas en el ámbito de la educación formal e informal para impulsar el Objetivo de Desarrollo Sostenible 4 y promover los valores y las competencias de la educación para la ciudadanía mundial y aumentar la alfabetización digital.

8. Promoción de sociedades pacíficas, inclusivas y justas

Se debe de concientizar sobre el respeto de los derechos humanos, la no discriminación, la tolerancia y la comprensión de otras culturas y religiones, así como la igualdad de género, incitando a la comprensión mutua y el diálogo intercultural.

9. Actividades de promoción 

Aprovechar la labor de promoción, tanto pública como privada, para poner de relieve las tendencias de discurso de odio que son motivo de preocupación, y expresar solidaridad y apoyo a las personas o los grupos que sufren ese discurso.

10. Fortalecer las redes de comunicación

Las comunicaciones deben utilizarse estratégicamente para encarar y combatir el discurso de odio, mitigar sus efectos y contrarrestar su influencia, sin restringir el derecho a la libertad de expresión. 

discurso de odio

11. Creación de sinergias

Del mismo modo, se buscará establecer o fortalecer las alianzas con las partes interesadas pertinentes. En este sentido, la mayoría de las medidas significativas contra el discurso de odio no serán adoptadas por las Naciones Unidas, sino por los gobiernos, las organizaciones regionales y multilaterales, las empresas privadas, los medios de comunicación, los agentes religiosos y otros agentes de la sociedad civil. 

12. Capacitar personal

Se apostará por la capacidad del personal de las Naciones Unidas, a nivel directivo y no directivo, para comprender y afrontar el discurso de odio.

13. Apoyo a los Estados

Por último, será un deber de la ONU el prestar apoyo a los Estados que lo soliciten en el ámbito de la creación de capacidad y la elaboración de políticas contra el discurso de odio.

talento en sustentabilidad

En este contexto, el organismo celebrará una conferencia internacional sobre educación para la prevención del discurso de odio, que se centrará en contrarrestarlo y en la que participarán varios responsables mundiales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo más reciente

DEBES LEER

TE PUEDE INTERESAR