El diseño biofilico te hará más feliz en tu trabajo u hogar. Checa de qué se trata.

Traer la naturaleza al interior de las oficinas y de nuestros hogares se ha convertido en una realidad por medio del diseño biofílico, que se centra en mejorar los espacios y la calidad de vida de las personas.

¿Cómo nace?

Este tipo de diseño biofilico surgió en la década de 1980. Lo descubrió el biólogo Edward O. Wilson, quien compartió la hipótesis de que los seres humanos tienen una afinidad innata y biológica por el mundo natural.

Con el paso del tiempo el diseño biofílico llevó esta hipótesis más allá y permitió llevar el aire libre y ambientes interiores que hagan referencia a la naturaleza a las oficinas donde pasamos cerca del 90% de nuestro tiempo.

Esto quiere decir que el diseño biofílico lleva plantas, jardines verticales y más a corporativos. Esta tendencia ha sido muy favorecedora para el equipo de trabajo, sobre todo para el talento joven.

Aunque los expertos en esta materia dicen que el diseño biofílico, va más allá de simplemente agregar plantas en interiores. Es un diseño que se implementa, también con el objetivo de mejorar el bienestar mental y físico de las personas.

¿Y la ciencia lo respalda?

Se han realizado diversos estudios que indican que estar en contacto con la naturaleza, ya sea en forma de plantas o luz natural, es más que positivo para la salud.

Por otra parte, un estudio realizado en 2019, encontró que los niños en Dinamarca que fueron expuestos a más vegetación, lograron tener hasta 55% menos de problemas de salud mental.

Otra investigación demostró que las plantas pueden tienen la capacidad de reducir el estrés, ayudar con el enfoque e incluso aumentar la inmunidad y la productividad.

En Noruega, otros investigadores encontraron que aquellos que estudiaban rodeados de plantas, tenían la capacidad de aumentar sus notas de manera positiva.

Pero… ¿por qué se da esto?

Una teoría se llama: «Restauración de la atención». Uno de los investigadores señaló que pasamos mucho tiempo trabajando intensamente, lo que conduce a la fatiga mental.

“Pasar incluso unos segundos sacándote los ojos de la pantalla para mirar fijamente una planta de escritorio podría ayudar a tu mente a tomar un descanso y recuperar tu capacidad de concentración”, señaló.

Este resultado, ha impulsado que Google, Etsy y otras empresas, decidieran adoptar el diseño biofílico al interior de sus corporativos y han notado que sus colaboradores son más felices, creativos y más productivos.

¿Hay defectos?

El diseño biofílico está tomando popularidad y como muestra de ello, muchos diseñadores están creando escritorios que tengan un espacio hecho especialmente para colocar macetas.

Las compañías de plantas, también están promocionando los beneficios de purificación de aire de las plantas de interior, pero eso es más exageración que realidad.

Un informe de The Atlantic señaló que tendría que colocar 1,000 plantas de interior en una oficina de 10 pies por 10 pies para limpiar el aire de manera efectiva.

Las plantas pueden hacerte más feliz, pero en general no están eliminando la contaminación del aire para que sea una razón efectiva para pasar más tiempo cerca de ellas.

Dicho esto, un espacio de oficina en Nueva Delhi cuenta con cuatro veces más plantas que personas gracias a un invernadero diseñado para limpiar el aire interior muy contaminado en la capital de la India.

¿Quiénes fueron los primeros en adoptar el diseño?

Los diseñadores de espacios de coworking y oficinas fueron los primeros en adoptar esta tendencia.

“No hay líneas rectas en los diseños porque no hay líneas rectas en la naturaleza.También es la razón por la que cada lámpara de silla y escritorio es diferente, esto refleja la complejidad que se encuentra en la naturaleza, donde cada hoja y copo de nieve tiene una forma diferente”, dijo Rohan Silva, uno de los fundadores del espacio de coworking, a Fast Companyen 2017.

Desafortunadamente, no todas las empresas pueden proporcionas lugares de trabajo o espacios que les permitan conectarse con un diseño biofílico.

Otros toman atajos: una compañía está haciendo una inserción de ventana falsa con pantallas de video para evocar la aparición de un tragaluz en los oscuros espacios de oficinas.

¿En dónde más se puede aplicar?

El movimiento de diseño biofílico se extiende a desarrollos completos e incluso a ciudades.

Los científicos comparten la idea de que las plantas pueden actuar como sensores para controlar cosas, como el moho y los compuestos orgánicos volátiles en los edificios.

Una investigación realizada en 2016 por la empresa de ingeniería Arup sostiene que todos los edificios deberían estar cubiertos de vegetación para extraer el dióxido de carbono del aire, filtrar la contaminación del aire, reducir el ruido y mantener las ciudades más frescas.

Incluso existe el proyecto «Ciudades Biofílicas», que tiene como objetivo mostrar cómo las diferentes ciudades están aumentando el acceso de sus residentes a los espacios verdes, ya sea a través de parques o medios menos convencionales, como los jardines en las azoteas.

“Todos nosotros estamos mejor cuando tenemos más naturaleza en nuestras vidas”, resaltan.

El diseño biofílico resalta esta verdad y ayuda a hacer que nuestros espacios interiores, nuestros edificios e incluso nuestras ciudades sean un poco menos grises y un poco más verdes.

Acerca del autor

Kenya Giovanini

Comunicóloga en formación por la UTEL. Melómana, cinéfila y amante de la cultura pop. Ha desarrollado contenido para Revista Kuadro y actualmente trabaja como Asistente Editorial en Expokews, donde se encarga de curar el contenido más relevante sobre responsabilidad social, diseñar la síntesis diaria y crear contenido entretenido acerca de estos temas.

1 comentario

  • soy de Colombia me llamo María Cristina Castaño Ingeniera Ambiental. felicitarlos por los artículos publicados he aprendido con cada una de sus lecturas. quisiera de ustedes el apoyo el huertas. ustedes en internet el paso a paso para aprender y aplicarlo gracias