Bill Gates comparte una importante lección sobre cómo supervisar el desempeño de tus colaboradores. ¡Toma nota!

Aunque pocos lo admitan, todo buen líder comenzó siendo solo un jefe. ¿La razón? No siempre es sencillo estar al frente de una empresa, gestionar a todo el talento que la conforma y con el tiempo evolucionar hasta ser una figura seguida y respetada.

En un inicio es fácil caer en actitudes y mañas que no son propias de un líder responsable; estos comportamientos van desde acosar a los empleados, no otorgarles retroalimentación, solicitar tareas que no les corresponden o incluso abusar de las formas y el poder que muchos creen, otorga la jerarquía.

Lamentablemente hasta el mejor líder ha experimentado esta situación; un ejemplo de ello es el creador de Microsoft, Bill Gates, quien reconoce que tenía una forma muy peculiar de espiar a sus empleados; no, no conectaba un circuito cerrado de cámaras en todas las instalaciones o un software espía como podrías esperar del genio de la informática… no, se trataba de una técnica que si bien era más doméstica, le demandaba mayor ejercicio mental.

Bill Gates, ¿stalker?

Gates ha compartido en diversas ocasiones su admiración hacia la forma de trabajo de quien fuera uno de sus rivales y también socio de negocios, el fundador de Apple, Steve Jobs, quien siempre enfocaba sus esfuerzos al resultado final más que a la rutina laboral.

Steve fue realmente una persona singular en la historia de la computación personal, en términos de lo que construyó con Apple. Durante algunos períodos, fuimos aliados trabajando juntos; yo escribí el software para el Apple II original; a veces era muy duro contigo, a veces era muy alentador, dijo.

Bill resalta que el método de trabajar de Jobs era muy distinto al del resto de la industria: evaluaba el desempeño de sus colaboradores alentándolos a perseguir resultados y a saber actuar ante el fracaso; una receta que a Gates le hubiera encantado practicar.

De acuerdo con él, en los primeros días de Microsoft, adoptó una práctica poco ética para espiar a sus colaboradores; era una rutina que había adaptado de uno de sus jefes que solía recorrer los pasillos para vigilar al personal y medir su desempeño laboral.

La práctica de Gates consistía en monitorear las placas de los autos de los colaboradores para determinar la hora exacta en que llegaban y se retiraban.

Yo sabía las matrículas de todos para poder identificar en el estacionamiento cuándo la gente llegaba y cuando se iba.

Con el tiempo Gates se fue deshaciendo de esta práctica y entendiendo una verdad que muchos jefes nunca comprenden:

El horario que trabaje una persona no refleja su verdadero desempeño laboral, su entusiasmo y mucho menos sus resultados.

Muchas personas se quedan horas extras, no porque tengan muchas actividades por realizar o estén trabajando en un gran proyecto, sino porque se retrasaron a su llegada, dedicaron gran parte de su tiempo a platicar o a hacer otras cosas.

¿Qué monitorear en un equipo de trabajo?

Terminada la anécdota, seguro tienes la pregunta… ¿qué debo monitorear entonces en mi equipo de trabajo? Gates aconseja a todos aquellos líderes que no se fijen en las horas, ya que son irrelevantes. La clave está en monitorear el desempeño, los resultados y sobre todo fomentar un vínculo de confianza.

Por ello es importante contratar a personas con quienes congenias, que comparten la misma visión que tú, y que incluso pueden enseñarte más de lo que ya sabes.

Además de esto, la confianza es un elemento importante, ya que si no confías completamente en tus compañeros de trabajo y dudas de su compromiso, esto solo acarreará malestares para ambos.

Aunque la confianza y la sana interacción no son las únicas características y habilidades que un buen líder debe de transmitir.

¡Cinco tips para ser un buen líder!

Muchos piensan que para tener éxito en la vida se necesita tener una gran idea, como la de Zuckerberg (aunque él mismo haya desmentido que Facebook fuese un eureka); no obstante, muchos empresarios comparten que las empresas exitosas no se construyen por las ideas emprendedoras, sino por el talento y el trabajo en equipo guiados por un líder responsable que inspira a sus colaboradores.

Grandes líderes como Jeff Bezos y Elon Musk señalan que además de fomentar una sana relación con su equipo, es importante que el líder esté desarrollando e integrando nuevas capacidades que le permitan crecer no solo de forma laboral, sino también de manera personal.

¡Aquí hay cinco claves de los líderes actuales más responsables!

1-. ¡Aprenden continuamente!

Mark Zuckerberg, Bill Gates o Sherly Sandberg, ¡son amantes de la lectura! Muchos de ellos invierten hasta el 80% de su tiempo en leer, ya que por medio de estas lecturas siguen obteniendo información. De hecho, el nacimiento de Facebook, como puedes ver en este video, surgió de inquietudes de Zuckerberg con la psicología y las relaciones humanas, no con los negocios.


2-. ¡Comparten!

Bill Gates (después de haber dejado atrás sus prácticas acosadoras) logró convertirse en uno de los más grandes líderes de la historia, y lo hizo a través de su compromiso social, buscando siempre compartir su conocimiento a través de cientos de presentaciones en universidades y foros, pero también al compartir sus recursos mediante una de las fundaciones más sólidas del planeta, la Bill & Melinda Gates Foundation, que busca reducir la desigualdad en el mundo.


3-. ¡Inspiran!

Los empresarios de éxito no viven solo para sus negocios… hacen viva su misión y propósito. Transmiten su pasión a la empresa, a sus colaboradores y al mundo. Sherly Sandberg es probablemente una de las mejores representantes de ello. ¿Habías visto esta plática TED sobre empoderamiento femenino?

Esta es una característica importante, los mejores líderes hacen inquebrantables sus ideas. Ellos tratan de alinear de la mejor manera su visión de empresa con su vida personal.


4-. ¡No se dan por vencidos!

Arianna Huffington, uno de los nombres más reconocidos en publicaciones en línea, fue rechazada por decenas de editores, sin embargo, jamás se rindió y actualmente tiene una de las agencias de noticias con mayor éxito en la web… ¿o alguien duda del poder de The Huffington Post?

Los verdaderos líderes encuentran la manera de triunfar, sin importar cuantas veces fueron rechazados. El camino hacia el éxito tiene muchos y complicados obstáculos, que solo pocos se atreven a enfrentar… y si crees que los rechazos de Arianna fueron un problema, ¿qué piensas de Stephen Hawking?

Debes ser lo suficientemente persistente si quieres alcanzar el éxito.


5-. ¡Innovan!

Los mejores líderes suelen crear caminos donde no los hay. Tienen una capacidad de crecer y desarrollar proyectos y visiones que les permite ser una inspiración para muchos. Su manera de pensar y su tenacidad los ha llevado a crear un impacto importante a nivel social y ambiental. Elon Musk, el genio detrás de Tesla, una de las compañías más innovadoras en autos eléctricos, es un buen ejemplo.

Sin duda estas características de algunos de los líderes más responsables y exitosos pueden impulsarte a ir más allá de monitorear si tus empleados se presentaron a trabajar o están cumpliendo con su horario ¿Qué opinas? Déjanos un comentario.

Acerca del autor

Kenya Giovanini

Comunicóloga en formación por la UTEL. Melómana, cinéfila y amante de la cultura pop. Ha desarrollado contenido para Revista Kuadro y actualmente trabaja como Asistente Editorial en Expokews, donde se encarga de curar el contenido más relevante sobre responsabilidad social, diseñar la síntesis diaria y crear contenido entretenido acerca de estos temas.

Comentarios

  • Excelentes temas que ustedes analizan,
    Espero que continúen

    Mucho me gustaría incorporen temas de los residuos solidos urbanos, falta mucho por hacer en México
    Saludos.