RSE

Prohibición de desechables, más dudas que respuestas

A pesar de nuevas prohibiciones en la ley, empresas y negocios siguen comercializando empaques plásticos.

Brenda Santillán Soto

Si uno se pregunta cuál es el sentido de las leyes, una de las primeras respuestas sin duda sería que se cumplan. Ante el inicio de la segunda etapa de la prohibición de plásticos desechables en la Ciudad de México, esto no está ocurriendo.

La Ley de Residuos Sólidos, en su primera fase hace una año, señaló la prohibición del uso, distribución y comercialización de bolsas plásticas de un solo uso. Ahora, nuevas modificaciones a la Ley señalan que a partir del 1ro de enero de 2021 queda prohibida la comercialización, distribución y entrega de desechables plásticos, dentro los cuales se encuentran, cucharas, tenedores, vasos, platos, cuchillos, aplicadores de tampones, globos, capsulas de café, entre otros, con el fin de disminuir el impacto ambiental.

Desconocimiento, falta de alternativas viables y suficientes, falta de cultura, la idea de falsa seguridad que se le ha dado al plástico por el Covid-19… Muchas son las causas por las que la Ley de Residuos Sólidos de la capital no está siendo atendida.

Aún existen establecimientos que siguen comercializando y distribuyendo sus alimentos en empaques plásticos de un solo uso, ya sea porque cuentan con material de stock, porque no saben de los cambios recientes a la ley o porque los empaques compostables, que son los únicos autorizados actualmente, son más costosos o ni siquiera se sabe dónde conseguirlos.

Andrée Lilian Guigue Pérez, directora general de Evaluación de Impacto y Regulación Ambiental de la Secretaría Medio Ambiente (Sedema), explicó que debido que actualmente los servicios de restaurante son únicamente para llevar trabajan en un proceso de asesoría y acompañamiento con el sector restaurantero, con la finalidad de que se lleve acabo el cumplimiento total que establece la ley.

“Lo que estamos buscando con el sector, sobre todo de comida, es cumplir con la ley lo antes posible. Lo que no podemos es retrasar el cumplimiento de una disposición legal a beneficio de todos por que alguien tiene materiales en stock”, declaró Guigue.

En entrevista para Expok, Rappi, la multinacional que ofrece servicio de transporte comercial a domicilio, compartió que hasta ahora no han recibido acercamientos por parte del gobierno para asesorarlos respecto a las modificaciones en la ley; sin embargo, la empresa trabaja en diversas iniciativas para incentivar a sus aliados a utilizar materiales más amigables con el medio ambiente en los empaques.

“Implementamos distintivos dentro de la aplicación para hacer visible a los usuarios quiénes son los aliados comprometidos con este tipo de empaques y habilitamos el botón de RappiGreen”, afirmo la compañía.

Mayores complicaciones enfrentan los pequeños comerciantes, como Karina, quien tiene una pastelería desde hace algún tiempo.

Para ella, los discos de cartón encerado, que tienen una película plástica y que por lo mismo están prohibidos por la ley, le permiten mantener la humedad de sus productos, lo que la coloca en la disyuntiva de no saber cómo sustituirlos sin afectar la calidad de sus pasteles.

Karina es solo uno de los casos de pequeños comerciantes que deben atender nuevas especificaciones en la ley, sin tener las respuestas necesarias.

Ante ello, la Sedema de la capital habilitó una serie de foros los días jueves, tanto en horario matutino como vespertino, en los que se puedan manifestar las inquietudes relacionadas con esta nueva ley.

Precisamente en el foro vespertino del jueves pasado, Irving Delit, representante de la Sedema, confirmó que las medidas son claras y deben atenderse, aunque por toda garantía del cumplimiento de la ley sólo expresa que se trabaja en visitas informativas.

“Como es un decreto establecido en el Reglamento de Residuos Sólidos de la Ciudad de México, no hay prorroga, para todos aquellos establecimientos que actualmente tienen en stock estos materiales, hacerles saber que ya se están trabajando las visitas informativas”.

Una de las dudas más persistentes durante el foro fue la sustitución de plásticos de un solo uso por materiales compuestos por fécula de maíz o algún otro derivado orgánico, por lo que los representantes dieron a conocer el listado de los productos compostables autorizados, el cual se estará actualizando constantemente para que la ciudadanía pueda acceder a estos productos, remarcando que los que únicamente se conocen como biodegradables están prohibidos.

Yamileth Aceves, representante de la dirección de Instrumentos Económicos y Evaluación de Impacto de la Sedema, agregó que como una alternativa se pueden recurrir a diversos recipientes que pueden ser reutilizables, por lo que sugirió la aplicación BOOMERANG, ganadora del Reto CDMX 2020, concurso de innovación organizado por Team Finland en México, el cual planteó la entrega y recolección de contenedores reutilizables para food delivery.

“Tenemos que trabajar con todas aquellas empresas que se dedican al servicio a domicilio, entendemos que los productos compostables no nos van a llegar a resolver lo que ya hemos estado realizado día con día, sin embargo, la idea de la ley es dejar de utilizarlos no sustituir un material por otro”, afirmó.

A lo largo de los años, en México hemos generado millones de plásticos de un solo uso, lo que se ha visto reflejado en ríos, lagos y mares. De acuerdo con la Sedema, los plásticos representan 13.21% de los residuos generados actualmente en la Ciudad de México, lo que se traduce en 1,700 toneladas al día.

La dependencia dio a conocer que en caso de productos cárnicos es permisible el uso de plásticos biodegradables con el fin de mantener la inocuidad de los alimentos, además informaron que se excluye de la prohibición a las bolsas de plástico utilizadas para el manejo de residuos, siempre y cuando incluyan al menos un 50% de materiales reciclados en un 100 por ciento.

De acuerdo con la Ley de Residuos Sólidos, las sanciones por incumplimientos se determinan en función al establecimiento comercial y van desde los 42 mil 245 pesos hasta los 168 mil 980 pesos.

Pero no sólo es cumplir con la ley sustituyendo los plásticos desechables de un solo uso por envases reutilizables o compostables, también hay que saber desechar correctamente estos últimos.

Lo anterior, porque los artículos compostables requieren condiciones especiales como una planta de composta industrial para biodegradarse.

Los representantes de Sedema afirmaron que la Ciudad de México cuenta con ocho plantas de composta y que si se llegasen a abrir nuevas plantas deben tener autorización por medio del registro RAMIR, el cual se encarga de autorizar la recolección, acopio, almacenamiento, aprovechamiento, manejo, transporte, reutilización y reciclaje de los residuos solidos urbanos y de manejo especial. Este tramite es obligatorio y expedido por la Sedema.

Informaron que posteriormente se publicará un registro de las plantas de composta autorizadas y que se tiene planeado crear más plantas de composta de tipo industrial para que pueda ocurrir el tratamiento de los residuos que se generan por la venta de los productos.

Por otra parte, comentaron que se pretende que el productor se haga responsable de su producto para garantizar que todo en el proceso, desde su venta hasta su desecho, se realice correctamente.

Finalmente, la Secretaría hizo un llamado a todos aquellos productores que tengan la tecnología para producir artículos compostables para que puedan obtener su registro o su autorización que les permita comercializar, distribuir y entregar estos artículos.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]