Fundaciones Empresariales

Preservar y difundir, propósitos de las fundaciones culturales

¿Cuál es la diferencia entre crear una fundación cultural a partir de un fondo o un legado? Te decimos.

“Nada puede durar tanto,
no existe ningún recuerdo
por intenso que sea
que no se apague”.
Juan Rulfo

Por: Emilio Guerra Díaz

En el espacio Fundaciones Empresariales de Expoknews en diversas ocasiones se ha abordado y difundido la creación de fundaciones en general como también lo concerniente a las culturales, que se caracterizan por condiciones específicas para su sostenimiento y viabilidad financiera. No es lo mismo crear una fundación cultural a partir de un fondo o un legado, que iniciarla sin recursos económicos y con la responsabilidad de resguardar un patrimonio.

El principal objetivo de una fundación cultural es preservar y difundir el patrimonio cultural que motivó su creación. Otros objetivos específicos son: alentar la investigación sobre la vida y obra de la persona que motivó la creación de la fundación; mantener unida su obra; recuperar objetos, piezas, documentos, etc. que pueden estar dispersos en colecciones particulares o incluso en otros países; exhibir parte del patrimonio; catalogar y ordenar la obra, atesorarla; propiciar el “consumo cultural” de ese legado, etc.

Se ha señalado que el término fundación no aplicaría con exactitud a distintos tipos de organizaciones artísticas y culturales, museos y colecciones estéticas. Por fundación se entiende una organización que cuenta con recursos económicos (fundus, en latín) para destinarlos a determinado fin. En realidad, muchas asociaciones civiles de esa naturaleza, a las que se les idéntica con el término fundación, desean destacar que no tienen fines lucrativos. Pero en muchos casos carecen de los recursos para sostener las actividades del mandato por el que fueron creadas.

Aquí se han narrado pasajes de organizaciones como la Fundación Elena Poniatowska (“Poniatowska donará Premio del Premio Cervantes a su Fundación”), Fundación María y Héctor García, la Fundación Manos Manchadas que resguarda obras de Alberto Gironella, etc. (“Las fundaciones culturales y el voluntariado”), la Fundación Leonora Carrington, etc. porque esas asociaciones son un gran aliado cultural de una nación.

Por esa razón resultó escandaloso el caso de la Fundación Juan Rulfo, cuyo director, Víctor Jiménez, se opuso en reiteradas ocasiones a participar en eventos de difusión cultural para conmemorar los 100 años del natalicio del escritor jalisciense, en particular, en la Fiesta del Libro y la Rosa organizado por la UNAM. El, auto erigido en censor, actúa como si la obra de Juan Rulfo fuera su patrimonio particular. Recordará el lector que fue el Arq. Jiménez quien descalificó el libro de Cristina Rivera Garza.

Eduardo Limón, escritor y promotor de cultura, en su columna de Animal Político de la semana pasada señala que: “en los años que llevo haciendo periodismo cultural nunca me había tocado escuchar nada acerca de una Fundación que para divulgar la obra del autor al que se debe, decide prohibir o fustigar toda muestra de admiración que se le profese”.

El Universal publicó una estupenda nota: “La prensa, Rulfo y su fundación” (abril 24), que señala que la Revista Universidad de México dedicará su próximo número a la vida obra de Don Juan donde incluirán “…textos de Fernando del Paso, Elena Poniatowska, Felipe Leal y, desde luego, Cristina Rivera Garza, quien publicará el ensayo: ‘Refracciones de Rulfo’”.

Mientras, Milenio Diario narró la conversación que los hijos dl escritor, Juan Carlos y Pablo sostuvieron con Benito Taibo en el evento universitario en la mesa “100 Años con Rulfo” (abril 22). Señalaron que el director Jiménez ha hecho una estupenda labor para comprender la obra de Rulfo.

Ahí se indica que “La familia y la fundación actuaron en desacuerdo a una obra en especial, que se considera que denigraba, porque hay una serie de elementos que están tomados con una cierta libertad creativa, pero no pensadas con un sentido real. Creo que, en el fondo, cada obra, de cualquier individuo, que queda fijada en un medio permanente, es responsabilidad del sujeto y está sujeto a una crítica”. Precisamente por ello es fundamental contar con una fundación abierta. Jorge Volpi expresó en la inauguración del evento que son necesarias las discusiones “…para que la crítica sea el arma permanente para luchar contra la mentira, pero también contra las verdades absolutas que esgrimen unos cuantos”.

Todo hace suponer que a su director Víctor Jiménez le ha tentado ser él el protagonista de la fundación y no el autor de Pedro Páramo pues ha actuado como único conocedor de la vida y obra y en consecuencia a quien hay que pedir permiso para comentar, platicar, escribir o apreciar sobre ese patrimonio. Ese es un viejo problema, sino el Talón de Aquiles, del sector filantrópico: el protagonismo.

Desde el Consejo Directivo

El Presidente del Directorio comentó la reflexión que hiciera Carlos Marín, Director de Milenio Diario respecto a la hipocresía de legisladores, sobre todo del Partido Verde Ecologista, quienes impulsan la iniciativa de ley que prohibiría los delfinarios en México. Además del cierre de miles de fuentes de empleo, habría que valora con sustento científico sobre las condiciones de vida de esos mamíferos porque las empresas que operan los delfinarios han realizado inversiones integrales para el manejo sustentable de las especies. De cierta manera los empresarios han incursionado en ser corresponsables de su protección, tareas que deja de hacer el gobierno. Recordó que ese partido se destaca por profundas contradicciones siendo el único “partido verde” que otrora ¡simpatizaba con la pena de muerte!

El Tesorero de la organización reflexionó acerca del cuestionamiento acerca de que si ha valido la pena invertir más de 1 mil 200 millones de pesos para el rescate de la vaquita marina. Ahora existe otra duda: si hay tan pocos ejemplares vale la pena esos trabajos para una especie en vías de extinción. El tesorero recordó que el panda es otro caso similar. Su reproducción es harto difícil y aun cuando nazcan dos crías la madre opta solo por cuidar a uno. Todo parece estar en contra del Panda y de la Vaquita Marina, pero la respuesta es que claro que si vale la pena todo esfuerzo dirigido a estas especies. Los gobiernos tienen gran responsabilidad y en la preservación y cuidado del medio ambiente cuentan ya con grandes aliados como son las OSC ecologistas, como el trabajo que realizan WWF y otras tantas en el Golfo de California.

La Secretaria del Consejo Directivo expresó que en muchos casos como el de la vaquita marina, la totoaba y diversas especies de tiburón es importante atacar el mercado, como por ejemplo el de China, que demanda grandes de especies pagando precios exorbitantes. Ahí es donde los gobiernos deben hacer algo. Por otra parte, la Secretariacomentó con los miembros del Consejo Directivo que a la luz de todos los accidentes que se han dado en los últimos 15 días donde están involucrados tráileres con doble remolque, queda claro que hay que apoyar la iniciativa de Héctor Gandini que ha colocado en Change.org pidiendo no al doble remolque.

El Director de la organización señaló que el dueño del partido político, Morena, López Obrador, insiste en investigar a Juntos Podemos México, organización que apoya Josefina Vázquez Mota. También hay que revisar la situación de la Fundación Jorge Luis Preciado a la que acusan de presunto fraude en Colima.

El director dijo que su organización nunca se opondrá a que el sector social sea investigado y fiscalizado y que puedan aumentarse las medidas de transparencia y rendición de cuentas, pero cuestionó ¿cuándo llegarán esas medidas que se exigen con tanta profundidad a los partidos políticos y el desempeño público?

La exigencia de investigación que demanda el tabasqueño debe también llegar a la Delegación Cuauhtémoc y sus presuntas actividades “de apoyo social”. También sería bueno aclarar los recursos que presumiblemente Eva Felícitas Cadena Sandoval, según información de El Universal, presuntamente recibió por medio millón de pesos para apoyar a su admirado. Afortunadamente, está por cumplirse el periodo de reserva de información sobre el costo de los segundos pisos cuando López Obrador era jefe de gobierno, información que mando a secrecía, quizá al poder accesar a esa información tengamos pistas para saber sobre cómo se mantuvo sin trabajar tantos años.


Emilio Guerra Díaz

Emilio Guerra cuenta con amplia experiencia en la Gestión de la RSC, destacando su trabajo en el área de vinculación con la comunidad que potenciar la inversión social empresarial. Ha gerenciado fundaciones empresariales.

Acerca del autor

Emilio Guerra

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]