Jorge Villalobos, presidente ejecutivo de Cemefi, invitó a empresas y autoridades a abrir los ojos a las áreas de oportunidad que hay en torno al trabajo colaborativo.

La sociedad civil y las empresas socialmente responsables tienen mucho que aportar al proyecto de gobierno que encabeza el presidente López Obrador, por lo que más que polarizar posiciones hay que ser prudente y crear entre todos puentes de colaboración, consideró Jorge Villalobos, presidente ejecutivo del Centro Mexicano para la Filantropía (Cemefi).

“Es un hecho que el nuevo gobierno propone una transformación muy profunda de la vida pública. El apoyo que la sociedad civil y las empresas socialmente responsables podemos dar al proyecto de país (del Presidente) es muy importante. Si abrimos los ojos son áreas de oportunidad para colaborar juntos”, aseguró.

Como líneas generales de acción –identificó–, el gobierno impulsa el combate a la corrupción, impunidad, pobreza, desigualdad e inseguridad, “en esas cinco líneas, tenemos mucho que aportarle al gobierno. Hay que ser prudente, lo que menos ayuda es polarizar posiciones, la labor de todos es crear puentes de entendimiento”.

Respecto del recorte de recursos públicos a Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC), consideró que estos “no llegan ni a 800 millones de pesos al año, no pintan”, por lo que el Presidente “se refiere a muchas otras cosas, recursos que en forma discrecional salen del gobierno hacia otro tipo de grupos que se enuncian como sociedad civil”.

“Lo que más me preocupa es que (el Presidente) no reconozca el valor de los ciudadanos organizados trabajando en temas desde la asistencia tradicional a los derechos humanos, el medio ambiente, la democracia… Me parece que la función principal de la autoridad es reconocer ese trabajo voluntario de los ciudadanos, eso es muy importante”.

Aún a pesar del recorte anunciado, Jorge Villalobos destacó que los organismos gubernamentales que trabajan de la mano con la sociedad civil, como el Instituto Nacional de Desarrollo Social (Indesol), “siguen funcionando y no se han movido las reglamentaciones que permiten que los ciudadanos nos organicemos. En este sentido yo relativizo las afirmaciones en las que parece que el enemigo principal es la sociedad civil”.

Ha faltado comunicación asertiva

De manera autocrítica, admitió que la sociedad civil organizada y las empresas con responsabilidad social no han sido suficientemente asertivas en su comunicación para dar a conocer qué es lo que hacen a la sociedad.

Ante ello, llamó a las organizaciones a fortalecer la identificación, medición y comunicación de sus aportes sociales y ambientales.

“Que no haya un espacio donde no mostremos cómo estamos aportando, voluntariamente, recursos privados para el bien público”, exhortó.

Revisarán proceso del Distintivo ESR

Al inaugurar el XII Encuentro Latinoamericano de Empresas Socialmente Responsables (ESR), Villalobos anticipó que para el siguiente proceso de obtención del Distintivo ESR, que arrancará en unos meses, se revisará la herramienta de autodiagnóstico utilizada para pequeñas, medianas y grandes empresas.

Esta revisión se hace en el marco de 20 aniversario de la entrega del Distintivo ESR y después de haber recibido recomendaciones de consultores, organizaciones y aliados, comentó.

“Tenemos sugerencias en los cuatro ámbitos de la responsabilidad social (calidad de vida, ética empresarial, medio ambiente, vínculo con la comunidad) y las vamos a llevar a cabo para seguir ofreciendo valor a las empresas que se suman al proceso”, comentó.

Sin dar detalles de las áreas de oportunidad identificadas, mencionó que tanto los indicadores, como la evaluación, el sistema de retroalimentación y los aseguramientos de calidad serán revisados.

“Hemos recibido comentarios de que hay algunos indicadores que, aunque no sean exactamente iguales, repiten el concepto. Vamos a buscar hacer más esbelto el cuestionario. Se va a mantener todo lo que tenemos, pero se va a revisar todo lo que tenemos”, señaló.

Grandes ESR crecen 5%

En el XII Encuentro Latinoamericano de ESR se reconoce a 913 empresas grandes que alcanzaron el Distintivo ESR 2019, esto significa 5% más que las 869 empresas de igual categoría (grandes) que obtuvieron el Distintivo en 2018.

En los últimos dos años, la inversión que hacen las empresas grandes para obtener el Distintivo ESR, a través del pago de la cuota de inscripción al Cemefi, ha crecido alrededor de 22 por ciento.

En 2017, fueron 830 empresas grandes las que obtuvieron el Distintivo, que solicitó una cuota de inscripción de 56 mil pesos. Lo anterior resulta en una inversión de 46 millones, 480 mil pesos.

Para 2018, un total de 869 empresas grandes alcanzaron el referido sello, para lo cual debieron inscribirse al proceso a través del pago de 60 mil pesos. Esto significa una cantidad de 52 millones 140 mil pesos.

En el proceso 2019, la cuota de inscripción de empresas grandes fue de 62 mil pesos, lo que implica una inversión por parte de las empresas equivalente a 56 millones 606 mil pesos.

Año Empresas grandes con Distintivo ESR Cuota de inscripción al proceso Total estimado
2017 830 $56,000 $46,480,000
2018 869 $60,000 $52,140,000
2019 913 $62,000 $56,606,000

Cabe señalar que la inversión que hacen las empresas en este proceso de postulación es mayor, ya que la inscripción no garantiza la obtención del Distintivo ESR, por lo que las cifras mostradas no incluyen a esas empresas.

Tampoco incluyen el pago que solicita Cemefi por réplica de estatuillas adicionales o ejercicios de retroalimentación.

Acerca del autor

Alejandra Aguilar

Periodista especializada en responsabilidad social y sustentabilidad. Ha colaborado en medios como El Universal, El Economista y Mundo Ejecutivo; así como participado en publicaciones y pláticas de RSE.
Desde 2015 desarrolla investigación y contenido en Expok. #OrgullosamenteUNAM