Con el propósito de crear nostalgia en sus más fieles seguidores y en las nuevas generaciones, Disney decidió hacer una versión live action de algunos de sus éxitos animados como El Rey León.

Y a pesar de que los espectadores opinan que esta versión es idéntica a la animada de 1994, hay algo que no lo es del todo: la esencia de los personajes.

El Rey León… ¿idéntico?

La película animada El Rey León, se estrenó en 1994. Sus colores, historia y empatía causada por los personajes, terminó por apoderarse de los corazones del publicó infantil y también de los adultos.

Sin embargo, existen críticos que señalan que la película es racista, discriminatoria y llena de estereotipos que resaltan la postura política de la empresa dueña de los clásicos animados.

Estos expertos mencionan que Disney siempre ha introducido en sus historias la sumisión de grupos reconocidos como minorías; en ellos se identifican a personas en situaciones vulnerables.

Con el estreno del live action del El Rey León, estas acusaciones salen a colación de nuevo, y a resaltar el fascismo, sexismo y apoyo a figuras políticas.

Incluso el especialista en cine, Dan Hassler-Forest, considera que el live action de El Rey León, es un reflejo de la obsesión histórica de Disney con las monarquías patriarcales.

¿Qué menciona el experto?

De acuerdo con él, en la película se presenta la idea del rey posado sobre la piedra, lo cual indica superioridad; mientras los de abajo son vistos como minoría.

El gran patriarca Mufasa le explica pacientemente a su heredero por qué el orden natural hace que sea normal que los reyes devoren a los campesinos, la perspectiva de los leones se siente mucho más inquietante«, señala Hassler-Forest en su crítica.

Hassler-Forest menciona que Disney continua presentándole a sus espectadores de menor edad la idea de que existe un grupo destinado a ser monarca, en especial aquel de raza blanca.

La película de 1994 y la actual, es sumamente racista. Los leones malos como Scar, tienen un tono de piel más oscuro; clasista porque segrega a quienes no comulgan con la forma de pensar de Mufasa, e incluso sexista puesto que las hembras son seres inactivos que dependen de los machos para su bienestar”, indicó.

Además dijo que su crítica elaborada en los 90’s sobre esta versión animada no cambia mucho al ver esta nueva versión; y mencionó que encontró los mismos defectos, cuando era una oportunidad para replantear discursos más inclusivos.

¿Qué cambió en el live action?

Por otro lado, hay especialistas que sostienen que la película del 2019 sí cuenta con discursos más inclusivos, personajes con mayor empoderamiento, además de integrarse talento diverso para dar vida a los personajes.

Iniciando por Beyonce, quien presta su voz para Nala; seguido por Donald Glover quien dio voz a Simba. También se encuentra John Kani, Seth Rogen, Eric André y más.

Disney se ha encargado precisamente de hacer su mundo más inclusivo y diverso, desde el talento que participa para dar voz a los personajes hasta la elección de éstos para sus nuevas animaciones.

En el live action se decidió modificar la esencia y personalidad de las hienas de 1994, las cuales fueron criticadas por representar a personas vulnerables de los barrios de Estados Unidos, como afroamericanos, discapacitados y gente sin recursos.  

El estreno intentó transmitir la verdadera esencia de los animales y su posición dentro del reino animal. También hizo más realista la imagen de los leones, diseñando un físico más realista que el que podemos ver en Mufasa de la versión animada de 1994.

Este esfuerzo de cambio, ha llevado a Disney a confesar las ofensas pasadas sobre el racismo en la película, pero también acciones que demuestran que están trabajando por convertir sus cintas y live action en un contenido responsable para adultos y menores.

El director, Jon Favreau, mencionó que las hienas fueron de los personajes que tuvieron modificaciones durante este live action. Se les dio más fortaleza, más realismo y poder, tal y como son en la naturaleza.

Hay un equilibrio de poderío notablemente distinto en los personajes a comparación. Estas hienas son más salvajes y guerreras. Scar es aún más malvado y no representa ningún tono de piel.

Favreau se encargó de que en el live action no existiera ningún signo de estereotipos persistentes, y resaltó que Disney seguirá en la lucha por mantener una mejor reputación, y a su universo fuera de conductas irresponsables.

¿Crees que lo logrará? ¡Comparte tu opinión sobre qué te pareció la película!

Acerca del autor

Kenya Giovanini

Comunicóloga en formación por la UTEL. Melómana, cinéfila y amante de la cultura pop. Ha desarrollado contenido para Revista Kuadro y actualmente trabaja como Asistente Editorial en Expokews, donde se encarga de curar el contenido más relevante sobre responsabilidad social, diseñar la síntesis diaria y crear contenido entretenido acerca de estos temas.