Sabes que comunicar la responsabilidad social es importante, pero ¿no sabes por dónde empezar? Resolvemos tus dudas.

Comunicar la responsabilidad social (RSE) o corporativa (RSC) puede ser un desafío. Cualquier estrategia de comunicación de RSE debe enfatizar y documentar adecuadamente el compromiso a largo plazo de la empresa. La comunicación corporativa es una herramienta poderosa y, si no se usa de la manera adecuada, puede ser contraproducente y perjudicar la reputación del negocio.

¿Qué significa comunicar la responsabilidad social?

La RSE es una iniciativa de un corporativo para evaluar y asumir la responsabilidad de los efectos de la compañía en el bienestar ambiental y social. Las empresas que implementan prácticas comerciales socialmente responsables pueden disfrutar de muchos beneficios operativos.

Las prácticas de RSE conducen a  una mayor retención, menor sobrecarga y menor riesgo de dañar la reputación corporativa. Es más probable que los consumidores gasten su dinero en marcas que demuestren esfuerzos enfocados en cuestiones ambientales o sociales. Sin embargo, no es suficiente comunicar la responsabilidad social, sino hacerlo de una forma eficaz.

Sin una estrategia clara de cómo comunicar la responsabilidad social, nadie sabe realmente cómo lograrlo.

La manera de comunicar la responsabilidad social es lo que hace que una empresa sea socialmente responsable. Uno de los aspectos clave de la buena práctica de responsabilidad corporativa es la comunicación transparente. La presentación de informes, por ejemplo, es una prueba del compromiso de una compañía con el desarrollo social sostenible.

Si está bien contextualizado y es auténtico, el programa socialmente responsable de un corporativo puede iniciar un diálogo más amplio y unir a muchas instituciones, empresas e individuos en el mismo tema, multiplicando así el impacto. Los cuatro elementos esenciales para comunicar la responsabilidad social corporativa son:

¿Qué significa comunicar la responsabilidad social

  1. Demostrar la alineación con tu estrategia y visión (asegúrate de que los mensajes sean consistentes).
  2. Usar datos para demostrar lo que has logrado.
  3. Explicar cómo las acciones corporativas agregan valor a la compañía.
  4. Hacerlo interesante con elementos visuales innovadores que muestren los resultados.

Descubrir lo que es importante para tus clientes

A los consumidores les interesan más que nunca los problemas sociales globales y tienen grandes expectativas respecto a las acciones que las compañías emprenden para abordar estas cuestiones, tanto al interior como el exterior de su negocio. Comunicar la responsabilidad social corporativa ya no es solo una opción si una empresa desea que los consumidores –sobre todo con la generación millennial– la perciban con buenos ojos: es una necesidad. A medida que la RSE continúa evolucionando, las empresas deben explorar nuevas formas de realizar y comunicar sus iniciativas de responsabilidad social a los consumidores.

Actualmente, los compradores hacen su investigación. A veces, comunicar la responsabilidad social es simplemente reconocer lo que los clientes quieren y poner sus creencias y valores en las prácticas diarias de tu corporativo.

Empieza por analizar las tendencias del consumidor. Es importante realizar un seguimiento de preguntas, quejas y sugerencias comunes. Esto puede ayudarte a averiguar cuáles son las prácticas comerciales que más valoran o puede indicar cómo creen que tu empresa debería contribuir a la comunidad.

Si monitoreas las redes sociales, también puedes estudiar qué problemas discute tu público objetivo en las plataformas y qué contenido comparte. Esta es una de las maneras más fáciles de averiguar qué cuestiones son de interés para tu audiencia.

Estadísticas sobre compromiso con la RSC

Según el “2015 Global CSR Study” de Cone Communications/Ebiquity, los consumidores globales quieren que las compañías actúen de manera responsable para abordar los problemas sociales y ambientales relevantes.

  • 9 de cada 10 consumidores esperan que los corporativos aspiren a hacer algo más que solo obtener un beneficio.
  • El 84% de los consumidores globales busca activamente productos responsables.

Echa un ojo a estas estadísticas sobre las maneras en las que se comprometen los consumidores estadounidenses con la responsabilidad social:

  • El 85% dejaría de comprar los productos de una compañía si supiera que sus prácticas comerciales son irresponsables o engañosas.
  • El 60% consideraría los esfuerzos de RSC de una empresa antes de elegir en qué acciones o fondos mutuos invertir.
  • El 72% correría la voz sobre los esfuerzos de RSC de una compañía a sus amigos y familiares.

Así es como los millennials se involucran con la RSEm algo que las empresas deben tomar en cuenta al comunicar la responsabilidad social:

  • Alrededor del 66% de los millennials usan las redes sociales para implicarse en la RSC.
  • Un tercio de los millennials usan las redes sociales para aprender más sobre marcas y problemáticas.
  • El 26% utiliza las redes sociales para compartir información negativa sobre empresas y problemas.
  • El 70% elegiría donar a una beneficencia basándose en sus pasiones personales.
  • El 74% se ofrecería como voluntario para una causa respaldada por una compañía de confianza.

Beneficios de comunicar la responsabilidad social

Para comunicar la responsabilidad social de la manera correcta es importante conocer los beneficios de la RSC. Un estudio realizado por la Society for Human Resource Management encontró que las empresas con programas destacados de RSC tienen:

  • Mayor lealtad de empleados 38%.
  • Una imagen pública más fuerte y una eficiencia mejorada en los procesos de negocio 43%.
  • Moral más positiva en la compañía 55%.

Infografia Una nueva era de responsabilidad social

Ahora que ya no te quedan dudas sobre cómo y por qué comunicar la responsabilidad social, queda empezar a hacer la investigación y desarrollar una buena estrategia para conseguir los resultados deseados.

 

Acerca del autor

Daniela Lazovska