Ambiental Debes leer... RSE

Plástico reciclado «pirata» está engañando a las grandes marcas

botella.Plástico barato virgen se está vendiendo como reciclado

Las marcas con compromisos de sostenibilidad deben asegurarse de que están comprando material genuinamente reciclado. Pero… ¿cómo?

El alto precio del plástico reciclado ha tentado a los fabricantes a introducir en su mezcla, plástico virgen barato y venderlo como material 100% reciclado.

Esta es una dinámica de mercado que se desarrolla en China, según fuentes de la industria del reciclaje. El colapso inducido por el coronavirus en el precio del petróleo (la materia prima para fabricar plástico), ha llevado el precio del plástico virgen a un nivel récord a la baja.

El precio del tereftalato de polietileno virgen (PET) —el tipo de plástico más usado para fabricar botellas de bebidas—, ha caído a US $ 500-600 por tonelada, mientras que el precio de las escamas de PET reciclado es ahora de US $ 1,000 por tonelada.

Botellas. Plástico barato virgen se está vendiendo como reciclado

El Dr. Steve Wong, director ejecutivo de Fukutomi Recycling y presidente de la Asociación China de Chatarra de Plásticos, dijo:

No es difícil imaginar que algunos recicladores mezclan materiales de primera calidad y afirman que es contenido reciclado post-consumo.

«Una de las formas en que una mezcla de plástico virgen + usado se ha comercializado falsamente como contenido 100% posterior al consumidor es en bolsas reutilizables ‘ecológicas’ hechas en China y vendidas en todo el mundo», señaló a Eco-Business, una fuente de la industria del reciclaje.

Las bolsas reutilizables generalmente están hechas de una mezcla de PET y polipropileno (PP). Pero a medida que el precio del PP, el plástico utilizado para hacer máscaras faciales y otros equipos de protección personal, se ha disparado en los últimos meses en medio de la pandemia por COVID-19, las fábricas en China han cambiado a PET más barato para fabricar las bolsas, mezclando material virgen y reciclado.

Las consecuencias del plástico reciclado «pirata»

Es casi imposible que los consumidores sepan la diferencia entre el PET virgen y el reciclado, y también es difícil distinguir entre los tipos de plástico sin pruebas de laboratorio para las compañías que compran polímeros.

Las firmas de bienes de consumo como Mars, Nestlé, Unilever y Coca-Cola han hecho grandes compromisos para aumentar el volumen de plástico reciclado que usan, sin embargo, Alvaro Aguilar, un profesional de reciclaje que consulta con el reciclador de PET con sede en Indonesia Polindo Utama, afirmó:

Estas compañías deben tener cuidado de que lo que están comprando sea genuinamente contenido post-consumo.

Logo. Plástico barato virgen se está vendiendo como reciclado

La presión sobre las empresas para cumplir con los compromisos de sostenibilidad (Unilever, por ejemplo, tiene como objetivo utilizar el 25% de contenido reciclado en sus envases para 2025, pero actualmente usa menos del 1%) ha creado una gran demanda de plástico reciclado, elevando los precios. Sin embargo, Aguilar señaló que las herramientas para probar la fuente y el tipo de material son insuficientes:

Los propietarios de marcas, a los que se culpa habitualmente por la contaminación de los océanos, están ansiosos por plástico reciclado para cumplir con los compromisos de sostenibilidad y creerán cualquier cosa. Y los proveedores siempre dirán que pueden proporcionar contenido reciclado, ya que no quieren perder contratos.

Los fabricantes a menudo brindan una garantía para el plástico reciclado que suministran, pero sin la verificación de terceros para demostrarlo.

Certificaciones, una solución

Martyn Tickner, ex director ejecutivo del gigante de plásticos HMC Polymers, quien recientemente se unió a Alliance to End Plastic Waste, una organización sin fines de lucro, respaldada por la industria creada para combatir la contaminación plástica, comentó:

La tentación de usar plástico virgen y reclamarlo como reciclado es la razón del impulso para la certificación independiente del contenido reciclado.

El impulso para la certificación aún es nuevo, al igual que la conciencia pública sobre la contaminación plástica que ha llevado a las empresas de bienes de consumo a usar más plástico reciclado.

Hasta hace poco, a la gente no le habían importado las consecuencias ambientales del consumo de plástico.

Entre las pocas organizaciones que ofrecen certificación integral de plástico reciclado se encuentra OceanCycle, una empresa social con sede en Washington DC que se lanzó el año pasado. Esta proporciona la trazabilidad documentada de la cadena de custodia, desde donde el plástico es recogido por los recicladores informales en las zonas costeras, hasta el punto de entrega.

El cofundador y presidente de OceanCycle, Ryan Schoenike expresó:

La trazabilidad impulsa la demanda de plástico reciclado. Los propietarios de marcas desconfían cada vez más de lo que están comprando. OceanCycle actualmente certifica 1,000 toneladas de plástico reciclado, el equivalente a 40 millones de botellas de bebidas al mes, pero apunta a certificar 10 veces ese volumen a medida que el mercado se recupera después de COVID-19.

OceanCycle certifica el plástico reciclado procesado por Bantam Materials, un reciclador con sede en el Reino Unido que suministra a minoristas europeos, incluidos Sainsbury’s y Lidl. El socio gerente de Bantam, Vytas Gruodis, señaló:

El sector del reciclaje está experimentando «dolores de crecimiento» que se derivan de la falta de definiciones claras y consistentes de los tipos de plástico.

Un área problemática es la definición de plástico oceánico, y las afirmaciones engañosas no se limitan a las fábricas en China. Los propietarios de marcas multinacionales, incluidas una marca de ropa deportiva y una marca de limpieza del hogar, afirman falsamente que usan plástico recuperado del océano en sus productos, según fuentes de la industria.

El plástico oceánico que puede reciclarse se recolecta antes de que haya ingresado al mar, y se conoce con mayor precisión como plástico unido al océano.

Josse Kunst, un experto en materiales con sede en Holanda que es cofundador de CL2B, una firma que asesora al sector manufacturero de Vietnam en la economía circular, dijo que el sector del reciclaje está listo para la introducción de pasaportes de materiales para lograr una mejor trazabilidad en las cadenas de suministro.

Los pasaportes materiales documentan el contenido y la fuente de un producto, lo que ayuda a determinar cómo se puede reciclar y reutilizar. Kunst sugirió que la tecnología blockchain podría apoyar la introducción de pasaportes de materiales y ayudar a construir una economía circular para los plásticos, pero advirtió que habría resistencia a la innovación tecnológica.

En el negocio del reciclaje, hay personas que se han beneficiado de la falta de transparencia durante mucho tiempo.

«Tal innovación requerirá una inversión en un sector que ha quedado paralizado por la pandemia de COVID-19», señaló Kunst. Las inversiones respaldadas por marcas multinacionales como la financiación de recicladores de Circulate Capital en Indonesia e India y la inversión de Mirova en el sur de Asia, necesitarán factorizar la trazabilidad para permitir que la economía circular encuentre su base.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]