RSE

P&G cede a presiones de Greenpeace

Greenpeace Cincinatti

Luego de la reciente ola de nuevos compromisos por parte de algunas de las grandes empresas de consumo y una serie de presiones por parte de Greenpeace, incluyendo la protesta de alto perfil en la sede de la compañía en Cincinnati el mes pasado, Procter and Gamble (P&G) ha anunciado una nueva política de “no tala de árboles”, comprometiéndose a eliminar la destrucción de los bosques relacionada con el aceite de palma de sus productos y ofrecer transparencia en el uso de este material y sus derivados

Por su parte Greenpeace considera que esta decisión un gran paso adelante en la protección de las selvas tropicales de Indonesia y las comunidades que dependen de ellos, pero también ha advertido que aún hay mucho por hacer.

Joao Talocchi, activista de la organización, ha declarado que Greenpeace aplaude a P&G su compromiso de abastecerse con aceite de palma de fuentes sostenibles. “Lo importante ahora es que P&G impulse a sus proveedores a implementar prácticas más amigables lo más rápido posible a fin de hacer una diferencia real para los bosques tropicales de Indonesia. Las vidas de las personas y algunas especies animales dependen de ello”, señaló.

Un estudio de publicado en febrero de 20014 por Greenpeace destacó violaciones graves cometidas por algunos conocidos proveedores de la compañía, por lo que la protesta pública y los mensajes de correo electrónico a su CEO para exigir medidas contra la destrucción del medio ambiente no se hicieron esperar.

En respuesta, P&G se ha comprometido a tomar las medidas necesarias para erradicar la deforestación causada por sus cadenas de suministro de aceite de palma para 2020. La política va más allá de los actuales criterios de la Mesa redonda sobre Aceite de Palma Sostenible (RSPO por sus siglas en inglés) y exige a los proveedores garantías sobre el respeto a los derechos de las comunidades locales, y la protección a la conservación del hábitat en el que operan.

Talocchi señaló también que de aplicarlo adecuadamente, el anuncio de P&G se convertirá pronto en un requisito de no deforestación para los principales consumidora de aceite de palma en el mundo, como Unilever, Ferrero, Kellogg y L’oreal entre otros, quienes se han comprometido firmemente en los últimos meses, mientras que Nestlé ha hecho frente ha este problema a lo largo de varios años.

La ola de consciencia sobre la importancia de utilizar aceite de palma de fuentes sostenibles ha provocado que cada vez más empresas tomen medidas y más productores implementen prácticas responsables que generen un impacto importante sobre Indonesia.

Fuente: Sustainable Brands

Acerca del autor

Corinna Acosta

Comunicóloga, Mercadóloga y Especialista en Marcas Humanas. Colabora en este espacio desde 2012.

Generadora de estrategias y contenidos digitales. Defensora de la comunicación corporativa con enfoque humano. @coryacr en Twitter.

Dejar un comentario

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]