Conoce una marca que no solo ofrece calzado ético, también eco friendly. Vas a querer tener un par.

Nuestros intereses han cambiado. Ahora procuramos adquirir productos o servicios provenientes de empresas socialmente responsables, y este tipo de marcas no siempre son globales…

Como ejemplo de ello, tenemos una empresa emergente que produce calzado ético y que le esta dando una enorme lección a las grandes compañías que siguen produciendo en masa y no cuentan con sistema sostenible de producción.

Así se hace un calzado ético

Martin Evensen y su familia, han ejercido el oficio de zapateros desde tiempos remotos, así que no es raro que Evensen haya decidido crear una marca a partir de este conocimiento. Sin embargo, eligió crearla a partir de un enfoque distinto y más sostenible.

Su idea es elaborar un calzado ético de buena calidad y diseñado para un consumidor contemporáneo que se preocupa por el medio ambiente y su impacto.

calzado ético

Y como resultado a todo esto nació la marca New Movements, una empresa formada por Evensen, Nils Wiiburg (desarrollador de negocios), Laney Haviland (creador de contenido) y Alexander Windquist (diseñador gráfico).

Para impulsarla, el equipo de New Movement lanzó una campaña de recaudación que obtuvo cerca de $ 65,000 e incluso superó la meta de recaudación de fondos en un 334%.

Además, esta dinámica de recaudación ayudó a formar una comunidad de consumidores que se preocupa por el impacto ético de lo que usa y de lo que consume.

¿Qué materiales tendrá?

Este calzado ético está hecho con materiales destinados a diferenciarlo de las zapatillas fabricadas en serie.

Para el cuerpo del zapato, New Movements utiliza cuero curtido con aceite vegetal natural, en lugar de cromo. El cromo es un químico tóxico que se usa más comúnmente en el bronceado y se descarga en vías fluviales donde crea peligros ambientales.

calzado ético

Mientras que el cuero aún requiere elementos de origen animal, un puñado de nuevas empresas como Modern Meadow y Bolt Threads están experimentando con alternativas cultivadas en el laboratorio.

Este proceso no solo cuida el ambiente, también puede ayudar a reducir costos en toda la cadena de valor y hacer de los productos sintéticos de cuero algo sostenible en muchos aspectos.

Martin Evensen dice que el equipo de New Movements, esta consciente del impacto en el uso de cuero pero espera que la alta calidad y las alternativas, como el curtido con residuos de verduras, reduzca la necesidad de que las personas reemplacen los zapatos con tanta frecuencia o recurran a la moda rápida insostenible.

Para el resto de los zapatos, New Movements utiliza solo materiales reciclados. En las suelas tiene una combinación de llantas de automóvil reutilizadas y suelas de otros zapatos, y los cordones se fabrican a partir de hilos fabricados de botellas de plástico recicladas.

Comercio justo

Antes de lanzar la marca, Evensen viajó a las instalaciones de fabricación en todo el mundo para evaluar dónde se trata a los trabajadores con mayor ética y observó grandes desigualdades en las condiciones de los trabajadores de un continente a otro.

En Asia y América del Sur, los trabajadores a menudo son sub-compensados y obligados a trabajar en condiciones difíciles. En otras partes del mundo, la situación no cambia mucho y la moda rápida sigue dañando a las comunidades y al medio al ambiente.

Evensen decidió trabajar con fabricantes en Portugal, donde la industria del cuero y del calzado representa alrededor del 4% de la economía.

En Portugal las fábricas suelen ser de pequeña escala, lo que significa que es más fácil controlar las condiciones y compensar a los trabajadores de manera justa.

La fábrica New Movements utiliza pegamento sin productos químicos para ensamblarlos, en lugar del material convencional que libera toxinas dañinas en el entorno laboral.

De hecho, dentro del documental “The True Cost”, producido por Andrew Morgan, puedes ver precisamente todo este impacto y conocer parte del porque Evensen decidió crear una marca a partir de todos estos elementos sostenibles.

En este momento, New Movements está en el proceso de obtener pedidos y trabajar con un centro de distribución en Europa antes de que salgan los primeros envíos de zapatos en febrero.

Los zapatos tendrán un precio de $120 (2,324.57 pesos aprox.) por par pero Evensen dice que el precio es más bajo que otros zapatos de lujo bien pero con la diferencia de que este calzado ético es transparente con sus consumidores.

«El costo de los buenos efectos éticos, y el uso de materiales reciclados y naturales, elevan el precio», dice Evensen.

Sin embargo, asegura que las partes interesadas no solo van a invertir en un calzado sostenible, también aseguran un producto duradero y de calidad.

Alianzas para crecer

La compañía se asoció con la compañía noruega Empower que se encarga de utilizar una cadena de bloques para rastrear y recompensar a las personas que se han comprometido con la limpieza y recuperación de residuos plásticos.

De acuerdo con Empower cada par de zapatos vendidos generará 2 kilogramos de desechos oceánicos (o el equivalente a 80 botellas) siendo retirados del océano.

El equipo de New Movement señala que son conscientes del problema del plástico por lo que la alianza con Empower es más que necesaria.

“Para cada par de zapatos que pre-ordenamos, limpiamos 1 kilogramo de plástico marino en todo el mundo. Juntos ayudamos a las comunidades locales, proporcionando empleos para las personas necesitadas y salvando el medio ambiente”, señalan.

Así que esta alianza planea recuperar todo este material e integrarlo a un nuevo ciclo que permita elaborar más productos que puedan ser utilizados en el calzado de New Movements.

La marca se puede posicionar como un ejemplo de cómo hacer calzado ético y sostenible. Su modelo de negocio puede inspirar a las grandes compañías y a otras emergentes a impulsar su negocio sin la necesidad de recurrir a la explotación social o ambiental.

Acerca del autor

Kenya Giovanini

Comunicóloga en formación por la UTEL. Melómana, cinéfila y amante de la cultura pop. Ha desarrollado contenido para Revista Kuadro y actualmente trabaja como Asistente Editorial en Expokews, donde se encarga de curar el contenido más relevante sobre responsabilidad social, diseñar la síntesis diaria y crear contenido entretenido acerca de estos temas.