Grupos Vulnerables RSE

Niños modelos en China causan polémica

Tienen cuatro años y ya están en los desfiles de moda en Pekín, ¡te contamos!

Con apenas cuatro años ya son estrellas de los desfiles de moda: Yuki y Yumi están causando polémica en Pekín. Físicamente son impecables; tienen el cabello siempre arreglado, ropa pulcra y poses despampanantes.

A pesar de su corta edad no son principiantes, desde hace dos años toman clases para aprender a desfilar. Siempre están en ensayos y trabajan hasta 12 horas para presentarse un minuto en el escenario.

Se trata de una jornada intensa que habla de la explotación laboral en menores de edad. Un hecho ilegal que envuelve al mercado de la moda en ese país.

Tan solo en 2018 el mercado del modelaje representó mundialmente más de 40 mil 500 millones de dólares, según Euromonitor.

En China, por ejemplo, el sector del modelaje infantil ha crecido rápidamente e incluso hay nuevas competencias y hasta escuelas especializadas.

Entre las especializaciones se encuentra el Show Stars, un curso que puede costar hasta 115 dólares la hora, y que desde que abrió en Pekín el número de alumnos se duplicó, según su propietario, el ex agente de modelos Lee Kun.

Explotación de niños

Un video se hizo viral y causó gran indignación al mostrar a una mujer dando una patada a su hija (Niu Niu) de tres años en un desfile de moda infantil, organizado en Hangzhou.

Como consecuencia, la municipalidad de Hangzhou limitó el número de horas de trabajo para los niños y prohibió a los menores de 10 años publicitar una marca.

A los niños se les paga para que porten ropa de marca, pero en su mayoría se dedican a las competencias.

Algunos son capaces de posar un centenar de prendas diferentes en 12 horas por cuenta de grandes marcas, y recibir un pago que puede alcanzar los mil 450 dólares.

Sin embargo, es ilegal para las empresas reclutar a menores de 16 años, por ende la mayoría de los jóvenes modelos son pagados en secreto.

El fenómeno de los influencers, —recibir dinero de las marcas a cambio de promocionar sus productos en redes sociales— también induce a los padres a presionar a sus hijos para que sean modelos.

«Los menores de seis años están en pleno crecimiento mental, necesitan explorar el mundo, tener cierta libertad», declaró Gong Xueping, psicólogo de niños.

«Los niños modelos deben mostrar muchas expresiones diferentes que quizás son contrarias a lo que sienten en momento. Eso puede limitar su desarrollo emocional y psicológico».

Xiao y su esposa Bai Yu conocen los riesgos, pero esperan que con el modelaje sus gemelos ganen confianza en ellos mismos: «Si quieren ser modelos, los apoyaremos al 100%», aseguró.

Desfile de moda infantil

Grupos de interés y académicos han pedido a las autoridades abrir una investigación sobre el abuso laboral infantil, y la regulación de las condiciones en las que trabajan los modelos infantiles.

El abogado experto en temas de protección de menores Fang Zhiqing aseguró al estatal Diario del Pueblo que la ley contra la violencia familiar en China debe sancionar a quienes maltratan a sus hijos (como la mamá de Niu Niu), pero como se trata de una rama emergente, el modelaje de niños todavía se mantiene al margen de la normativa.

Es necesario adoptar regulaciones y leyes que abarquen un mayor espectro de protección de los niños, y que prevengan la explotación por parte de sus padres o las compañías.

La explotación infantil no es un caso aislado, en  Zhejiang, miles de niños van con sus padres a hacer casting para convertirse en modelos famosos.

Las 13 mil fábricas de textiles especializadas en ropa para niños y sus crecientes ventas online convirtieron a este poblado en un imán que atrae a padres ambiciosos de todas partes de China.

“Es una industria muy lucrativa pero competitiva. Recibimos docenas de solicitudes al día, pero pocos candidatos se destacan en el sector. Los padres gastan un dineral en entrenamientos e incluso enseñan a sus hijos los clásicos de la música para aumentar sus posibilidades”, aseguró una asistente de ventas de ropa infantil.

Los menores de edad, ganan aproximadamente entre 12 y 22 dólares por foto modelando una prenda, o hasta mil 500 dólares por modelar más de 100 en un día. Los niños más populares pueden generar hasta 150 mil dólares al año.

«Los ejercicios de habilidades básicas son tediosos y laboriosos”, aseguró Xi Shenghao, un modelo profesional que ahora enseña en una escuela de modelaje infantil en Zhili, y que está acostumbrado a que “frecuentemente los niños lloren mientras asisten a la capacitación”.

Debido al gran auge de las tiendas en línea y los ingresos percibidos por los modelos infantiles, la publicidad infantil incrementó.

Sin duda, se trata de una práctica irresponsable que se debe regular. Es necesario que el gobierno interponga medidas a favor de los menores para que sus padres no los exploten y sean ellos los beneficiados.

¿Tienes hijos? ¿Dejarías que modelaran y laboraran durante grandes jornadas? ¡Te leemos en los comentarios!

Acerca del autor

Janneth Del Real

Licenciada en Periodismo por la Escuela de Periodismo Carlos Septién. Ha trabajado en el periódico Mas por Más, revista SuperMujer, Pulso Pyme, Linio y en el Periódico AM de Querétaro. Actualmente desarrolla contenidos para Expoknews.

Mujer positiva que siempre busca el para qué de las cosas.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Caballocalco No. 42 Int 28, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact